Stonewall: Quién fue Craig Rodwell, dueño de librería Oscar Wilde

Él fue Craig Rodwell. / Foto: Twitter (@EqualityForum)

Craig Rodwell, dueño y fundador de la librería Oscar Wilde Memorial Bookshop, fue una de las figuras históricas de los disturbios de Stonewall.

Bajo el grito «gay power», Craig Rodwell, fundador de Oscar Wilde Memorial Bookshop (primera librería de Estados Unidos en contar con un catálogo exclusivamente de autoras y autores LGBT+), participó en la revuelta de Stonewall Inn. A su vez, fue una pieza clave para la reconstrucción histórica y periodística de lo que sucedió en la madrugada del 28 de junio de 1969.

Mientras Stormé DeLarverie, Marsha P. Johnson, Sylvia Rivera, Queen Allyson A. Allante, Tammy Novak, Zazu ‘Zasou’ Nova y Christina Hayworth acuerpaban a las y los presentes de dicho bar, el activista presenció la aproximación del Escuadrón de Moral Pública y la Tactical Police Force (TPF). Gracias a su rol como testigo, diarios de importante tiraje pudieron hacer crónicas de la redada y los actos que secundaron a los disturbios de este emblemático lugar de Nueva York. ESTAS FUERON ALGUNAS DE LAS FIGURAS HISTÓRICAS DE STONEWALL.

Aunque fuera de Estados Unidos —y, en realidad, de la zona neoyorquina— no se suele hablar mucho de él, Craig Rodwell es considerado uno de los pioneros y líderes del activismo gay. Se involucró románticamente con Harvey Milk, fundador de la Asociación Castro Village. Se conocieron en 1962 mientras ambos caminaban por la avenida Central Park West.

Es una de las figuras históricas que salieron del clóset hasta que se enamoraron por primera vez. La ruptura entre ambos activistas encontró como motivo diferencias políticas. No obstante, volvieron a coincidir. Cuando Milk se enteró de que Craig Rodwell abrió Oscar Wilde Memorial Bookshop le propuso lanzar un establecimiento similar en San Francisco. ENTÉRATE DE LOS DETALLES DE LO QUE SUCEDIÓ EN STONEWALL EL 28 DE JUNIO DE 1969.

Antes de ser dueño de Oscar Wilde Memorial Bookshop

Craig Rodwell nació el 31 de octubre de 1940 en Chicago, Illinois. A los pocos meses de nacido, su madre y padre se separaron. La situación familiar provocó que asistiera a internados cristianos desde muy pequeño. Al ser alumno de escuelas religiosas, su madre (Marion) recibía quejas sobre el comportamiento de su hijo. Le decían que era un niño rebelde.

El décimo cumpleaños de Craig Rodwell coincidió con la creación de The Mattachine Foundation —posteriormente conocida como The Mattachine Society—, segunda organización estadounidense dedicada a la lucha por los derechos LGBT+.

Durante su pubertad, Craig tuvo conocimiento del liderazgo de Harry Hay (también fundador de Radical Faeries). Sin embargo, por el entorno en el que estaba inscrito esperó unos cuantos años para colaborar como un joven abiertamente gay. CONOCE MÁS ACERCA DE THE MATTACHINE SOCIETY.

Amistades políticas

En 1959 dejó los internados cristianos y se mudó a Nueva York. Además de los obstáculos para hablar sobre su orientación sexual, Craig Rodwell no pudo unirse a las actividades de The Mattachine Society en cuanto llegó a la ciudad. Como requisito, las y los participantes debían tener los 21 años cumplidos.

En ese intervalo, aprovechó para conseguir trabajos temporales que le permitieran sustentar su independencia. En paralelo, empezó a ser un dolor de cabeza para los departamentos de seguridad de Manhattan. Para 1964, ya con experiencia y aprendizajes de la calle, Craig Rodwell se sumó como voluntario de The Mattachine Society.

En ese entonces, uno de sus mejores amigos fue Randy Wicker, quien, a sus 84 años, es uno de los activistas más destacados de la clonación.

Ambos encabezaron un movimiento dirigido a denunciar los actos de homofobia en contra de los hombres gay en la milicia. Para hacer públicas sus demandas organizaron una manifestación en Washington D. C. el 4 de julio de 1965. En compañía de activistas de Nueva York y Philadelphia mostraron pancartas con la consigna:

«Igualdad de trato ante la Ley y Declaración de Derechos Homosexuales».

De este tipo de encuentros surgió una gran amistad con Barbara Gittings (integrante de Daughters of Bilitis, bar alternativo al que podían ir las mujeres lesbianas) y Kay Tobin Lahusen (primera fotoperiodista abiertamente LGBT+).

La importancia de la primera librería dedicada a autores gay y autoras lesbianas

Con dichas intervenciones como antecedente, en noviembre de 1967 Craig Rodwell dio apertura a Oscar Wilde Memorial Bookshop. Originalmente, se ubicaba en el 291 Mercer Street. En 1973 se movió a la esquina entre Christopher Street and Gay Street (Greenwitch Village).

La apertura de la primera librería de autores y autoras LGBT+ fue una de las muchas ramificaciones que encontró la organización que lideraba: Homophile Youth Movement. Anexo a ser un espacio para dar difusión a las actividades de los colectivos sexodiversos, fue un punto de reunión para las juventudes interesadas en levantar un proyecto político desde el ámbito literario. Por ello, durante todos estos años ha sido una de las figuras más reconocidas por Lambda Literary Foundation.

Al enfocar su esfuerzo y energía en Oscar Wilde Memorial Bookshop, Craig Rodwell decidió dar el paso con su novio, Fred Sargeant (cofundador de la primera Marcha del Orgullo en 1970). Se mudaron a un departamento en Bleecker Street.

Craig, Fred, Linda Rhodes y Ellen Broidy en la primera marcha conmemorativa de los disturbios de Stonewall. / Foto: Twitter (@womensart1)

¿Por qué fue un punto de reunión?

Antes de Oscar Wilde Memorial Bookshop, la única opción similar era la Society for Individual Rights. Ofrecía ciertas actividades recreativas a las y los habitantes de San Francisco. Según se ha documentado, la idea de Craig de contar con un espacio propio era también brindar apoyo psicológico a quienes lo necesitaran. Asimismo, quería incluir literatura científica en la que se asegurara que la homosexualidad no era una patología.

Tras investigar sobre librerías alternativas que emergieron en la década de los 60, Craig Rodwell inauguró Oscar Wilde Memorial Bookshop. Su madre estuvo presente en el evento. Fue ella quien le ayudó a acomodar los estantes.

Desde entonces, se convirtió en uno de los spots imprescindibles para la comunidad LGBT+ de Nueva York, Estados Unidos y el resto del mundo. Ese fue su legado hasta el día de su cierre, el 29 de marzo de 2009. Fue uno de los negocios que afectó la Gran Recesión.

Así lucía la librería. / Foto: NYC LGBT Historic Sites Project

¿Ya conocías a Craig Rodwell, activista presente en Stonewall y fundador de Oscar Wilde Memorial Bookshop, primera librería de Estados Unidos en contar con un catálogo exclusivamente de autoras y autores LGBT+?

Con información de The New York Times, The Atlantic y NYC LGBT Historic Sites Project