Antes de Stonewall, existió The Mattachine Society

La icónica foto que muestra el momento histórico en que miembros de The Mattachine Society entraron a un bar a ordenar bebidas.

En 1966, 3 miembros de The Mattachine Society hicieron historia al exigir un trago en un bar, después de informar que eran homosexuales.

Muchos creen que la lucha por los derechos LGBT+ inició con los disturbios de Stonewall, pero eso no es verdad porque desde años antes ya existía The Mattachine Society.

Esta última fue una de las primeras asociaciones de homosexuales en Estados Unidos. En 1966, 3 de sus miembros realizaron un acto histórico para la comunidad LGBT+.

Exigieron un trago en un bar, luego de informar abiertamente que eran homosexuales. Esto en una época en la que la mayoría de los establecimientos se negaban a darles el servicio a personas gays.

Una sociedad que luchó

The Mattachine Society fue una de las primeras asociaciones LGBT+ de Estados Unidos y su fundación data desde el año 1950.

Sin embargo, su verdadera aportación llegó en 1966, tres años antes de los disturbios de Stonewall, cuando sus miembros organizaron lo que se conoce en la historia como ‘The Sip-in’ (traducido al español, hace referencia al hecho de tomar un trago dentro de un establecimiento).

Inspirado por los movimientos por la equidad racial en Greensboro, el entonces presidente de la asociación, Dick Leitsch, ideó un plan junto con el vicepresidente Craig Rodwell y el activista John Timmons para darle visibilidad al movimiento por los derechos LGBT+.

La idea era simple. Dado que la mayoría de los bares de Nueva York negaban activamente el servicio a personas homosexuales, ellos pensaron que sería buena idea identificarse como gays antes de ordenar una bebida.

Esto con la intención de crear un precedente de exclusión y obligar a los bares a atenderlos, pues en realidad no había ninguna ley que activamente prohibiera la entrada de personas gays a bares y restaurantes.

Dick Leitsch en 1966 / Foto: Getty Images

Los primeros intentos

Por eso la noche del 21 de abril, se dirigieron a St. Mark’s Place en East Village, Manhattan. Este lugar era conocido por su homofobia, pues en la entrada se podía leer un pequeño letrero que sentenciaba: «Si eres gay, por favor vete». 

Por desgracia, un reportero de The New York Times llegó al lugar antes que ellos y cuando preguntó al gerente del lugar si sabía algo de la protesta, este decidió cerrar por el día.

Así que redirigieron sus esfuerzos al bar Waikiki, en donde sí les sirvieron y fueron ignoradas las declaraciones sobre su  orientación sexual. De acuerdo con The New York Times, el bartender fue entrevistado poco después y explicó:

«¿Cómo voy a saber si son homosexuales? No están haciendo nada homosexual».

El hecho histórico

Tras dos intentos frustrados, finalmente acudieron al bar Julius en Greenwich Village. El colectivo fue acompañado por otro miembro de la asociación, Randy Wicker, y un fotógrafo del New York Times, Fred W. McDarrah. Al llegar, los miembros de The Mattachine Society se dirigieron a la barra y declararon:

«Somos homosexuales. Somos alborotadores. Tenemos la intención de mantenernos alborotados y estamos solicitando que nos den servicio».

De acuerdo con los testimonios de los presentes, inicialmente el bartender comenzó a prepararles sus bebidas, pero luego puso su mano sobre el vaso que ya había servido, tras escuchar el mensaje completo de quienes protestaban. 

Este momento que fue captado en una fotografía que sería incluida en un artículo del periódico para el que trabajaba McDarrah, con el titular “3 desviados exponen exclusión en bares”.

Con este hecho como precedente, The Mattachine Society inició una lucha en la corte para que los bares pudieran admitir a personas homosexuales sin discriminarlas. Y aunque en realidad la sentencia no resultó en su favor, sí atrajo mucha atención de los medios. Hasta ahora es considerado como el primer acto de desobediencia civil LGBT+ en la historia de los Estados Unidos. 

Actualmente el bar Julius está registrado como un sitio histórico ante el Servicio de Parques Nacionales e incluso fue usado como locación de cinta como The Boys in the Band y The Normal Heart.

Los cuatro participantes de ‘The Sip-In’, en 2016: Dick Leitsch, Craig Rodwell, John Timmons y Randy Wicker / Foto: Teen Vogue

The Mattachine Society y su ‘Sip-in’ son parte de la historia LGBT+ y uno de los primeros intentos por luchar por nuestros derechos. ¿Te hubieras atrevido a hacer algo así en aquellos años?

Con información de The New York Times y NPR

error: Alert: Ya te vimos pillín, mejor comparte.