Pinturas que no sabías que son sobre romances LGBT+

Te contamos la historia LGBT+ detrás de algunas obras. / Imagen: Benjamin West

Te contamos la historia detrás de 9 pinturas que relatan romances LGBT+.

Al igual que esculturas, novelas y poemas, las pinturas han sido una vía por la que las Bellas Artes han documentado romances LGBT+ a lo largo de la historia. En algunos casos, las y los artistas hicieron referencias autobiográficas y en otros dieron continuidad a mitos y legados de figuras más que relevantes para el desarrollo de la humanidad.

“La muerte de Jacinto” (Benjamin West, 1771; Jean Broc, 1814)

Jacinto (Hiacinto), príncipe de Esparta, fue efebo y gran amor de Apolo. El dios del arco y las artes lo conoció cuando daba sus paseos por el bosque. Se volvieron íntimos. ELLOS FUERON LOS EFEBOS MÁS FAMOSOS.

En un intento por sorprender al arquero, Jacinto se esforzó por atrapar un disco de bronce, pero se lesionó. Al ver la herida, Apolo corrió a auxiliarlo. Aunque hizo todo lo posible, el joven se desangró.

“La muerte de Jacinto” (Pedro Pablo Rubens, 1636 – 1637, óleo) / Imagen: Museo del Prado

Cuando murió, Apolo le prometió tenerlo en su memoria y corazón. Este episodio de la mitología griega inspiró a pintores como Pedro Pablo Rubens (Alemania, 1577-1640), Giovanni Battista Tiepolo (Italia, 1696-1770), Benjamin West (Estados Unidos, 1738-1820) y Jean Broc (Francia, 1771, 1850).

“La muerte de Jacinto” (Giovanni Battista Tiepolo, 1752-1753, óleo sobre lienzo) / Imagen: Museo Museo Nacional Thyssen-Bornemisza, Madrid

“La muerte de Jacinto” / Obra: Benjamin West (1771)

En el caso de este segundo artista, su obra, “La muerte de Jacinto”, fue lo que lo volvió uno de los referentes del neoclásico. Le tomó 13 años terminarla.

Esta es la obra de Jean Broc / Imagen: MUNAL

“Sappho and Erinna in a Garden at Mytilene” (Simeon Solomon, 1864)

Hay muchas vertientes del arte que han mantenido vivo el legado de Safo de Mitilene. Aunque es el mayor ícono sáfico, no se conocen muchos detalles sobre su vida. En gran parte, se debe a que de los 10 000 poemas que escribió, hasta 2022 solo hemos tenido acceso a 650 versos. LEE MÁS SOBRE LA BIOGRAFÍA DE SAFO DE MITILENE.

“Sappho and Erinna in a Garden at Mytilene” (Simeon Solomon, 1864) / Imagen: Wikipedia

A la labor de la historia, arqueología y literatura se ha sumado el trabajo de pintoras/es como Simeon Solomon. Este pintor inglés destaca por ser uno de los integrantes de la Hermandad Prerrafaelita (asociación de artistas fundada en 1848 en Londres) y por ser abiertamente homosexual. Además, algunos de sus cuadros formaron parte de la colección de Oscar Wilde.

Acrílico sobre lienzo / Imagen: Christies

Otra obra famosa que se hizo en memoria del legado de Safo fue Sappho and Ariadne”. De esta litografía no se cuenta con una autoría. Solo se sabe que perteneció a la Escuela Francesa. AQUÍ PUEDES VER OTRAS OBRAS DE ARTE CON UNA PAREJA LÉSBICA COMO PROTAGONISTA.

“Portrait of Sarah Bernhardt” (Louise Abbéma, finales del siglo XIX, principio del XX)

Como mencionamos anteriormente, algunas pinturas de romances LGBT+ hacen alusiones autobiográficas. Tal es el caso de la obra principal de la impresionista Louise Abbéma (Francia, 1853-1927).

La también escultura estuvo involucrada sentimentalmente con la actriz de cine y teatro Sarah Bernhardt. Gran parte de su fama derivó de sus trabajos protagónicos en puestas en escena de Alejandro Dumas, Victor Hugo y William Shakespeare. Louise y Sarah fueron una de las parejas lésbicas que dominaron La Belle Époque.

“Portrait of Sarah Bernhardt” / Imagen: Arthive

“Edward II. and his Favourite, Piers Gaveston” (Marcus Stone, 1872) es una de las pinturas en las que se documentó uno de los romances más sonados en la historia del siglo XIII

Durante mucho tiempo, la vida amorosa del rey Eduardo II estuvo llena de intrigas. Sin embargo, se sabe que quien le robó el corazón hasta el día de su muerte fue Piers Gaveston, I conde de Cornualles.

Entre muchas otras, la razón por la que el monarca cayó rendido a sus pies fue su gran sabiduría en las estrategias militares (bueno, cada quien). Estos amantes no comenzaron precisamente con el pie derecho. Al lado de otros 21 caballeros, Piers desató la ira de Eduardo por jugar un torneo en Francia. Tuvieron que pedirle perdón para que les regresara sus bienes.

“Edward II. and his Favourite, Piers Gaveston” (Marcus Stone, 1872) / Imagen: History Today

“La Gioconda” (Leonardo Da Vinci, 1519)

Famosa por excesivos episodios de la historia del arte (desde incontables intentos de robo y un pastelazo), “La Gioconda” es una de las pinturas que nos acercan a uno de los romances LGBT+ de los que a los puristas y conservadores no les gusta hablar.

La versión oficial asegura que la “Mona Lisa” es el retrato de Lisa Gherardini, perteneciente a la nobleza de Florencia, Italia. Sin embargo, desde hace algunos años, especialistas (como lo son las y los integrantes del Comité Nacional para la Valorización de Bienes Históricos y Culturales de Italia) han sugerido que esta obra puede hacer alusión a una persona clave en la vida de Leonardo Da Vinci: Gian Giacomo Caprotti da Oreno (Salai).

Además de pintor y aprendiz, Salai fue el supuesto amante del también botánico y filósofo. Pertenecía a una familia de clase trabajadora. Leonardo lo conoció a los 10 años y lo llamó «pequeño diablo».

Aunque no se tienen grandes detalles de este posible amorío (bastante polémico por la diferencia de edad y la posición de poder), se sabe que Salai fue el modelo detrás de “Baco” (1510-1515) y “San Juan Bautista” (1513-1516).

“La Gioconda” (Leonardo Da Vinci, 1503-1519, pintura al óleo) / Imagen: Wikipedia

Pese a la falta de información precisa, el supuesto vínculo ‘amoroso’ y artístico entre Da Vinci y Caprotti da Oren, ha sido de interés para el sector audiovisual. Entre marzo y junio de 2022 Amazon Prime Video estrenó una serie en nombre de este referente histórico. Quien dio vida a Gian Giacomo Caprotti da Oreno fue Carlos Cuevas (Pol Rubio en Merlí). EN ESTE TEXTO TE EXPLICAMOS POR QUÉ ESPECIALISTAS CONSIDERAN QUE LA GIOCONDA PUEDE SER UNA REFERENCIA AL SUPUESTO AMANTE DE DA VINCI.

¿Ya conocías los romances LGBT+ detrás de estas pinturas?

Con información de Museo del Prado, TATE, The MET