VIH

Quino Mars expresa su erotismo como persona con VIH

Quino Mars, artista y persona no binaria / Foto: Especial

Quino Mars, artista de Guanajuato que se identifica como persona no binaria, demuestra a través de su arte que el VIH se puede dominar.

«El erotismo me ayudó a salir adelante para superar el estigma del VIH», comenta Quino Mars, artista no binarie que vive con el virus desde 2020.

En entrevista con Homosensual, le artista que se dedica al baile, al teatro, a la fotografía y al activismo contó la forma en que enfrentó y dominó su diagnóstico de VIH. Además, habló sobre los referentes que le ayudaron a salir adelante y sobre la labor que ahora realiza para convertirse en referente de otros, otras y otres.

«No quiero que se apague esta flama que llevo dentro»: Quino Mars

Originarie de Salamanca, Guanajuato, le artista Quino Mars recibió su diagnóstico de VIH en 2020, durante pleno auge de la pandemia. Tan solo 2 días después ya se encontraba en el Centro Ambulatorio para la Prevención y Atención en Sida e Infecciones de Transmisión Sexual (Capasits) más cercano a su comunidad, ubicado en Irapuato, para realizarse sus estudios de CD4. 2 meses después ya combatía el virus, no solo a través de un tratamiento médico, sino también mediante su arte.

«Trabajé mucho con el erotismo porque es una de las situaciones que te cambian con el VIH. No es algo que te pase físicamente, pero mentalmente o emocionalmente sí te trastorna esa parte. Entonces dije: “No quiero que mi erotismo y mi sensualidad se vean dañadas por vivir con este virus, no quiero que se apague esta flama que llevo dentro”».

Desde diversos aspectos de su vida, Quino Mars ha abordado el tema. / Foto: Cortesía de Quino Mars

Lo primero que Quino Mars hizo para trabajar el tema del erotismo y vincularlo a su diagnóstico del VIH fue tomarse algunas fotografías usando un arnés. Quería explorar su propia sensualidad. Sin embargo, poco tiempo después, logró expresar su relación con el VIH a través de una metáfora usando el juego de la dominación. CONOCE MÁS DEL ARTE DE QUINO MARS.

A cargo de la situación

Meses después de iniciar su tratamiento l, Quino logró contar con una buena alimentación, actividad física, atender su salud mental y amarse a sí misme. Consiguió dominar al virus y decidió expresarlo, una vez más, a través del arte y del erotismo:

«Cuando me dieron la noticia de que era indetectable dije: “Bueno, ahora voy a jugar con el papel del dominante y del sumiso, ahora yo estoy a cargo de la situación”. Yo ya estaba a cargo de eso porque ya tenía un control sobre mí».

Quino Mars se tomó algunas fotos alusivas al sadomasoquismo asumiendo el rol dominante para simbolizar el control sobre su vida y sobre el virus. Pero, para llegar a ese punto, tuvo que pasar por un largo proceso.

En su arte, Quino Mars ha simbolizado retomar el control de su vida. / Foto: Cortesía de Quino Mars

Una noticia impactante

En agosto de 2019, Quino comenzó a sentirse débil y cansado. Durante meses trató de buscar varias explicaciones a su condición de salud. Trató de cambiar su alimentación, de reducir su estrés y de atender su salud mental. Sin embargo, nada funcionaba. No fue sino hasta 2020 cuando le artista se fijó como propósito hacerse la prueba de VIH. CHECA QUÉ PRUEBAS DEBES HACERTE SI TIENES UNA VIDA SEXUAL ACTIVA.

«El VIH no es en lo primero que uno piensa», señaló Quino Mars. Pero cuando su salud no mejoraba y finalmente decidió hacerse la prueba, esta resultó reactiva: «Claro que es una noticia impactante, pero recuerdo que no tuve miedo». Y es que a Quino se le habían aparecido 2 ángeles en forma de referentes.

El chico del vogue y la chica trans

Tiempo antes de recibir su diagnóstico, Quino viajó a CDMX y tomó un curso de vogue. Allí conoció a un chico que lo impresionó por distintos motivos. En primer lugar, por la forma en que el bailarín abrazaba su feminidad. Y, en segundo lugar, porque vivía abiertamente con VIH. Pero no solo eso, sino que había logrado alcanzar un estatus de indetectabilidad. MIRA QUÉ SIGNIFICA SER INDETECTABLE.

Le artista Quino recuerda que cuando recibió su diagnóstico de VIH no tuvo miedo precisamente porque pensó en ese chico:

«Me acordé de este chico y dije: “No tengo que tener miedo. Sé que tengo que tener un tratamiento, un estilo de vida distinto, pero no por eso voy a dejar de ser yo ni voy a decaer».

Luego, a Quino Mars se le apareció otro ángel en forma de referente justamente el primer día que acudió a iniciar su tratamiento a Irapuato. Una chica trans vio que Quino llevaba su carnet en la mano y le preguntó si se dirigía al Capasits. Los 2 compartieron un taxi y en el camino ella le contó que había estado en fase sida, pero que había logrado superarla.

«Me dijo: “Mírame, ya estoy perfecta”. Yo la vi y estaba totalmente sana. Eso fue algo que me alentó mucho».

Su experiencia con un par de personas alentó mucho a Quino Mars. / Foto: Cortesía de Quino Mars

Referentes

Gracias a que Quino confirmó que se puede vivir una vida plena y normal con VIH, le artista decidió convertirse en un referente para su comunidad. En 2021, durante la Marcha del Orgullo LGBT+ de Guanajuato, tomó la palabra y decidió hablar por primera vez de manera pública de su estatus serológico. También se acercó a gobiernos municipales para implementar campañas de detección del virus, organizar foros y dar pláticas en escuelas.

«No quería descuidar mi ciudad y mi estado porque había falta de información. Y algo que me motivó fue darme cuenta de que siempre que se hablaba de VIH lo hacían personas que no viven con VIH. Es necesario que las personas con VIH levanten la voz y sean parte de la conversación, y que se conozca que se puede tener una vida plena y normal».

Hoy, le artista Quino Mars y su arte son referentes de que se puede vivir el erotismo y una vida plena con VIH.