Sexualidad VIH Entrevistamos a Juan, acusado de ‘peligro de contagio’

Entrevistamos a Juan, acusado de ‘peligro de contagio’

Protesta frente a Fiscalía CDMX por delito 'peligro de contagio'
Activistas protestaron en el búnker de la Fiscalía de CDMX contra la aprehensión de Juan por 'peligro de contagio'. / Foto: Cortesía Alaín Pinzón

Después de salir del Reclusorio Norte, Juan nos platicó sobre lo que tuvo que vivir luego de que la Fiscalía de CDMX lo acusara de ‘peligro de contagio’.

Juan, identificado así por la Fiscalía de CDMX en el comunicado sobre su aprehensión por el presunto delito de ‘peligro de contagio’, salió libre del Reclusorio Norte el pasado lunes 7 de junio de 2021. La historia que vivió esos días ha marcado su vida para siempre. En entrevista para Homosensual, Juan nos contó acerca de su experiencia.

Proceso de detención

Juan nos comentó que lo detuvieron el lunes 31 de mayo de 2021 por la tarde. Llegaron unos sujetos y lo amagaron por la parte de atrás, golpeándolo en el pecho y las costillas para después subirlo a una patrulla. Nos dijo que:

«Me enseñaron una orden de aprehensión por el delito de ‘peligro de contagio’ y me trasladaron a la agencia en la alcaldía Gustavo A. Madero. Ahí me hicieron firmar unos documentos y me tomaron fotos de perfil y de frente. Me trasladaron inmediatamente al Reclusorio Norte donde antes de ingresar me quitaron todas mis pertenencias».

Estas pertenencias, hasta el día jueves 10 de junio de 2021, aún no han sido devueltas. ENTÉRATE DE POR QUÉ ES ABSURDO EL DELITO DE ‘PELIGRO DE CONTAGIO’.

Una vez dentro del reclusorio, Juan, la persona con VIH acusada del delito de ‘peligro de contagio’, relató que se sintió muy mal y estaba en estado de shock. Además, estaba muy preocupado porque esos días tenía que ir a recoger su medicamento a la Clínica Especializada Condesa, donde se atiende.

«La idea constante de no tener mi tratamiento me causó mucha preocupación. Fue hasta el miércoles [2 de junio de 2021] que por medio de uno de mis abogados me hicieron llegar mis antirretrovirales, pero nadie del reclusorio hizo nada por siquiera preguntarme acerca de mis medicamentos, aun cuando externé varias veces que soy una persona con VIH y que necesitaba mi medicamento».

Criminalizado por vivir con VIH

Al ser cuestionado sobre si cree que fue criminalizado por vivir con VIH al ser acusado de ‘peligro de contagio’, Juan contestó que realmente cree que sí lo fue. Opinó que la Fiscalía se aprovechó de su diagnóstico para detenerlo. Incluso, asegura haber sufrido maltrato psicológico dentro del Reclusorio Norte:

«En ese reclusorio todos sabían, los custodios, mis compañeros. Incluso me decían cosas como “ya deja de andar infectando a las chamacas, a ver si así ya entiendes” y “sidoso” o “enfermo”. Sentía mucho miedo, que mi vida estuvo en riesgo y me sentía muy mal conmigo mismo».

Pero la criminalización no solo sucedió dentro del reclusorio, pues la Fiscalía compartió su foto y diagnóstico. Al respecto, Juan dijo que se enteró el viernes 4 de junio de 2021 a las 8 p. m. durante la audiencia, pues durante todo el tiempo que estuvo detenido no lo dejaron hacer ni una sola llamada.

«En la audiencia me dijeron que mi caso se había hecho mediático y que se había hecho una protesta afuera del búnker de la Fiscalía. Hasta el sábado que me dejaron hacer mi primera llamada mi hermana me dijo que la Fiscalía había compartido mi foto y mi diagnóstico».

La abogada y defensora Olivia Rubio llegó el viernes 4 de junio de 2021 con la intención de defender a Juan contra la acusación de ‘peligro de contagio’. Sin embargo, sus abogados presionaron a Juan para que no hiciera el cambio de defensoría. Por esta razón, Juan no salió el viernes como estaba planeado. MIRA AQUÍ LA PRIMERA INFORMACIÓN QUE SE TUVO RESPECTO A ESTE CASO.

En esta entrevista, Juan también contó que los citatorios que alega la Fiscalía como motivo para su detención nunca le fueron entregados a él o a su familia: «Ni una sola vez fui notificado ni me entregaron ningún citatorio».

Amenazas contra Juan a raíz de ser acusado de ‘peligro de contagio’

Juan explica que esta situación ha sido muy complicada porque su diagnóstico solo lo sabía su familia cercana y su pareja, pero ahora ya lo saben todos.

«Mi familia en Guadalajara ahora ya se enteró, incluso mi familia en Estados Unidos. Mis vecinos y muchos de mis amigos me identificaron por la foto. La verdad tengo miedo. Mi hermana y yo hemos recibido amenazas de muerte».

Juan mostró las capturas de pantalla con dichas amenazas, mismas que se presentan aquí.

Estas son algunas amenazas que han recibido Juan y su familia después de ser detenido por el delito de ‘peligro de contagio’. / Fotos: Cortesía

Esta es la violencia a la que la Fiscalía de CDMX expuso a Juan y a su familia al aprehenderlo por ‘peligro de contagio’. Después de ver estas capturas de pantalla, cabe hacerse algunas preguntas. ¿Por qué los mensajes tienen los datos completos de Juan y cómo sabían dónde estaba detenido? ¿Por qué se habla de que lo esperan en «población» dentro del reclusorio? Es claro que la persona (o personas) que escribió esos mensajes tenía información confidencial que solo la Fiscalía conocía en ese momento. DESCUBRE CÓMO LA COVID-19 REVIVE LA CRIMINALIZACIÓN DE LAS PERSONAS QUE VIVEN CON VIH.

¿Fue la Fiscalía la que compartió, además de su diagnóstico y su foto, su nombre completo y el teléfono de su hermana? ¿Qué pretende quien (o quienes) mandó estas amenazas a la familia de una persona ya criminalizada por vivir con VIH?

¿Qué sigue para Juan?

No obstante, Juan dijo sentirse contento al saber que una comunidad de personas que no conocían lo defendió. LEE LOS DETALLES DE LA PROTESTA CONTRA EL DELITO DE ‘PELIGRO DE CONTAGIO’ EN CDMX.

«El domingo 6 de junio Olivia, mi abogada, me platico todo. Terminamos llorando de alegría porque debido a la protesta en conjunto con la defensa de ella yo pude salir. Yo estoy aquí gracias a todas esas personas que salieron a protestar y al buen trabajo de Olivia».

A pesar de todo lo malo que le ha sucedido, Juan asegura que no se dejará vencer y finaliza la entrevista con estas palabras:

«Aun cuando me sienta devastado y me hayan destrozado la vida como lo hicieron, aun cuando mis hermanas estén siendo amenazadas, no me voy a dejar vencer. Esto es un aprendizaje más y puedo salir adelante, voy a retomar mi vida y voy a regresar a mis trabajos, no me voy a dejar guiar por aquellas personas que no saben cómo es un tratamiento de una persona que vive con VIH».

La vida de Juan cambió al ser aprehendido —y criminalizado— por el delito de ‘peligro de contagio’. Sin embargo, él está dispuesto a salir adelante.

error: Alert: Ya te vimos pillín, mejor comparte.
Salir de la versión móvil