VIH

Cómo afecta fumar a personas que viven con VIH

Te damos algunos datos que te ayudarán a entender cómo fumar puede afectar la salud de una persona que vive con VIH. / Foto: Adobe Stock

Te compartimos algunos datos sobre cómo llega a afectar el fumar a personas que viven con VIH.

Es cierto, fumar no solo puede afectar la salud de quienes viven con VIH. De acuerdo con estadísticas de la Organización Mundial de la Salud (OMS), «cada año, más de 8 millones de personas fallecen a causa del tabaco». Por ello, el consumo de este producto —ya sea en cigarrillos, pipa, puritos, picado, bidis o kreteks— se considera «una de las mayores amenazas a la salud pública».

Conforme a información recabada por la OMS, se sabe que fumar puede causar afecciones en distintas partes del organismo. Entre ellas destacan infartos de miocardio, accidente cardiovascular, asma, enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), tuberculosis, demencia, diabetes tipo 2, debilitamiento del sistema inmune y cáncer. Este último no se limita a los pulmones. Las células anómalas pueden atacar senos nasales y paranasales, recto, riñones, páncreas, hígado, ovarios, vías urinarias y estómago. MIRA LAS 18 PREGUNTAS MÁS COMUNES SOBRE VIH.

Concretamente, ¿qué implicaciones tiene fumar en la población que vive con VIH?

De acuerdo con el servicio del Departamento de Salud y Servicios Humanos (Clinical Info), «más del 40% de las personas que viven con VIH son fumadoras». Como mayor preocupación, las y los especialistas subrayan que una de las afectaciones que puede causar fumar en pacientes con VIH es el deterioro acelerado de los pulmones.

Además del deterioro, la doctora Rebekka Thudium (Universidad de Copenhague) puntualizó que el consumo del tabaco u otras sustancias incide en la función pulmonar. Para dar cuenta de ello, Thudium y sus colegas llevaron a cabo un estudio que tomó como aspectos a analizar 2 valores: Volumen Espiratorio Forzado1(FEV1) y Capacidad Vital Forzada (CVF). El primero se refiere a la máxima cantidad de aire que puede exhalar una persona en un segundo. El segundo hace referencia al aire que puede exhalar en una respiración completa.

Tras hacer una comparación entre grupos de personas con y sin VIH, se confirmó que quienes tienen un diagnóstico reactivo presentan un daño anual mayor.

Tasa de mortalidad

En esta misma línea, en marzo de 2013 la revista Clinical Infectious Diseases publicó una investigación realizada por el equipo de Marie Helleger, mismo que se especializa en inmunodeficiencia y epidemiología. En este acercamiento indagatorio se advirtió que fumar también tiene un impacto significativo en la esperanza de vida de las personas con VIH.

Con la finalidad de tener datos concretos se contó con la participación de 2921 pacientes. De ellos, el 47% se identificó como fumadores activos, 18% como exfumadores y 35% nunca había fumado. El valor a evaluar fue la tasa de exceso de mortalidad. Al hacer las comparativas entre los grupos se encontró que:

  1. «El riesgo de muerte no asociado a sida fue 5 veces más elevado en seropositivos fumadores que en pacientes con VIH que nunca habían fumado».
  2. «El riesgo de muerte a causa de enfermedades cardiovasculares fue 2 veces más elevado en pacientes con VIH fumadores que entre los que no fumaban. Con relación al cáncer fue 3 veces mayor».

En el rubro de la esperanza de vida se estimó que, al fumar tabaco, las personas con VIH pierden «12 años».

Fumar disminuye la esperanza de vida. / Foto: Adobe Stock

Otros riesgos

Por su parte, en un texto publicado por especialistas del Hospital Clínicas de José de San Martín, se subrayan las afectaciones cardiovasculares, mismas que encuentran «multiplicación del riesgo de ambos factores». Por tanto, es importante recordar las puntualizaciones de Franck Boccara y Ariel Cohen (Université Pierre et Marie Curie).

Según los expertos, «las poblaciones que viven con VIH tienen el doble de riesgo de enfermedad cardiovascular que la población en general». Sumado a esto, los doctores Jonathan Konfino y Raúl Mejía comentan que fumar puede hacer que las personas que viven con VIH tengan mayor riesgo de desarrollar neumonías bacterianas, lesiones orales y tuberculosis.

Respecto a la tuberculosis es importante que sepas que, de acuerdo con las estimaciones de la OMS, las personas que viven con VIH «tienen 18 veces más probabilidades de ser pacientes por esta enfermedad». ENTÉRATE DE POR QUÉ LA TUBERCULOSIS ES UN PADECIMIENTO FRECUENTE EN LA POBLACIÓN QUE VIVE CON VIH.

Otra de las consideraciones que se deben tener en cuenta respecto a los riesgos a los que está expuesta al fumar una persona con VIH es la hepatitis C, ya que «puede tener una peor evolución clínica». TE COMPARTIMOS ESTOS 5 CONSEJOS PARA DEJAR DE FUMAR.

¿Te fueron útiles estos datos sobre cómo fumar puede afectar la salud de las personas que viven con VIH? Este artículo fue escrito con fines informativos. Para mayores detalles, acude con personal médico especializado.

Con información de Organización Mundial de la Salud, Aids Map, Clinical Info, grupo de trabajo sobre tratamientos del VIH, Revista Española de Cardiología, Tabaquismo en población con VIH e Infografía: el tabaco y el cuerpo humano,