Puppy Play, el curioso pero popular fetiche entre gays

Puppy Play gays
Aquí te contamos de qué va el famoso fetiche Puppy Play o Pup Play. / Foto: Mister B Wings

El Puppy Play, también conocido como Pup Play o mascotas humanas, es un fetiche y subconjunto de la cultura del BDSM (bondage o sadomasoquismo) y, aunque no lo creas, es superpopular entre los gays.

Aunque esta práctica sexual no es exclusiva de la comunidad LGBT+, sí es sumamente popular entre los hombres gays. BDSM, por sus siglas en inglés, significa esclavitud, disciplina, dominio, sumisión y sadomasoquismo. Y es bien sabido que muchas personas de la comunidad LGBT+ se han adentrado a este mundo. El Puppy Play es solo una de las muchas tendencias fetichistas que han ganado popularidad con el paso del tiempo. ESTOS SON LOS FETICHES MÁS COMUNES Y DIVERTIDOS ENTRE GAYS.

¿Qué es el Puppy Play?

Pup Play o Puppy Play es una tendencia dentro de la cultura BDSM que empezó a tener auge en San Francisco, Estados Unidos. Este fetiche consiste en que los hombres (o cualquier persona) actúen como perros mientras usan máscaras, bozales, collares, correas y hasta colas. Asimismo, las personas interesadas en esta práctica de dominio y sumisión (que generalmente tiene fines sexuales) a veces gruñen, ladran, mueven sus colas y juegan con pelotas o con sus amos. Siempre lo hacen aparentando ser un cachorro fiel. 

El Puppy Play consiste principalmente en actuar como perro. / Foto: San Francisco Chronicle

Por lo general, las máscaras y disfraces del Puppy Play suelen ser de látex, caucho o piel. Es por ello que este fetiche también entra dentro de la subcultura del rubber y leather. HAZ ESTE TEST PARA DESCUBRIR QUÉ TIPO DE BDSM TE VA SEGÚN TU PERSONALIDAD.

Y en serio que el mundo del Puppy Play o mascotas humanas es una escena cada vez más popular, especialmente en San Francisco. Existen clubes nocturnos específicamente destinados a los practicantes de estos juegos de roles y kinks.

Un juego de poder

A pesar de que el sexo no siempre es mandatorio, es muy común que los ‘amos’ (que juegan un rol dominante) tengan sexo con sus ‘cachorros’ (que juegan un rol sumiso).

En el mundo de las mascotas humanas, los ‘cachorros’ suelen tener un ‘amo’. / Foto: HuffPost

Los hombres que fingen ser perros también suelen usar collar (que es algo simbólico) e incluso a veces están encerrados en jaulas, esto último significa que tienen un propietario o ‘amo’ que los maneja. Y solo pueden seguir sus órdenes. En ocasiones, los cachorros también están entrenados.

Para muchos, los fetiches como el Puppy Play funcionan como una manera de escapar de su vida cotidiana y tener un poco de diversión de vez en cuando. En realidad, comparado con otras prácticas sexuales, el juego de cachorros es un poco más ligero que otros juegos de poder y sumisión. HAZ ESTE TEST PARA DESCUBRIR CUÁL ES TU FANTASÍA SEXUAL SECRETA.

A veces, los ‘cachorros’ están encerrados en jaulas. / Foto: Channel 4

Los juegos de rol de mascotas humanas son una nueva forma de abordar los roles clásicos de amo y esclavo. Y aunque en muchas ocasiones el Puppy Play (que es muy popular entre los gays) sí se rige por una dinámica de control y sumisión, hay quienes simplemente se enfocan en el aspecto lúdico para pasar un buen rato. AQUÍ TE CONTAMOS DE LA CIENCIA DETRÁS DEL FETICHE POR LOS OLORES.

Ahora que ya sabes de qué va todo este rollo de las mascotas humanas, ¿despertó tu curiosidad por probar?

Con información de Metro, Men’s Health y HuffPost

error: Alert: Ya te vimos pillín, mejor comparte.