Pegging: ¿qué es y cómo practicarlo en rol activo y pasivo?

El pegging es un juego de roles que te permitirá descubrir la otra cara de tu sexualidad / Foto: Diario Contraste

El pegging es una práctica común entre hombres y mujeres bisexuales. Sin embargo, cualquiera puede disfrutarlo sin importar su orientación sexual.

¿Alguna vez escuchaste la palabra ‘pegging? Se trata de un juego de roles que te permitirá explorar otro lado de tu sexualidad.

Generalmente esta práctica se asocia a hombres que quieren experimentar el rol pasivo en una relación. Sin embargo, también puede ser sumamente placentero para mujeres que buscan experimentar un rol activo o ejercer la dominancia. Además, no importa la orientación sexual; cualquiera puede disfrutarlo. Aunque eso sí: antes es importante tomar en cuenta algunas cosas.

Antes que nada: ¿qué es el pegging?

Este concepto data de 2001 y se atribuye su creación a Dan Savage, un periodista gay que escribe columnas sobre consejos sexuales y de pareja que se publican en medios de varios países. Sin embargo, la práctica como tal tiene décadas de existencia. En su momento, también se lee conoció como bend over boyfriend, o ‘el novio que se inclina’.

El concepto de pegging se refiere a un juego de roles en el que el hombre adopta un rol pasivo y la mujer el activo. Incluye el uso de consoladores, arneses con dildo o strap-on para la penetración anal, y suele incluir elementos bondage. ENTÉRATE DE QUÉ ES UN STRAP-ON Y PARA QUÉ SIRVE.

¿Para gays o bisexuales?

Esta práctica es sumamente popular entre personas bisexuales. Permite tanto a chicos como a chicas bi experimentar un giro en sus roles sexuales.

Debido a que incluye un componente de penetración anal en el rol de pasivo, muchos hombres suelen asociar el pegging a la homosexualidad. Sin embargo, este argumento más bien parte de tabúes o estereotipos arcaicos.

La penetración anal es placentera para los hombres debido a que el punto G masculino se ubica en la próstata, y la mejor manera de alcanzarlo para estimularlo es a través del ano. MIRA CÓMO ENCONTRAR Y ESTIMULAR EL PUNTO G MASCULINO.

La mejor forma de estimular el punto G masculino es a través del ano. / Foto: Los Andes

De modo que el pegging puede resultar atractivo para cualquier hombre que se atreva a desafiar los tabúes de la sexualidad masculina, sin importar su orientación sexual. Por supuesto, también puede resultar placentero para las mujeres.

¿Cómo disfrutar de esta práctica si quieres asumir el rol pasivo?

Si eres hombre y quieres asumir el rol pasivo en esta práctica, hay algunos consejos que debes tomar en cuenta. El más elemental es la comunicación con tu pareja. Asegúrate de que esté de acuerdo con la idea. Y de ser así, establezcan reglas claras.

Antes que nada, será importante que elijas el tamaño correcto del dildo o strap-on que quieras utilizar. Luego, no te olvides del juego previo. Puedes pedirle a tu pareja que te haga masajes o estimulaciones para ir dilatando tu ano. Recuerda que el lubricante es importante para facilitar el pegging.

Una vez durante la penetración, mantente en comunicación con tu pareja. Deberán tratar de encontrar un ritmo placentero para ambos.

La clave del pegging es la estimulación del punto G masculino. / Foto: El Diario NY

Finalmente, la recomendación más importante es que te relajes. El sentido del pegging es que puedas recibir una mayor estimulación de tu punto G masculino. Y para lograrlo, deberás cederle el control a tu pareja. Será más sencillo que pueda estimularte si permites que realice sus movimientos con libertad.

¿Y si quieres ser activa?

Por lo regular en el pegging, quienes asumen el rol activo, son mujeres. Si quieres experimentar esta práctica con un hombre, same rules apply. Ten comunicación con tu pareja. Asegúrate de usar el strap-on adecuado. No olvides la estimulación previa para dilatar su ano y utilizar lubricante. Pero sobre todo, respeta el ritmo y la fuerza de penetración que tu pareja te pida.

Para muchas chicas, esta es una oportunidad de experimentar lo que implica ejercer un rol activo y dominante. Así que si te interesa y tu pareja también está de acuerdo, asume ese papel con confianza. Recuerda que se trata precisamente de un juego de roles.

Como mujer, en el pegging puedes asimir un rol dominante durante la relación sexual. / Foto: Eme de mujer

Además, muchas encuentran atractivo que sus parejas se atrevan a experimentar y a asumir un rol vulnerable. Pero también ten en cuenta la responsabilidad que eso implica. Si alguien tiene la confianza de mostrarse vulnerable y cederte el control, honra esa confianza respetando sus límites.

Entonces, ¿te atreves a probar el pegging?

Con información de GQ y Vice

error: Alert: Ya te vimos pillín, mejor comparte.