Peleas comunes cuando acabas de mudarte con tu pareja

Mudarte con tu pareja puede traerte peleas muy comunes.

Mudarte con tu pareja implica muchos retos y por eso es muy normal que tengan alguna de estas 5 peleas comunes, pero todo tiene solución.

Si acabas de mudarte con tu pareja, seguro entiendes de peleas comunes. Y es que esta decisión conlleva un cambio muy drástico en el estilo de vida de ambos.

Por ello es normal que las peleas aparezcan. Sin embargo, no hay por qué perder la cabeza, pues todo conflicto tiene una solución.

1. Los dineros

El dinero es la causa principal de las peleas más comunes cuando acabas de mudarte con tu pareja. Por lo regular, las personas no tienen un plan financiero cuando deciden vivir juntas, por lo que es muy común que se empiece a gastar inequitativamente y a alguna de las partes esto le va a terminar pasando.

Para que esto deje de ocurrir es necesario sentarse y hablar con la cabeza bien fría. Desglosen sus gastos mensuales y divídanlos entre los ingresos de ambos, con eso en mente comiencen un presupuesto y distribúyanlo como más les acomode.

2. El baño

Compartir el baño con otra persona es de las cosas más privadas que puedes hacer. Y es que en este lugar llevas a cabo muchas tareas de higiene que suelen resultar complicadas si no todos los individuos que lo usan tienen el mismo rigor.

Cuando te mudas con tu pareja este suele ser de los problemas más comunes. En especial, porque sus hábitos son diferentes y muchas cosas que a la otra persona pudieran parecerle normales, a ti te podrían resultar asquerosas. Lo más sencillo es hablar sobre lo que les molesta y tener reglas específicas para que así no terminen peleando.

3. La dieta

Muchas personas amamos la comida (sin importarnos que nos haga engordar), por lo que cuesta trabajo imaginar que nuestra dieta pueda ser conflictiva. Pero al mudarte con tu pareja, este puede ser de los problemas más comunes. Y es que es complicado decidir cómo hacer la despensa si ambos tienen hábitos alimenticios muy dispares.

Lo más sencillo es llegar a un acuerdo y comprar cosas en común, pero existen veces en que ni así se arreglan las peleas. En este caso, por desgracia, la única forma de continuar será dividiendo la despensa y que cada quien compre y cocine lo que se le antoje.  

4. Necesito respirar

Esta aplica mucho, sobre todo en épocas de pandemia. Y es que previo a mudarte con tu pareja jamás imaginarías que el estar tanto tiempo juntos pueda llegar a ser un problema. Pero por desgracia a veces lo es. Al principio puede que se sientan como en una luna de miel y disfruten mucho la experiencia, pero llegará un punto en que ambos querrán estar solos y obvio eso se volverá un problema.

Para que no sientas que necesitas respirar, hablen claro respecto a cómo se sienten. Si en algún momento cualquiera de los dos quiere un espacio, la otra persona debe respetarlo. También es buena idea que cada individuo tenga una área segura en la que puedan estar cuando hay disgustos entre ambos.

5. La dinámica

Lo primero que debes hacer al mudarte con tu pareja es fijar una dinámica, sobre todo si quieres evitar los problemas más comunes. Deben tener claro cómo convivirán en el mismo espacio, en qué tiempos usarán qué o incluso qué tan seguido quieren tener intimidad entre ustedes.

Lo más importante es que ambos recuerden por qué se mudaron juntos y entiendan por qué es importante que fijen reglas, pues al final la meta es construir un futuro juntos. 

¿Conoces otras peleas comunes que ocurran cuando acabas de mudarte con tu pareja?

error: Alert: Ya te vimos pillín, mejor comparte.