Inicio Lifestyle Pareja Adán y Erik: un romance universitario que terminó en boda maya

Adán y Erik: un romance universitario que terminó en boda maya

-

El romance universitario entre Adán y Erik se convirtió en un matrimonio basado en el apoyo mutuo y en la demostración de su amor con orgullo todo el año.

#OrgulloTodoElAño

Las vidas de Adán y Erik corrían de forma paralela hasta que se cruzaron en la universidad y se entrelazaron en un romance coronado con una boda maya.

Como parte de la campaña #OrgulloTodoElAño de Doritos® Rainbow, Erik contó en entrevista con Homosensual que el destino intentó unirlo a Adán en tres ocasiones. La primera fue durante su infancia. Cuando tenían 7 u 8 años, ambos acudían al mismo deportivo a jugar futbol obligados por sus padres, pero nunca se conocieron. El segundo intento del destino fue durante el bachillerato. Asistieron a la misma escuela en el mismo turno y hasta tuvieron amigos en común, pero nunca llegaron a convivir.

Finalmente, la tercera fue la vencida. Adán y Erik decidieron estudiar la misma carrera, se conocieron en la universidad e iniciaron una relación que ya lleva 10 años. Sigue leyendo y entérate de cómo fue que este romance universitario se convirtió en un sólido matrimonio a través de una boda maya. MIRA CÓMO PUEDES CASARTE DE FORMA GRATUITA EN UN DESTINO TURÍSTICO DE QUINTANA ROO.

Romance universitario termina en boda maya
Erik (izquierda) y Adán (derecha) iniciaron su relación en la universidad y ahora son esposos. / Foto: Cortesía de Érick

«Lo que me enamoró fue su voz»: Érick

En la universidad, Érick estaba dos generaciones arriba. Sin embargo, mantenía una amistad con Clau, profesora que le daba clases a Adán. La pareja se conoció formalmente cuando Erik visitó a Clau y vio a Adán en el salón de clases. No obstante, ambos ya habían tenido un acercamiento en la cafetería.

«Unas semanas atrás me lo había encontrado en la cafetería y ni siquiera lo había visto. Simplemente escuché su voz. Entonces volteé y dije: “¡Wow, me encanta esa voz!”. Cuando lo vi en el salón sentí esa cercanía».

Después de ese encuentro, tuvo que pasar algún tiempo para que ese ‘flechazo’ se convirtiera en un romance universitario. Erik es muy penoso y no se atrevía a acercarse a Adán, por lo que necesitó de la ayuda de sus amigos. CHECA ESTA GUÍA SUPEREFECTIVA PARA LIGARTE A TU CRUSH EN INSTAGRAM.

«Entre mis amigos, e incluso la propia maestra de la clase, hicieron todo un plan para que pudiéramos tener esta cercanía. El día de mi cumpleaños, que es el 15 de febrero, fue cuando se dio ese acercamiento y puede platicar con él. Lo invitaron a mi pastel y me felicitó por mi cumpleaños aunque prácticamente éramos desconocidos. A partir de ahí estuvimos saliendo y conociéndonos como mes y medio».

romance universitario de Adán y Erick
Adán y Erik iniciaron su relación cuando eran estudiantes universitarios. / Foto: Cortesía de Erik

La vida juntos

Al igual que Doritos® Rainbow, Erik quiere transmitir el mensaje de que el amor se expresa con orgullo todo el año. Así lo hicieron él y Adán durante su romance universitario. Se apoyaban mutuamente. Al ser un poco mayor, Erik trataba de orientar a Adán. Y luego, tras 4 años de noviazgo, decidieron irse a vivir juntos.

El primer hogar que compartieron estaba al sur de Ciudad de México. Sin embargo, tras sufrir los estragos del sismo del 19 de septiembre de 2017, y ante la falta de oportunidades para adquirir una vivienda propia en CDMX, metieron sus sueños en una maleta y se fueron a Cancún. CHECA ESTOS INTERESANTES DATOS SOBRE EL TURISMO LGBT+ EN MÉXICO.

«Decidimos dejar todo, renunciar a nuestros trabajos y agarrar nuestras cosas. Con el crédito que me brindaba mi trabajo, antes de salirme compré una casa en el estado de Quintana Roo, en Cancún, y decidimos probar suerte acá».

Una boda maya

En 2020, lo que empezó como un romance universitario se convirtió en un matrimonio. ENTÉRATE DE LOS DETALLES DE LA BODA MAYA DE MAURICIO MEJÍA.

«En el mes de octubre participamos en una dinámica. Pedimos la ayuda de nuestros conocidos y de nuestros amigos. De manera masiva estuvieron apoyándonos en un concurso de Facebook para ganarnos una boda. Entonces tuvimos nuestra boda maya».

Boda maya gay en Cancún
Boda de Erik y Adán en Cancún / Foto: Cortesía de Erik

Desde su romance universitario, y ahora en su matrimonio, Adán y Erik comparten la pasión por el Yu-Gi-Oh!, un juego de cartas. Esa, de acuerdo con Érick, es una de las claves de su relación y de la forma en que demuestran su amor con orgullo todo el año.

En los 10 años que lleva con Adán, Erik ha aprendido que la creatividad es infinita. También ha aprendido la importancia de la autoestima:

«Él no tiene esta fortaleza de valorarse a sí mismo. Yo tengo que apoyarlo. Me ha hecho fortalecer mucho esa situación de la autoestima y de reconocerme, de saber que nuestros logros son grandes y de que podemos compartir nuestra historia. Creo que eso es lo hemos aprendido juntos».

Adán y Erick juegan Yu-Gi-Oh!
Erik y Adán son fans del Yu-Gi-Oh!, un juego de cartas. / Foto: Cortesía de Erik

¿Qué te pareció la historia de este bonito romance universitario que terminó en boda maya?

Haz click aquí y suscríbete a nuestro canal de YouTube (No olvides activar la campanilla). ¡Se vienen proyectos increíbles!

Edgar Ulises
Hago periodismo y comunicación política. Sigo la actividad legislativa: ahí nos representan o nos joden. El cambio está en los movimientos sociales.

Haz click aquí y suscríbete a nuestro canal de YouTube (No olvides activar la campanilla). ¡Se vienen proyectos increíbles!

error: Alert: Ya te vimos pillín, mejor comparte.