Futbolista trans venció discriminación en ligas varonil, gay y femenil

Miranda Salman, futbolista trans / Foto: Mujeres Construyendo

La historia de la futbolista trans Miranda Salman muestra las formas de discriminación que enfrenta la comunidad LGBTQ+, pero también su resiliencia.

Para cumplir sus sueños, la futbolista trans Miranda Salman primero tuvo que enfrentarse al machismo, luego a la homofobia, y finalmente a la transfobia. Se le presentaron lesiones. Sufrió y trabajó duro para lograr su transición. Se topó con las trabas legales que por desgracia enfrentan muchas personas trans. Pero finalmente alcanzó sus objetivos.

El machismo

Antes de ser una mujer trans, Miranda Salman fue futbolista profesional en la primera división de la liga varonil. Militó en equipos como Pumas y Coyotes Neza. Sin embargo, lo que para muchos jóvenes significaría el cumplimiento de un sueño, para Miranda terminó convirtiéndose en un proceso incómodo.

En una entrevista para el programa Tabú Latinoamérica de National Geographic, Miranda comentó lo complicado que fue para ella convivir con sus compañeros en un ambiente donde prevalece el machismo:

«Era complicado entrar a bañarse con 18 hombres y yo sentirme por dentro mujer. Yo esperaba que todos se fueran a bañar y yo hasta el final. El machismo que se vive en un equipo de primera división es muy alto».

Miranda Salman, futbolista trans / Foto: AS

En esa época, miranda debía limitar su expresión de género femenina a su propia habitación:

«Me ponía peluca, me maquillaba, me vestía de mujer dentro de mi habitación. Cuando salía a la calle volvía a ser hombre».

Ante esas circunstancias, Miranda decidió poner fin a su paso por el futbol varonil luego de sufrir una lesión de peroné. Luego, aprovechó el cierre de ese ciclo para iniciar su proceso de transición, en el que terminaría invirtiendo más de 300 mil pesos.

La homofobia

Pero para Miranda Salman, el sueño de ser una mujer trans no estuvo peleado con el de ser futbolista. Durante su transición, Miranda incursionó en el futbol LGBTQ+. Incluso se convirtió en directora técnica de la Selección Mexicana de la Diversidad.

Desde ahí, Miranda luchó por el reconocimiento del llamado «Tri gay» y buscó que la Federación Mexicana de Futbol otorgara su apoyo al equipo. Sin embargo, se impuso la homofobia de los directivos.

Miranda Salman en la Selección de la Diversidad / Foto: Vanguardia

 

La transfobia

Miranda Salman tardaría 20 años en regresar a las canchas como futbolista profesional, siendo ya una mujer trans. Tuvo que esperar para incursionar en la liga femenil debido a que no contaba con los documentos legales que avalaran su identidad.

Cuando finalmente los obtuvo, enfrentó la transfobia institiucional de la liga. En una entrevista con el diario AS, relató que tuvo que llevar su lucha hasta Conapred.

«Cuando yo empecé a jugar en Liga Mayor, hubo un momento que ya no me dejaron por ser mujer trans, entonces a través de Conapred comencé una lucha que gané y seguí mi camino. Una de las resoluciones fue que el equipo en el que jugaba me tenía que recontratar o que yo estaba abierta para jugar en cualquier equipo. La realidad fue que nadie me contrató. Los argumentos fueron que ya tenían plantel completo, que no tenían dinero para pagar, hechos no discriminatorios pero sí me cerraron la puerta hasta que yo llegué a Quintana Roo hace dos años».

Miranda incluso mencionó que jugadoras de equipos rivales se negaban a salir a la cancha si ella jugaba.

El éxito

Finalmente, Miranda ha logrado cumplir sus metas. Es reconocida legalmente como mujer. Y se dedica a lo que más le gusta. Juega en el equipo de Quintana Roo de la Liga Mayor Femenil, donde ya fue campeona.

Miranda Salman, futbolista trans / Foto: Telehit

Y con su ejemplo, la futbolista trans Miranda Salman es un ejemplo para la comunidad LGBTQ+, demostrando que se pueden superar las adversidades.

Con información de AS y Lesbian Lips