Marijose, integrante trans del EZLN, conmueve a Europa con su historia

Marijose integrante trans del EZLN
A Marijose se le conoce cariñosamente dentro del EZLN como «compañeroa». / Foto: Regeneración Radio

Tras sufrir discriminación en su escuela y en su comunidad, Marijose encontró en el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) un espacio incluyente y emprendió una lucha contra la opresión.

El 12 de septiembre de 2021 regresó a México desde Europa el Escuadrón 421 del EZLN, grupo conformado por 7 personas entre las que se encuentra Marijose, integrante trans de la organización.

El 2 de mayo de 2021, Marijose partió rumbo a Europa a bordo de un barco junto con Lupita, Carolina, Yuli, Ximena, Bernal y Felipe, los otros integrantes del Escuadrón 421. Los zapatistas salieron de Isla Mujeres, Quintana Roo, con la misión de intercambiar experiencias con otros movimientos sociales y organizar la resistencia para enfrentar las desigualdades del sistema económico capitalista.

Durante 4 meses, Marijose y los otros integrantes del EZLN recorrieron varios países de Europa. Finalmente, regresaron a México, donde les sorprendió una emotiva recepción no solo de sus compañeros de lucha, sino también de integrantes de la comunidad LGBT+.

«Bienvenida, compañeroa», podía leerse en una manta en honor a Marijose con los colores de la bandera trans.

Valentina Thelema, mujer trans, recibió a Marijose del EZLN en el Aeropuerto Internacional de CDMX con una pancarta con los colores de la bandera trans. / Foto: Pie de Página

La historia de Marijose

Pero antes de regresar a México, Marijose conmovió a Europa al contar su historia de vida y cómo se integró al EZLN. El 5 de septiembre de 2021, el Escuadrón 421 participó en un encuentro con colectivos y colectivas en Zúrich, Suiza. Allí, Marijose habló sobre su infancia en un cuerpo con el que no se identificaba:

«Me di cuenta como a los 5 años de que no era igual […] Empecé a descubrir que yo era una niña. No me sentía a gusto con mi cuerpo, me gustaban los juegos de niñas. Así viví mi primera etapa de la vida sin saber que después viviría discriminada».

Antes de convertirse en integrante del EZLN, Marijose sufrió humillaciones por parte de sus compañeros de escuela.  A los 12 años se dio cuenta de que le gustaban los niños y a los 15 descubrió que su cuerpo no correspondía con la forma en que se sentía: «Me preguntaba: “¿Cómo hago para liberar esta persona que llevo adentro?”». ENTÉRATE DE CÓMO ES LA RESISTENCIA LÉSBICA EN EL EZLN.

Salida del clóset

Marijose es parte de una comunidad tojolabal, etnia de lengua maya del centro de Chiapas. En la zona el zapatismo tiene gran presencia, por lo que se integró a la organización para apoyar en talleres de educación y trabajar por la salud de su comunidad.

Cuando Marijose se integró al EZLN encontró por primera vez un espacio incluyente y se sintió segura. «La lucha no distingue religión, sexo y colores de la piel, lo único que importa es luchar por la libertad», contó de acuerdo con una transcripción de su relato publicada por Pie de Página. En medio de esa apertura fue cuando comenzó a preguntarse por su identidad:

«Me ponía muy contenta porque al final encontré un lugar donde no iba a sufrir discriminación, porque ahí podía vestirme como yo quisiera, y nadie me iba a criticar. Eso pensé, pero no les decía todavía [que era trans]. Empecé a pensar: “¿Soy gay, soy trans o soy trasvesti?”. Tenía esas dudas».

Con ayuda de internet y con el paso del tiempo, Marijose entendió que era una persona trans. Así, inició lo que calificó como una lucha contra su propio cuerpo. Comenzó a vestir atuendos femeninos. En un principio lo hacía a escondidas de su familia. Se cambiaba de ropa al salir de casa y lo hacía de nuevo antes de regresar. Por ello, Marijose continuaba recibiendo insultos y humillaciones por parte de las personas de su pueblo, pero no por parte de sus compañeras y compañeros en el EZLN. CONOCE LA HISTORIA DEL SOLDADO DEL EZLN QUE SE ENAMORÓ DE UNA MUJER TRANS DURANTE UNA MISIÓN EN CDMX.

Marijose, integrante trans del EZLN / Foto: RT

¿Cómo es ser trans en el zapatismo?

Cuando Marijose finalmente se asumió como trans, decidió mostrarse tal cual era ante sus compañeras y compañeros del EZLN. Según cuenta, nunca recibió comentarios discriminatorios, aunque sí muestras de curiosidad. Finalmente, decidió aprovechar esa curiosidad para sensibilizar sobre el tema:

«En vez de criticar, en vez de juzgar, lo primero que hacían era preguntarme. Yo con gusto les platicaba a los compas. A veces hacían círculos de unos 20 o 30 compañeros y me ponía en medio para contarles cómo fue mi vida de sufrimientos cuando pasé insultos, humillaciones en mi niñez y juventud fuera del zapatismo».

Dentro del EZLN, Marijose se encarga de impartir talleres de educación en pueblos y zonas zapatistas. Al respecto, cuenta que nunca se ha sentido discriminada y que sus compañeros y compañeras respetan que tenga cargos importantes en la lucha.

«Me dicen que en la lucha todos merecemos respeto y un espacio donde nos podamos expresar nuestros sentimientos […] No me vieron como un monstruo, no era una extraña, no era una enferma como nos trata el capitalista».

«Compañeroa»: EZLN

Marijose también contó que dentro del EZLN se refieren a ella como «compañeroa» y explicó que se trata de un término incluyente:

«Si eres lesbiana, si eres gay, si eres trans, todo abarca en una sola palabra que no te duela. Los compañeros me dicen “compañeroa Marijose”. Me siento halagada, me siento contenta, me siento respetada, protegida, porque esta palabra, ‘compañeroa’, para mí abarca muchas cosas, como que me abraza. Entonces esa palabra es la que manejamos nosotros».

No obstante, fuera del EZLN Marijose sigue sufriendo discriminación. «Vete a la chingada porque no eres mujer», le dicen al darse cuenta de que es trans los hombres que en un principio se sienten atraídos por ella. Al respecto, la integrante trans del EZLN cuenta que palabras tan hirientes pueden causar que las personas cometan suicidio. No obstante, comenta que la lucha zapatista consiste precisamente en construir un mundo donde quepan muchos mundos:

«Queremos ser como el reflejo de todas esas compañeras, de todos esos compañeros que aún están escondidos, que aún les da miedo decir quiénes son. Queremos que aprendan a luchar, que aprendan a organizarse, a defender su vida».

¿Qué te pareció la historia de Marijose y su lucha dentro del EZLN? ¿Ya sabías que el EZLN tiene una integrante trans y que es un espacio incluyente para la diversidad?

Con información de Pie de Página

error: Alert: Ya te vimos pillín, mejor comparte.