Guadalajara: Arzobispo defiende a hospital que rechazó a mujer trans

Arzobispo de Guadalajara defiende a hospital que rechazó a mujer trans atacada con ácido
Tras ser atacada con ácido, Zoé acudió al hospital Santísima Trinidad, pero los médicos se negaron a atenderle. / Foto: Mural

El caso de Zoé, mujer trans atacada con ácido en Guadalajara, muestra que los discursos de odio, como el del arzobispo Francisco Robles Ortega, pueden materializarse en violencia hacia la comunidad LGBT+.

Francisco Robles Ortega, arzobispo de Guadalajara, defendió al hospital religioso Santísima Trinidad, mismo que rechazó atender a Zoé, la mujer trans atacada con ácido el martes19 de octubre de 2021.

En declaraciones citadas por el diario local El Occidental, Robles Ortega reconoció que no hay motivo para que una institución médica niegue la atención a quien la requiere. «Ni por su credo, ni por su estatus social, ni por su preferencia, no hay razón, no hay motivo, todo ser humano merece respeto a su dignidad y atención en una situación de emergencia», comentó.

Sin embargo, el arzobispo de Guadalajara también defendió al hospital Santísima Trinidad que rechazó atender a la mujer trans atacada con ácido. Según dijo, la negación de la atención no se debió a la identidad de género de la víctima. «No creo que por ser católicos se hayan puesto a discriminar», dijo.

Cardenal Francisco Robles Ortega, arzobispo de Guadalajara / Foto: El Occidental

Cabe recordar que el día de la agresión Zoé se encontraba afuera de un hotel en el cruce de las calles Independencia y Madero. Posteriormente, un hombre que pasaba por el lugar le arrojó ácido, ocasionándole lesiones en el 60% del cuerpo. La víctima acudió al hospital Santísima Trinidad, que se encontraba a 2 cuadras del lugar de los hechos. Sin embargo, el personal de la institución médica religiosa se negó a atenderla.

Sí fue discriminación

Contrario a lo que dijo el arzobispo de Guadalajara, la presidenta de Unión Diversa Jalisco, Fascinación Jiménez, describió lo sucedido a la mujer trans como un caso de «discriminación y transfobia». La activista que dio seguimiento al caso comentó que los médicos «están obligados ante la ley a atender a las emergencias». Asimismo, el testimonio de la propia Zoé, dado a conocer en el portal Debate, comprueba la actuación negligente de los médicos:

«Yo les gritaba: “¡Ayúdenme, ayúdenme!”. Me ardía mucho la cara. Pero los doctores nada más se me quedaban mirando».

Discurso de odio proviene de la Iglesia

Lo irónico del asunto es que la discriminación hacia la mujer trans que rechazó el hospital religioso podría estar motivada por discursos de odio como el del propio arzobispo de Guadalajara. CONOCE A LOS OBISPOS Y ARZOBISPOS SEÑALADOS POR SU DISCURSO DE ODIO.

El 15 de octubre de 2021, solo 4 días antes del ataque con ácido, Francisco Robles Ortega se refirió al matrimonio igualitario como una desgracia para la humanidad. Antes, en 2016, el arzobispo se quejó de que la ‘ideología de género’ «pretende abolir la diferencia de sexos». MIRA POR QUÉ LA MAL LLAMADA ‘IDEOLOGÍA DE GÉNERO’ ES UN INVENTO.

En enero de 2015, el arzobispo de Guadalajara también desconoció la identidad de género de una mujer trans. Al referirse al caso de Andrea Carolina Martínez, una profesora de secundaria a quien se le asignó el género masculino al nacer, Francisco Robles se refirió a la docente usando pronombres masculinos. Aunque supuestamente defendió los derechos de la profesora, pidió a los padres de familia pensar si querían que sus hijos continuaran en la misma escuela.

Si un jerarca como el arzobispo de Guadalajara emite este tipo de discursos, no sorprende que un hospital católico haya discriminado a una mujer trans. El discurso de odio puede materializarse en acciones u omisiones que perjudican a la comunidad LGBT+.

Tras ser discriminada en el hospital Santísima Trinidad, Zoé tuvo que acudir a la Cruz Verde. Allí también se le atendió de forma negligente, pues se le dio de alta inmediatamente y se le envió a casa. Tuvo que ser operada de emergencia 2 días después para no perder un ojo. Por fortuna, su vida se encuentra fuera de peligro. MIRA CÓMO PUEDES APOYAR A ZOÉ.

Sin duda, el arzobispo de Jalisco debería tener en cuenta que el discurso de odio puede derivar en casos de violencia y discriminación como el de la mujer trans atacada con ácido.

Con información de El Occidental, Debate, MSN y Crónica Jalisco

error: Alert: Ya te vimos pillín, mejor comparte.