Caso Mireya Rodríguez: Activistas de Chihuahua denuncian impunidad

Altar dedicado a Mireya Rodríguez Lemus / Foto: Facebook (Comité de la Diversidad Sexual de Chihuahua)

El 2 de septiembre de 2020, autoridades de Chihuahua encontraron el cuerpo de la activista y mujer trans Mireya Rodríguez Lemus y, desde entonces, colectivos de la diversidad sexual han exigido que el caso no quede en impunidad como la mayoría de los que se registran en México.

En septiembre de 2022 se cumplen 2 años desde que la Fiscalía General de Chihuahua confirmó el asesinato de la activista Mireya Rodríguez Lemus y, pese a los llamados que se han hecho desde los colectivos LGBT+ (especialmente los que trabajan por los derechos de la población trans), se corre el riesgo de que el crimen se mantenga en impunidad.

Acorde con estadísticas recabadas por la organización Letra S, entre 2014 y 2021 esta entidad del norte del país reportó 24 transfeminicidios. Con 5 asesinatos casi de manera sucesiva, 2020 se perfiló como uno de los años más violentos para las mujeres trans.

¿Qué es lo último que se sabe sobre este caso en Chihuahua?

A través de sus redes sociales, Mayte Regina Gardea (Unión y Fuerza de Mujeres Trans A. C.) dio a conocer que las autoridades dejaron en libertad al presunto responsable. Sumado a esta denuncia, Gardea problematizó la incompetencia de la Fiscalía.

En principio, manifestó que la comunidad LGBT+ sabe que la cifra no coincide con la de la instancia, la cual contabiliza 19 transfeminicidios. De esa estadística, señaló Gardea, «no hay una línea de investigación».

También dijo no tener conocimiento de si hay un proceso similar para el caso de Mireya Rodríguez Lemus. Asimismo, puntualizó que se contaban con «pruebas contundentes» contra el exdetenido, tales como la posesión del automóvil y «ropa que fue encontrada en su casa con sangre» de la víctima.

La actual presidenta de Unión y Fuerza de Mujeres Trans A. C. no fue la única en hablar respecto a la impunidad que rodea el caso de Mireya Rodríguez Lemus. El 8 de julio de 2022, Karla Arvizo (Comité de la Diversidad Sexual de Chihuahua) mostró su indignación ante el hecho de que la decisión de 3 jueces «mató 2 veces a Mireya».

Según expresó, «por primera vez, se iba a resolver un caso de transfeminicidio». A través de Facebook, el Comité de la Diversidad Sexual de Chihuahua compartió lo siguiente sobre la liberación del único detenido:

«Se debe a la falta de profesionalismo de la Fiscalía General del Estado de Chihuahua que desde que ocurrieron los hechos hicieron un papel lamentable y demostraron que no son capaces de garantizar justicia para la sociedad a la que tanto dicen defender. Prueba de ello es que hoy el asesino de Mireya está libre».

Además de la Fiscalía, ¿hacia quiénes van los llamados de atención?

Anexo a lo que expuso Mayte Regina Gardea respecto a las pruebas, el Comité de la Diversidad Sexual de Chihuahua recordó que la entidad en cuestión ocupa «el segundo lugar a nivel nacional en crímenes de odio contra la población LGBT+».

Por ello, se hizo un llamado directo a María Eugenia Campos Galván. Desde antes de asumir el cargo como gobernadora, la panista fue señalada por homofobia. Durante su rol como legisladora local propuso e impulsó una iniciativa para elevar el grado constitucional del matrimonio como la unión entre hombre y mujer.

Para justificar su postura antiderechos ‘argumentó’ que solo el 1% de la población de Chihuahua es homosexual. AQUÍ TE CONTAMOS SOBRE EL HISTORIAL HOMOFÓBICO DE MARÍA EUGENIA CAMPOS GALVÁN.

Nada más para que tengas el dato: acorde con los resultados de la la primera Encuesta Nacional sobre Diversidad Sexual y de Género (Endiseg), el porcentaje de población LGBT+ de Chihuahua es de 4.9%.

Declaración del Comité de la Diversidad Sexual de Chihuahua sobre el caso de Mireya / Imagen: Facebook (Comité de la Diversidad Sexual de Chihuahua)

Posicionamiento

Además de Unión y Fuerza de Mujeres Trans A. C. y Comité de la Diversidad Sexual de Chihuahua, el 10 de julio de 2022 Letra S lanzó un posicionamiento respecto a la liberación del presunto responsable del asesinato de Mireya Rodríguez Lemus.

Una de las primeras puntualizaciones en la que hace énfasis es que las autoridades tenían en posesión y conocimiento «más de 70 evidencias halladas por la Fiscalía General del Estado de Chihuahua». Por ello, la organización firmante, las anteriormente mencionadas y el padre de Mireya, Jesús Rodríguez, comunicaron que recurrirán a «los recursos judiciales correspondientes al fallo del Tribunal Superior de Justicia (TSJ)».

En una línea similar a la de Karla Arvizo, Letra S subrayó que:

«A pesar de la relevancia del caso, ya que es el primer asesinato de una mujer trans que se investigó con perspectiva de género, aún permean ciertos vicios en los organismos de impartición de justicia».

Sumado a problematizar la permanencia de «prejuicios que afectan directamente a la resolución final», se rescató lo que implica la decisión de las autoridades:

«El mensaje que envía la Fiscalía General del Estado de Chihuahua, tras la decisión de liberar al presunto culpable, es que hay una total impunidad hacia quienes agreden y asesinan a las mujeres trans. Pues no se les sanciona ni juzga con todo el rigor de la ley […] El TSJ de Chihuahua ni siquiera tomó en cuenta el Protocolo de actuación para quienes imparten justicia en casos que involucren la orientación sexual o identidad de género expedido por la Suprema Corte de Justicia de la Nación».

Esto dijo Letra S sobre el caso Mireya Rodríguez. / Imagen: Twitter (@Letraese)

¿Cuáles son las exigencias para el acceso a la justicia?

Así como lo señalamos en párrafos anteriores, la demanda de no dejar el caso de Mireya Rodríguez Lemus en la impunidad no solo se dirige a la Fiscalía. Además de esta instancia y el Gobierno en sus diferentes niveles, Letra S puso acento en las responsabilidades que tienen la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas del Estado de Chihuahua y la Comisión Estatal de Derechos Humanos.

A la primera se le exige mantener informadas a las víctimas indirectas y brindarles apoyo cuando recurran al fallo del TJE. En cuanto a la Comisión Estatal de Derechos Humanos se recordó su rol en el otorgamiento de medidas cautelares y garantía del derecho al debido proceso.

Aquí se detallan las exigencias a cada instancia. / Imagen: Twitter (@Letraese)

A su vez, se hizo un llamado a las y los representantes del Gobierno estatal y municipal. A continuación, enumeramos algunas de las acciones en concreto que se solicitan:

  1. Ley Mireya Rodríguez Lemus: modificación del Código Penal para la tipificación de los crímenes de odio en razón de identidad de género y orientación sexual
  2. Ley de identidad de género
  3. Preservar la integridad de las trabajadoras sexuales transgénero y transexuales
  4. Erradicar contenidos discriminatorios de los Bandos Municipales de Policía y Buen Gobierno

Mensaje a los gobiernos / Imagen: Twitter (@Letraese)

Lo que ha pasado desde 2020

La lucha contra la impunidad sobre el caso de Mireya Rodríguez Lemus se remonta al 28 de agosto de 2020. Fue el último día que se le vio con vida. Posteriormente, vecinas y vecinos de la colonia Solar del Valle del municipio Aquiles Serdán reportaron la presencia de un aroma muy peculiar.

Para el 2 de septiembre de 2020, los elementos involucrados confirmaron a los medios que el cuerpo de la activista se encontraba en estado de descomposición. Para esa fecha no se tenía certeza de lo que ocasionó el deceso. Lo que se reiteró desde organizaciones como el Instituto Chihuahuense de las Mujeres fue que la muerte de la fundadora de Unión y Fuerza de Mujeres Trans A. C.:

«Se dio en circunstancias violentas».

Desde portales como Somos el medio se puntualizó que personas cercanas a Mireya mostraron asombro al no saber de ella. Eso fue lo que las motivó a acudir a su domicilio. Cuando se supo que el cuerpo presentaba signos de violencia, se recordó que la también activista por los derechos de la población que vivía con VIH reportó recibir amenazas.

Por qué se necesitan protocolos focalizados

Para evitar que el caso de Mireya Rodríguez Lemus quedara en la impunidad y en investigaciones parciales, se solicitó que se tomara en cuenta la vulnerabilidad a la que están expuestas las mujeres trans de la zona norte y fronteriza de México. Otra de las demandas fue garantizar seguridad a las integrantes de Unión y Fuerza de Mujeres Trans A. C.

Estas exigencias —que, cabe destacar, son los gestos mínimos para el derecho al duelo y el acceso a la justicia—, no solo vinieron por parte de colectivos. El 10 de septiembre de 2020, la Oficina del Alto Comisionado de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) llamó a las autoridades:

«A investigar de forma exhaustiva y de conformidad con los estándares internacionales de debida diligencia y perspectiva de género el asesinato».

Con ello, también se hizo énfasis en que se tomara en cuenta la labor de defensa de derechos humanos que encabezaba Mireya Rodríguez Lemus.

Avances y retrocesos en el caso de Mireya Rodríguez Lemus

A los pocos días, la Fiscalía General del Estado de Chihuahua anunció sobre la detención del presunto responsable, Iván Arturo G. P.

Además del paradero, se informó que podría recibir una pena de 60 años en prisión. Para emitir cualquier tipo de sentencia, se programó una audiencia para el 18 de agosto de 2021. En este intervalo, familiares y amistades cercanas a Mireya hicieron presente su indignación respecto a las problemáticas que encontraron para recibir el cuerpo.

Asimismo, expusieron las inconsistencias que se vislumbraran en el caso. Una de ellas fue el desconocimiento de la identidad de género de la víctima.

Pese a la presión por parte de los colectivos, un año después de los hechos se denunció impunidad en el asesinato de Mireya Rodríguez Lemus. El 2 de septiembre de 2021 Letra S publicó información adicional. A partir de este suplemento de La Jornada se supo que el juicio podía demorar entre 3 meses y 2 años.

De acuerdo con la abogada a cargo, Laura Hernández García, el imputado «no aceptó llevar a cabo un juicio abreviado». Sin embargo, para ese entonces el mayor avance que se tenía es que el delito se catalogó como un homicidio en razón de género.

Pero aun así, el exvinculado a proceso se encuentra en libertad desde el 8 de julio de 2022. Como en muchos otros casos de transfeminicido en el país: las autoridades regresan y se estancan en el punto de partida. Mientras tanto, las víctimas secundarias temen por su integridad, pero continúan exigiendo que el nombre de Mireya Rodríguez Lemus no sea otro de los casos de impunidad en este país.

Activistas exigen justicia por Mireya Rodríguez Lemus. / Foto: W Radio

Desde Homosensual nos unimos a la exigencia de que las autoridades presten atención y sean conscientes de las implicaciones a las que se pueden traducir los actos de negligencia en el caso de Mireya Rodríguez Lemus y de otras personas LGBT+ que han querido ser mantenidos en la impunidad.

Con información de Animal Político, Somos el medio, Organización de las Naciones Unidas (ONU) y Letra S (La Jornada)