‘Tigre’ Jiménez ratifica queja por discriminación contra Consejo Mundial de Boxeo

Alejandra 'Tigre' Jiménez, boxeadora lesbiana mexicana y campeona mundial, acudió a las instalaciones del Conapred el 14 de octubre de 2022. / Foto: Cortesía Tigre Jiménez

Alejandra ‘Tigre’ Jiménez, boxeadora lesbiana y primera mexicana que logró ser campeona en la categoría de peso completo, ratificó su queja por discriminación en contra del Consejo Mundial de Boxeo el 14 de octubre de 2022, luego de anunciar su retiro y denunciar lo que ha tenido que vivir en el gremio desde hace años.

Merecedora del título de peso completo por parte del Consejo Mundial de Boxeo (CMB) y deportista abiertamente lesbiana, Alejandra ‘Tigre’ Jiménez Ayala acudió a las instalaciones del Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred) para ratificar su queja «en contra del CMB y de quienes resulten responsables». Lo hizo en compañía de su abogada, la licenciada Lizbeth Lugo Hernández; de la diputada Ana Francis Mor; y de Sol Moreno, Artemisa Rofocale y Daniela García, representantes de la Dirección general de diversidad sexual y DDHH de la CDMX

«[Tengo] la seguridad de que se hará justicia y que todo esto generará un cambio positivo para todas las MUJERES sin importar orientación sexual o apariencia».

Jiménez anunció el 22 de septiembre de 2022 que se retira de dicha disciplina deportiva a razón de la discriminación de la que ella y su familia han sido víctimas.

¿Por qué ‘Tigre’ Jiménez se retira del box?

En una serie de reels de Instagram, la atleta manifestó el 22 de septiembre que la vulneración a su carrera profesional data desde 2016. Además de su esposa, mamá e hijas, la Tigre exceptuó de este tipo de tratos a su promotor, Pepe Gómez. De ahí en fuera, el gremio la ha mantenido en una incertidumbre que la ha afectado física, económica y emocionalmente. CONOCE A DEPORTISTAS LGBT+ QUE ESTÁN FUERA DEL CLÓSET.

Campeona, pero sin corona… ni butaca en la Convención Mundial de Box

Al día de hoy, Alejandra ‘Tigre’ Jiménez está convencida de que, pese a sus victorias, «el box es un deporte machista y con muchas personas retrógradas». Uno de los episodios que inauguran la discriminación y hostilidad al interior se remonta a 2016.

En ese entonces, se realizaba un promocional para televisión con las campeonas mundiales de boxeo. El material publicitario tuvo como sede Ciudad de México. La Tigre todavía era residente de la capital. Pero los organizadores nunca tuvieron intenciones incluirla.

Mediante una llamada telefónica con su promotor, Alejandra se enteró de que no había sido convocada. Cuando Gómez pidió una explicación, se le dijo que la boxeadora «no podía estar ahí porque no usaba vestido».

Seguida de esta respuesta que denotó discriminación en razón de orientación sexual y expresión de género, Alejandra ‘Tigre’ Jiménez encaró otra falta de respeto hacia su entrega como una profesional del deporte. Para continuar con su carrera, ella y su familia se mudaron a Cancún, ciudad en la que vivía Pepe Gómez.

Uno de los eventos que sabía le abriría camino era la Convención Mundial de Box. Sin embargo, al llegar se dio cuenta de que ninguna de las butacas tenía su nombre. Pese a sus logros, tampoco había posters. «Estoy segura de que el 99% de los mexicanos no sabe que soy campeona mundial», expresó a través de su cuenta de Instagram. ELLAS SON LAS BOXEADORAS PROFESIONALES ABIERTAMENTE LESBIANAS Y BISEXUALES.

La Tigre con sus títulos / Foto: Instagram (@tigrejimenezbox)

La jugada poco profesional de sus contrincantes

En medio del comportamiento excluyente por parte de las autoridades del box, Alejandra ‘Tigre’ Jiménez se enfrentó a otra problemática: los ataques por parte de quienes habían sido sus contrincantes. Previo a una pelea que la posicionaría como una de las grandes promesas de la disciplina, recibió ataques por parte de otras boxeadoras. Entre ellas, la estadounidense Claressa Schields.

Junto a otra de sus compañeras, la también experta en artes marciales mixtas aseguró que Tigre era hombre y de ahí derivaban sus éxitos. Este tipo de comentarios —que ahora sabemos forman parte del discurso transfóbico— no solo vinieron de gente al interior del gremio deportivo.

Según expuso la campeona mundial, un reportero —del cual dijo no merecía la pena revelar datos— montó una página en la que hacía las mismas ‘afirmaciones’. Dicha situación no solo atentó contra la integridad psicológica de la atleta. También afectó su salud física.

De manera pública se sabe que la boxeadora Alejandra ‘Tigre’ Jiménez vive con problemas de la tiroides. A la par de los comentarios malintencionados, la deportista tuvo problemas para conseguir su visa. Por ello no pudo viajar ni participar en la pelea. Por su ausencia, se aprovecharon para acusarla de no querer competir por encontrar que ‘estaba haciendo trampa’.

Pruebas de anti-doping: la gota que derramó el vaso y lo que orilló a Alejandra ‘Tigre’ Jiménez a anunciar su retiro del box

Pese a la discriminación que atravesó Alejandra ‘Tigre’ Jiménez por ser una boxeadora abiertamente lesbiana, decidió seguir y conquistar más títulos internacionales. A razón de ello, en 2019 se sumó al Programa Boxeo Limpio, mismo que está a cargo del Consejo Mundial de Boxeo y la Voluntary Anti-doping Association (VADA).

Según se lee en el comunicado suscrito por ambas instancias, lo que se busca es la prevención del consumo de «drogas y productos que realzan el rendimiento físico» en las y los deportistas. La Tigre y demás atletas firmantes siempre supieron desde un principio que se les realizarían pruebas de laboratorio para cumplir con las medidas protocolarias.

No obstante, después de que Alejandra Jiménez derrotó a la boxeadora estadounidense Franchón Crews-Dezurn —quien posteriormente se negó a compartir ring con la Tigre— el terreno se tornó un tanto hostil. Para descartar el consumo de cualquier sustancia que comprometiera su desempeño como deportista, el laboratorio le realizó 2 pruebas de anti-doping. Una fue de sangre y la otra de orina.

Al recibir sus resultados en enero de 2020, hubo un dato que no cuadró. Mientras en la prueba de sangre salió negativa, la de orina sugirió la ingesta de estanozolol, esteroide aprobado por la Administración de Alimentos y Medicamento (FDA, por sus siglas en inglés).

Antes de investigar cualquier inconsistencia —por ejemplo, que la Tigre tuvo sus respectivas dudas sobre el procedimiento—, la Organización Mundial de Boxeo (OMB) optó por retirarle uno de sus títulos. Asimismo, desde la organización se le dijo que se le mantendría en suspensión durante 6 meses.

No se rindió en demostrar que las pruebas no eran convincentes

Aunque Alejandra ‘Tigre’ Jiménez siempre tuvo en cuenta que se le estaba tratando de una manera injusta, aceptó la sanción. Pero luego recibió una llamada por parte de Mauricio Sulaimán, presidente del Consejo Mundial de Boxeo desde 2014. El también empresario le notificó que la sanción sería de 9 meses.

En ese periodo, justo cuando la COVID-19 se volvió emergencia sanitaria, la Tigre perdió patrocinios y lidió con la advertencia de que por «la duda» de las autoridades deportivas, tendría que recuperar todos sus títulos. A la par se sometió a otras pruebas de laboratorio.

En una de ellas volvieron a presentarse las mismas inconsistencias. Solo que en dicha ocasión se le acusó de ingerir anfetaminas.

Para probar que los análisis pueden estar manipulados, Alejandra ‘Tigre’ Jiménez se acercó a su endocrinólogo. Primero le preguntó si había alguna posibilidad de que los medicamentos con los que lleva su tratamiento para el hipotiroidismo influyeran.

El especialista lo descartó y, además, solicitó al laboratorio un desglose del contenido de los fármacos que ingiere. Ninguna de las sustancias que aparecen en los supuestos resultados de la VADA se encuentran en los medicamentos, según los análisis.

Sumado a esto, el endocrinólogo recomendó a la Tigre hacerse unas pruebas en las que se analice el cabello. Sus resultados fueron negativos. Sin embargo, no fueron convincentes para el gremio al que Alejandra Jiménez entregó su vida, cariño y esfuerzo durante tanto tiempo. De ahí que la campeona mundial haya decidido retirarse, pero no sin antes asegurar que su historia no se va a repetir en otras chicas apasionadas del box.

La macroclase es una de las acciones que se organizan en apoyo de la Tigre. / Imagen: Instagram (@defensorasdigitalesqroo)

¿Ya conocías el caso de discriminación de Alejandra ‘Tigre’ Jiménez, campeona mundial de boxeo y deportista abiertamente lesbiana? Si quieres apoyarla, sigue de cerca las actividades que organizan colectivas y grupos como Foro Cuir, Ováricas y la Red por los Derechos Sexuales y Reproductivos de México.

Con información de Reels de Instagram (1, 2 , 3 y 4)