InicioLGBTQ+DiversidadParejas asexuales: romanticismo no es sinónimo de sexo

Parejas asexuales: romanticismo no es sinónimo de sexo

-

¿Sabías que las personas asexuales también forman parejas? Si esto te sorprende, quizás deberías checar la diferencia entre orientación sexual y orientación romántica.

Las parejas asexuales son la muestra de que la atracción sexual no es sinónimo de atracción romántica y viceversa.

Ser asexual no está peleado con tener una relación amorosa ni con formar una familia. De hecho, ni siquiera conlleva un rechazo tajante a mantener relaciones sexuales. En realidad, la letra “A” del acrónimo LGBTTTIQA comprende un amplio espectro de categorías y orientaciones románticas. 

Al final, lo que menos importa son las etiquetas. Los vínculos emocionales y afectivos trascienden el sexo y el género. Sin embargo, hay algunos conceptos que es importante conocer para entender la lógica detrás de las parejas asexuales. CONOCE A LOS FAMOSOS QUE SE HAN DECLARADO ASEXUALES.

Bandera asexual
Bandera que identifica a las personas asexuales / Foto: Conoce las banderas

El espectro de la asexualidad

A grandes rasgos, la asexualidad se define como falta o escasez de deseo sexual. Sin embargo, dentro de esta categoría hay un amplio espectro de identidades. Por ejemplo: hay personas que se definen como completamente asexuales; es decir, que experimentan una falta absoluta de atracción sexual.

También hay quienes se identifican como grisexuales. Estas personas sienten deseo sexual de forma esporádica. E incluso existen personas que se identifican como demisexuales; es decir, que sienten atracción sexual solo por personas con quienes ya desarrollaron una conexión afectiva profunda. De modo que pertenecer al espectro asexual no implica un rechazo tajante a las relaciones sexuales o de pareja. CHECA AQUÍ TODOS LOS TIPOS DE ASEXUALIDAD QUE EXISTEN.

Comunidad asexual de México
Contingente asexual en la Marcha del Orgullo LGBTTTIQA+ en CDMX, 2016 / Foto: Telemundo

Orientación romántica

Por otro lado, las personas asexuales pueden experimentar escasa o nula atracción sexual, pero al mismo tiempo sentir una intensa atracción romántica hacia sus parejas.

Esto se debe a que la orientación sexual se distingue de la orientación romántica. Mientras la primera hace referencia al deseo sexual, la segunda implica una atracción afectiva y el deseo de formar un vínculo emocional íntimo con una persona.

En ese sentido, existen diversas orientaciones románticas que pueden animar a las personas asexuales a formar parejas. Por ejemplo, está el caso de las personas heterorrománticas, que sienten atracción romántica por personas del sexo opuesto. También hay personas homorrománticas, a quienes solo les atraen románticamente las personas de su mismo sexo. Asimismo, hay personas asexuales birrománticas, que pueden formar vínculos tanto con hombres como con mujeres. E incluso hay personas demirrománticas, que sienten atracción por personas con quienes forman vínculos emocionales intensos, más allá de su sexo o género. 

Comunidad asexual de Buenos Aires
Comunidad Asexual de Buenos Aires, Argentina / Foto: Infobae

Entonces, ¿cómo son las relaciones entre parejas asexuales?

Del mismo modo en que hay orientaciones sexuales diversas, también hay diversos tipos de relaciones. En ese sentido, Moisés Catalán, presidente de la Asociación Nacional Queer El Príncipe Lila, de España, comentó durante una entrevista al diario 20 minutos que el tipo de relación entre personas asexuales puede variar de una situación a otra:

«Mantener una pareja donde uno es asexual y otro sexual depende del acuerdo al que ambos lleguen. Hay quienes tienen sexo por llevar adelante el noviazgo, mientras que otros establecen una relación abierta».

En ese sentido, existen testimonios de los diversos tipos de noviazgos, matrimonios o relaciones que pueden tener las personas asexuales. 

Compartir la vida en pareja

Por ejemplo: Angélica es una mujer asexual demirromántica española que tiene como pareja a quien en su momento fue su mejor amigo. En una entrevista concedida a Vice, Angélica explicó la forma en que el vínculo afectivo con esa persona la hizo desear una vida en pareja:

«Cuando conocí a mi pareja, aún no tenía ningún interés en el romance. Fue solo después de que nos volvimos muy cercanos que comencé a pensar en él todo el tiempo hasta el punto en que me daban dolores de cabeza. Pero eran dolores buenos y adictivos. Siempre esperaba con ansias hablar con él; me hacía feliz que me mandara mensajes. Por primera vez, pude verme viviendo con alguien y compartiendo mi vida con alguien».

Formar una familia

Por otro lado, hay personas asexuales que incluso sueñan con procrear y tener una familia. Tal es el caso de Elisa, una mujer asexual de Carolina del Norte, quien contó a Vice que tiene como pareja a un hombre que sí siente atracción sexual por ella.

«Nuestro matrimonio es muy feliz y saludable, y el sexo es una parte pequeña de él. Queremos tener una familia, por lo que hemos tenido relaciones sexuales con el fin de tener hijos. Cuando no estamos tratando de concebir, yo diría que el sexo ocurre una vez cada tres meses. No me siento atraída sexualmente por él, aunque lo amo mucho y me encanta compartir la vida con él».

Asexual y poliamorosa

Hay personas asexuales que no tienen múltiples relaciones de pareja o se definen como poliamorosas. Así ocurre con Evie, una mujer británica que explicó en entrevista a BBC Mundo que ama a muchas personas, pero solo siente atracción sexual por aquellas con quienes tiene un estrecho vínculo afectivo.

mujer asexual poliamorosa
Evie Paffard se identifica como demisexual y es poliamorosa. / Foto: BBC Mundo

A final de cuentas, lo que menos importa son las etiquetas. Si hay amor, una pareja puede ser feliz sin importar si es heterosexual, homosexual, asexual, monógama, abierta o poliamorosa.

Con información de Vice, BBC Mundo y 20 minutos

Edgar Ulises
Hago periodismo y comunicación política. Sigo la actividad legislativa: ahí nos representan o nos joden. El cambio está en los movimientos sociales.
error: Alert: Ya te vimos pillín, mejor comparte.