Aprueban sanciones para quienes impartan ‘terapias de conversión’ en CDMX

Activistas LGBTQ+ se reunieron afuera del Congreso de la Ciudad de México durante la votación de la iniciativa para sancionar las terapias de conversión / Foto: Twitter

El Congreso de la Ciudad de México aprobóuna reforma al Código Penal capitalino e imponer sanciones a quienes impartan ‘terapias de conversión’.

El Congreso de la Ciudad de México aprobó el dictamen con la propuesta para reformar el Código Penal capitalino e imponer sanciones a quienes impartan ‘terapias de conversión’ u obliguen a algún tercero a recibirlas.

El dictamen se aprobó durante una sesión virtual extraordinaria. El dictamen se aprobó con 49 votos a favor, 9 en contra y cinco abstenciones. Posteriormente, se rechazó una reserva que buscaba proteger a los grupos religiosos que realizan dichas prácticas.


A partir de esta reforma, las ‘terapias de conversión’ quedan definidas en el artículo 149 Quarter del Código Penal de la Ciudad de México de la siguiente forma:

«Se entiende por terapias de conversión aquellas prácticas consistentes en sesiones psicológicas, psiquiáticas o métodos de tratamientos que tengan por objeto anular, obstaculizar, modificar o menoscabar la expresión o identidad de género así como la orientación sexual de la persona en la que se emplea violencia física, moral o psicoemocional mediante tratos, crueles, inhumanos o degradantes que atenten contra la dignidad humana».

Las sanciones

La reforma contempla sanciones de dos a cinco años de prisión a quienes impartan ‘terapias de conversión’. Además, se impondrían de 50 a 100 horas de trabajo en favor de la comunidad. La misma sanción aplicaría para quien obligue a alguien a tomar la ‘terapias’.

Por otro lado, si la ‘terapia’ se impartiera a un menor de edad, se aplicaría una agravante. Esta consistiría en aumentar la pena en un 50 por ciento.

Nada qué curar

La iniciativa para establecer sanciones a la impartición de ‘terapias de conversión’ se presentó en septiembre de 2018. Apenas el pasado 10 de julio se aprobó en comisiones, y este viernes se avaló en el pleno del Congreso capitalino.

Al presentar el dictamen, el presidente de la Comisión de Pocuración y Administración de Justicia, Eduardo Santillán, indicó que la reforma protege el derecho al libre desarrollo de la personalidad. Asimismo, recordó que desde hace 30 años la Organización Mundial de la Salud determinó que la homosexualidad no se considera una enfermedad.

Sesión extraordinaria del Congreso de la Ciudad de México en la que se aprobó establecer sanciones a quienes impartan ‘terapias de conversión’ / Captura de pantalla

En ese sentido, Temístocles Villanueva, autor de la iniciativa, recordó que «no hay nada que curar». Asimismo, llamó a sus compañeros a votar en contra de la dicriminación y a favor de los derechos.

La única reserva presentada al dictamen corrió al cargo del diputado de Encuentro Social, Fernando Aboitiz. Sin embargo, se rechazó con 49 votos en contra. Previamente, el legislador también presentó una moción suspensiva rechazada con 45 votos en contra.

La aplicación de sanciones a quienes impartan ‘terapias de conversión’ es uno de los mayores avances para los derechos de la comunidad LGBTQ+ desde 2009, cuando se aprobó el matrimonio igualitario en la capital del país.

error: Alert: Ya te vimos pillín, mejor comparte.