Alcalde de Querétaro arrebata derechos a los LGBT+

Querétaro derechos LGBT+
Un regidor confrontó al alcalde de Querétaro, Luis Bernardo Nava, por las medidas que atentan contra los derechos de las personas LGBT+.

En lugar de garantizar los derechos de las personas LGBT+, el alcalde de Querétaro, Luis Bernardo Nava, obstaculiza el matrimonio igualitario.

En Querétaro, los derechos de las personas LGBT+ sufrieron un retroceso desde la llegada de Luis Bernardo Nava al Gobierno municipal. Hasta 2018, las parejas conformadas por personas del mismo sexo podían casarse en la capital queretana sin necesidad de recurrir a un amparo ante el poder judicial. Sin embargo, el edil panista revirtió las medidas creadas por su antecesor, imponiendo trabas al matrimonio igualitario.

Desde 2015, la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) estableció en su jurisprudencia que los jueces federales deben otorgar amparos a todas las parejas conformadas por personas del mismo sexo que deseen casarse. En ese sentido, en 2016,  el entonces alcalde de la capital queretana, Marcos Aguilar Vega, estableció una medida administrativa para permitir el matrimonio entre personas del mismo sexo a través de un trámite administrativo.

Esta decisión implicó un importante avance en materia de derechos humanos para la comunidad LGBT+ de Querétaro. Gracias a la medida, las parejas podían ahorrarse el tiempo y el costo de tramitar el amparo. No obstante, todo cambió con el relevo en el Gobierno municipal.

En 2014, María Fernanda López y Mariana Vega celebraron el primer matrimonio igualitario en Querétaro.

El retroceso

En noviembre de 2018, dos mujeres acudieron al Registro Civil de Querétaro con la intención de casarse. Sin embargo, para su sorpresa, se les informó que requerían un amparo federal.

En ese momento, la comunidad LGBT+ de Querétaro se percató de que el alcalde Luis Bernardo Nava revirtió la medida creada por su antecesor. El edil argumentó que la jurisprudencia de la Corte es obligatoria para los jueces, pero no para los municipios. Por ende, dijo que las parejas conformadas por personas del mismo sexo deberán solicitar los amparos al Poder Judicial y, cuando los obtengan gracias a la jurisprudencia, podrán casarse en el municipio.

Luis Bernardo Nava, alcalde de Querétaro

La decisión de Nava implicó un retroceso para los derechos de las personas LGBT+ de Querétaro. En su momento, la Defensoría de los Derechos Humanos del Estado recomendó al alcalde reconsiderar su decisión, pues esta era discriminatoria hacia las parejas conformadas por personas del mismo sexo.

 Oídos sordos

Casi dos años después, el alcalde Luis Bernardo Nava sigue sin atender la recomendación de la Defensoría de los Derechos Humanos. También sigue sin escuchar los reclamos de activistas LGBT+ y colectivos de la diversidad sexual. No obstante, hay quienes no quitan el tema del renglón.

Este fin de semana, durante el informe de gobierno del alcalde, el regidor Luis Gabriel Osejo recordó que Nava tiene una deuda con la comunidad LGBT+.

Osejo pidió al alcalde permitir el matrimonio entre personas del mismo sexo sin necesidad de tramitar amparos. El regidor recordó que este es el segundo año que realiza la misma exigencia a Nava. Además, le pidió tomar cartas en el asunto y no esperar hasta su último año de gobierno para garantizar los derechos de las personas LGBT+ de Querétaro.

El reclamo de Osejo al alcalde coincidió con un exhorto de la Comisión de Derechos Humanos de Querétaro para que el Congreso legisle sobre el matrimonio igualitario. La institución recordó que el matrimonio es un derecho de todas las personas reconocido en la Constitución. Por ende, pidió al Poder Legislativo local ajustar la norma con lo establecido a nivel federal.

La importancia de legislar

El retroceso en materia de Derechos Humanos para las personas LGBT+ en la capital de Querétaro ilustra la importancia de legislar sobre matrimonio igualitario en todos los estados.

Las autoridades administrativas, como gobiernos estatales o municipales, tienen la facultad de establecer medidas al respecto. Sin embargo, mientras no exista una ley que ampare los derechos de la personas LGBT+, todo depende de la voluntad política de los gobiernos en turno. Dicho de otro modo, si los congresos no legislan, se corre el riesgo de que las autoridades administrativas reviertan medidas que benefician a la comunidad.

¿Qué hacer? Hay que exigir a los congresos que legislen cuanto antes sobre matrimonio igualitario.

Solo así será posible proteger los derechos de las personas LGBT+ ante políticos conservadores como el alcalde de Querétaro, Luis Bernardo Nava.

Con información de Código Querétaro

error: Alert: Ya te vimos pillín, mejor comparte.