Inicio LGBTQ+ Activismo Ella es Tania Morales, activista por las infancias trans

Ella es Tania Morales, activista por las infancias trans

-

Tania Morales Olvera es una de las referentes del movimiento por los derechos de las infancias trans en México. Conoce su historia.

Tania Morales Olvera, fundadora de la Asociación por las Infancias Transgénero y mamá de Luis, es «una abogada de corazón, más que de estudio». Creció en el seno de una familia dedicada al arte. Desde muy pequeña supo que la sensibilidad y empatía eran dos formas de transitar en el mundo. Las injusticias siempre le incomodaron. La defensa de sus compañeros del kínder se convirtió en uno de los movimientos más importantes de nuestro país: la reivindicación y garantía de los derechos de les niñes trans.

¿Quién es Tania Morales?

Desde 2017, Tania Morales es una de las activistas feministas que está al frente de la Asociación por las Infancias Transgénero. Para ella, la salvaguarda de los derechos humanos es una labor comunitaria, ya que es muy «complicado cuestionar las dinámicas sociales cuando se siente sole».

La lucha por la justicia no se siembra en terrenos individuales. Al lado de otras madres y padres se ha encargado de forjar una articulación entre las familias e instituciones educativas para fracturar el modelo heteropatriarcal y cisexista de ‘enseñanza’.

En entrevista exclusiva con Homosensual, Tania asevera lo siguiente:

«Educar a las personas, basándonos en el género y sus roles excluyentes, es algo que nos hace daño a todes».

A Tania la inspira una realidad que se nos dijo no era posible: la libertad. A diario le llegan testimonios de niñes que pueden acudir a la escuela sin miedo a ser cuestionades y de familias que han podido sanar y fortalecer la relación con sus hijes.

«Haz lo que te dicta el corazón» ha sido la filosofía que ha acompañado a Tania Morales toda la vida. Según relata, a una edad muy corta aprendió a identificar y denunciar los tratos discriminatorios.

«Desde que cursaba la educación básica supe que mi vocación era visibilizar las injusticias. Siempre estuve de ese lado».

Tania se matriculó en la carrera de Derecho y, a los 18 años, comenzó a trabajar a favor de los derechos humanos. Cuando terminó sus estudios recuperó sus raíces familiares y estudió Historia del Arte.

«Mamá, tengo que decirte algo que nunca he podido»: su hijo Luis

Al cumplir los 24, Tania tuvo a Luis y dejó la abogacía. «Quería las dos partes: la maternidad y mi desarrollo profesional, así que decidí trabajar con algunos museos», explica. A la par de su empleo habitual pudo abrir su propia galería. Tania cumplió sus sueños y estableció una relación muy cercana con su hijo. Así pasaron 13 años, edad en la que Luis habló con su mamá respecto a su orientación sexual. Desde un principio, Luis supo que contaba con el apoyo de su familia.

Semanas después de la charla, Tania llevó a su hijo a una librería. Le obsequió una de las obras de la escritora británica Juno Dawson: Este libro es gay. Luis se sumergió en la lectura y 6 meses después se volvió a acercar a su madre «para decirle algo que nunca había podido». Se reconoció como un chico trans. Estaba seguro de que quería ser Luis en la escuela, las reuniones familiares y sus entrenamientos de tenis.

Me amo Trans Tania Morales Luis
A los 13 años, Luis se reconoció como un chico trans. / Foto: Twitter (@tania3651)

La importancia de contar con una asociación que acompañe a las infancias trans y a sus familias

En entrevista, Tania Morales expresa que su primera reacción fue el miedo, pues los medios de comunicación y el estigma social le habían «formado una narrativa respecto a lo que era ser trans».

Al principio se sintió sola. Buscó asociaciones a las que pudiera acercarse en México. No las encontró. La primera señal de acompañamiento la recibió de una asociación estadounidense. Tania le pidió tiempo a su hijo para informarse al respecto y dedicó un mes entero a leer los materiales que le mandaron por paquetería. CONOCE ESTAS 7 ORGANIZACIONES QUE APOYAN A PERSONAS TRANS.

«Aproveché para hacer un recuento de la historia de Luis. Traté de recordar las veces en las que él intentó decirme sobre su identidad de género. Me preparé mucho. Leí lo que llegó a mi casa y me inscribí a un diplomado de la Universidad de Barcelona. Con eso aprendí sobre las expresiones culturales de las sexualidades. También tomé un taller con las Musas de Metal».

Tania y Luis contra el mundo

Tras entender en qué consistía la experiencia trans, Tania pudo acompañar a Luis de una manera más integral. Según nos cuenta, uno de los momentos más duros fue cuando se dio cuenta de que la protección de la integridad física y emocional de su hijo podía verse vulnerada, ya que el Estado no reconocía legalmente a las y los niños trans. MIRA EL DOCUMENTAL DE LAS INFANCIAS TRANS QUE LANZÓ CHANGE.ORG.

«Tenía garantizados todos sus derechos, pero en el momento en el que quiso compartir y ejercer su identidad en y con el mundo los perdió por completo. Hasta ese momento no me había puesto a pensar en el trato diferenciado de las instituciones».

En compañía de su esposo y expareja, Tania acudió a la escuela de Luis y presentó por escrito su derecho a que se le reconociera como un chico trans. Durante la charla, la activista compartió que la escuela reaccionó positivamente y que el caso de Luis hizo que otras madres se acercaran a ella. «Se empezó a correr la voz y se empezó a trabajar en comunidad», relata.

Escuchar y abrazar las historias de quienes integraron el Primer Parlamento de Mujeres de la Ciudad de México la llevaron a retomar su profesión como abogada.

«Dejé la abogacía para estar cerca de mi hijo y la retomé para defender sus derechos. Mi sentido de justicia nunca cambió, solo que —a diferencia de cuando tenía 24— ahora lo hago por pasión y por una situación que me atraviesa».

Tania Morales Primer Parlamento Mujeres de Mujeres CDMX
Tania Morales (derecha) participó en el Primer Parlamento de Mujeres de la CDMX. / Foto: Twitter (@tania3651)

«La maternidad y el activismo me han permitido crecer de muchas maneras»: Tania Morales

Aunque Tania y Luis recibieron el apoyo de la escuela, este proceso evidenció las violencias a las que se pueden enfrentar les niñes trans y sus familias dentro y fuera de los entornos educativos. En múltiples ocasiones, algunas personas se sintieron con la autoridad de cuestionar la maternidad de Tania. ENTÉRATE DE POR QUÉ SÍ A LA LEY DE INFANCIAS TRANS.

«Me dijeron de todo. Desde afirmaciones de que ‘le di de comer mucho pollo con hormonas’ hasta culpabilizarme por el divorcio. Decían que luis era así porque no había tenido a su papá. Y eso jamás fue cierto. Desde que tenía dos años pasaba la mitad de la semana con su papá. También se me dijo que mi rol como madre era convencer a mi hijo de que su identidad era femenina».

Al igual que otras familias, Tania y Luis han declarado resiliencia a una sociedad que busca negar la historicidad y los derechos de las infancias. Además de cuestionar el género, Tania ha abrazado la maternidad desde otros lugares y discursos.

Para ella ser activista, abogada y madre está ligado a hacer de las políticas del cuidado una reconciliación con la libertad. Desde muy joven supo que su maternidad sería deseada. Se prometió que su hijo siempre podría elegir la forma en la que quería transitar el mundo y ahora TRANSitan juntes.

Mira la charla entre Alex Orué, director ejecutivo de It Gets Better México y colaborador de Homosensual, y Tania Morales.

¿Ya conocías a Tania Morales, activista por los derechos de las infancias trans?

Ana Flores
latinoameric(ana). fronteriza incendiaria, libre y mía. ella / she / her. as goth as the rainbow. Alérgica a los mariscos y —sobre todo— a este (cis)tema heteropatriarcal.
error: Alert: Ya te vimos pillín, mejor comparte.