6 cosas LGBT+ que son muy mexicanas

Cosas LGBT+ de la cultura mexicana
La cultura mexicana está vinculada con la diversidad sexual en algunos aspectos. / Foto: Pinterest (Ctpost)

Inventos gastronómicos, dioses prehispánicos y expresiones culturales se encuentran entre las cosas LGBT+ que son muy mexicanas.

¿Sabías que la historia y la cultura mexicanas cuentan con varias cosas relacionadas a la diversidad sexual y la comunidad LGBT+? En algunas regiones del país existen culturas que van más allá del binarismo de género y cuentan con la noción de un tercer género. Además, desde las culturas prehispánicas existen alusiones a la homosexualidad.

Por otro lado, grandes músicos en la historia de México fueron integrantes de la comunidad LGBT+. Y en tiempos más recientes algunos inventos culinarios le han puesto un toque LGBT+ a la comida tradicional mexicana.

Por lo anterior, a continuación te presentamos un recuento de 6 cosas LGBT+ que son muy mexicanas.

Las muxes

El istmo de Tehuantepec en Oaxaca es una región con tradiciones fuertemente arraigadas a la cultura prehispánica zapoteca. En dicha cultura, el género y la sexualidad iban más allá de lo biológico y estaban atravesadas por las tradiciones, la ética y la religión. Prueba viviente de ello son las muxes. Se trata por lo general de personas a quienes se les asignó el género masculino al nacer, pero adoptan roles femeninos. De acuerdo con un artículo de Ciencia UNAM, los zapotecas se referían a las muxes como «el tercer género». Esta transgresión de los roles de género no solo no es mal vista en el istmo de Tehuantepec, sino que incluso se considera una bendición para las familias, pues son las muxes quienes se encargan del cuidado de los padres.

Felina Santiago es una de las muxes más conocidas en México. / Foto: Miho Haguino

Formas de referirse a la diversidad sexual

Otra de las cosas LGBT+ que son muy mexicanas y que se relacionan con la cultura prehispánica es la forma en que los mexicanos nos referimos a la diversidad sexual. Ejemplo de ello es la palabra ‘mayate’. De acuerdo con la activista Jazz Bustamante, el término proviene de la palabra ‘máyatl’, que en náhuatl significa escarabajo. Esto se debe a que el término tenía una carga peyorativa y a los escarabajos se les consideraba sucios y desagradables.

Además de ese ejemplo, hay otras formas de referirse a la diversidad sexual que son muy arraigadas en México. Otro ejemplo es la palabra ‘chacal’, que tiene una carga clasista. Por su parte, la palabra ‘joto’ tiene su origen en el siglo XIX, cuando los homosexuales detenidos eran recluidos en celda J de la cárcel de Lecumberri. Casos similares son las palabras ‘lencha’ o ‘tortillera’, que se usan para referirse a las lesbianas. Aunque estos términos se consideran insultos, en muchos casos la comunidad LGBT+ mexicana los ha resignificado y los usa como símbolos de identidad y pertenencia.

Dios azteca de los gays

Pocas cosas LGBT+ pueden considerarse más mexicanas que un dios azteca de los gays. En su libro La construcción de la homosexualidad, el sociólogo David Greenberg explica que Xochipilli, dios de la danza, el arte, la poesía y los placeres en la cultura azteca, era representado con vestimenta y accesorios similares a los que utilizaban los trabajadores sexuales masculinos. En la cultura azteca se conocía a los trabajadores sexuales como ‘xochihua’, que se traduce como «portador de la flor». Esto se debe a que siempre llevaban una flor entre sus manos. Además, tenían las piernas tatuadas y llevaban el cabello suelto.

Curiosamente, a Xochipilli se le conocía como «el niño de las flores» y se le representaba con tatuajes y el cabello suelto. De acuerdo con Greenberg, lo anterior hace suponer que Xochipilli era un dios adorado por los trabajadores sexuales y por los gays prehispánicos.

Imagen de Xochipilli que se encuentra en el Museo Nacional de Antropología / Foto: 7Boom

Música regional mexicana y cantantes LGBT+

Otra de las cosas muy mexicanas que han sido influenciadas por personajes LGBT+ es el mariachi y la música regional. Muchos de los grandes músicos mexicanos han sido abiertamente —o no tanto— gays y lesbianas. «Lo que se ve no se pregunta», pero es innegable la influencia de Juan Gabriel en la música mexicana. Aunque nació en Costa Rica, Chavela Vargas era más mexicana que el mole. Y más recientemente, el mariachi y la música regional tienen representantes de la diversidad sexual como Jhonny Caz, Fausto Villagrán o la agrupación Mariachi Arcoíris.

Juan Gabriel es un símbolo tanto de la comunidad LGBT+ como de la cultura mexicana. / Foto: Milenio

Tamal arcoíris

Los tamales son una de las cosas más mexicanas que existen y ahora también están relacionados con la comunidad LGBT+. Arturo Rebolledo es propietario del negocio María Tamales y suele acudir a comercializar su producto a varios eventos. En 2017 acudió a la marcha LGBT+ de Guadalajara y decidió hacer un tamal de dulce con los colores del arcoíris. Desde entonces, su producto se viralizó y se le conoce popularmente como «jotitamal».

Tamal de dulce con los colores de la bandera LGBT+ / Foto: W Radio

  Baby Yoda

En enero de 2021 Baby Yoda, una creación Disney+ para la serie The Mandalorian, se convirtió en una de las cosas LGBT+ más mexicanas. Algunas panaderías colocaron muñequitos del personaje dentro de la rosca de reyes sustituyendo al Niño Dios. El hecho hizo enfurecer a grupos conservadores y antiderechos, por lo que la comunidad LGBT+ mexicana adoptó a Baby Yoda como un símbolo.

Rosca con Baby Yoda / Foto: Prensa Libre

¿Qué otras cosas LGBT+ conoces que a su vez son muy mexicanas?

Con información de Ciencia UNAM, La Silla Rota y W Radio  

error: Alert: Ya te vimos pillín, mejor comparte.