Así era la homosexualidad en la cultura azteca

cultura azteca homosexualidad
Te compartimos algunos datos de la homosexualidad en la cultura azteca. / Imagen: Khronos Historia

Gracias al trabajo de disciplinas como la antropología e historia contamos con información muy valiosa sobre la homosexualidad en la cultura azteca.

A lo largo de los años, especialistas en antropología social, historia y sociología nos han facilitado muchos apuntes para tener nociones sobre la homosexualidad en la cultura azteca, una de las más poderosas del periodo prehispánico. Te compartimos algunos datos de gran interés y valor.

Consideraciones previas para abordar el tema de la homosexualidad de los aztecas

Como bien sabemos, las narrativas respecto a la sexualidad son dependientes de los imaginarios sociales. Una de las particularidades del pueblo azteca es que, a diferencia de otras culturas de nuestro país, no tuvo una amplia representación pictográfica respecto a la sexualidad. Por tal motivo, en su mayoría las fuentes de indagación han sido los escritos y la oralidad.

Como en otras sociedades, en la cultura azteca las prácticas sexuales estaban reglamentadas con base en las jerarquías de gobierno y organización. Con esto como argumento, no podemos dejar de mencionar que, para entonces, ya existía un orden basado en el género. 

Aunque no tenía la connotación colonial, ya existía una jerarquía. / Imagen: Otras Voces en Educación

De acuerdo con una investigación realizada por la antropóloga y normalista María J. Rodríguez Shadow de la Escuela Nacional de Antropología e Historia (ENAH), en la cultura azteca la homosexualidad tenía un impacto diferenciado entre mujeres y hombres.

El erotismo y placer sexual era permitido entre hombres si —y solo si— pertenecían al sector dirigente. Incluso se sabe que algunas de las relaciones entre hombres se dieron en el calmécac. Por el contrario, las mujeres tenían prohibido cualquier tipo de actividad o comportamiento que saliera de la norma. CONOCE A XOCHIPILLI, DIOS DE LOS MEXICAS GAYS.

¿Qué se pensaba sobre las personas homosexuales?

Al igual que otros pueblos mesoamericanos, la cultura azteca no consideraba a la homosexualidad como algo válido. Las prácticas no heterosexuales eran catalogadas como monstruosas. La homosexualidad estaba en la misma categoría que la discapacidad.

Acorde con investigadores que han estudiado el idioma de la cultura azteca (náhuatl), la relación entre la homosexualidad y enfermedad es una constante histórica. Según apuntes del historiador Alfredo López Austin, el uso de apelativos discriminatorios estuvo presente entre los aztecas. Con palabras como ‘chimouhqui’, ‘cuitzotl’ y ‘tlaelpul’, este pueblo guerrero hacía referencia a adjetivos violentos que, a la fecha, seguimos escuchando en las calles: ‘pervertido’, ‘sodomita’, ‘repugnante’, ‘vicioso’ e ‘infame’. El catálogo es amplio.

De acuerdo con Jaime Echeverría (ENAH) y Miriam López Hernández (ENAH), los aztecas consideraban que «la monstruosidad estaba vinculada con la transgresión sexual». Al hacer mención de esto, es plausible retomar una de las hipótesis más interesantes que se han expuesto desde la historia y la antropología. Especialistas en estas disciplinas —como lo es el caso de Nicolás Balutet (Université Jean Moulin Lyon 3)— han planteado la posibilidad de que el mito de la vagina dentada pudo ser una manifestación del miedo a la homosexualidad entre miembros de la cultura azteca.

La importancia de cambiar el enfoque de las investigaciones

Gran parte del acercamiento al estudio de la homosexualidad entre los pueblos aztecas se ha hecho a partir de los escritos de los colonizadores. Desde la perspectiva de Hernán Cortés, las prácticas no heterosexuales eran «sodomitas y parte de un abominable pecado contra natura». No obstante, algunos expertos como el historiador e investigador Guilhem Olivier (Universidad Nacional Autónoma de México) han recuperado algunos testimonios en náhuatl.

Tal y como el investigador expone en el texto “Entre el ‘pecado nefando’ y la integración. La homosexualidad en el México antiguo”, la reconstrucción narrativa respecto a la no heterosexualidad estuvo contaminada por frailes y demás figuras políticas que violentaron a las sociedades prehispánicas. De hecho, en uno de los apartados del texto Olivier expresa que una de las instrucciones que recibían los aztecas al ser evangelizados era rechazar a quienes fueran homosexuales. ENTÉRATE DE QUE EL TÉRMINO ‘PECADO NEFANDO’ FUE EL ORIGEN DE LA REPRESIÓN A LAS PERSONAS LGBT+.

¿Tienes algún otro dato que nos ayude a saber cómo era homosexualidad en la cultura azteca?

Con información de Coordinación Nacional de Antropología del Instituto Nacional de Antropología e Historia, Género y sexualidad en el México Antiguo (2011), Arqueología Mexicana No. 104 (2010) y Conquistadores y misioneros frente al “pecado nefando”

error: Alert: Ya te vimos pillín, mejor comparte.