Película sobre baile de los 41 reivindica a los LGBTQ+

La cinta hablará sobre la icónica fiesta de los 41, que ocurrió durante el porfiriato. / Foto: David Pablos

Alfonso Herrera protagoniza la película LGBTQ+ El Baile de los 41, una historia sobre una sociedad secreta conformada por homosexuales y travestis.

En la madrugada del 18 de noviembre de 1901 ocurrió un escándalo que derivó de una fiesta clandestina. En ella había hombres, la mitad de ellos travestidos, pertenecientes a la clase alta. Tras ser detenidos fueron exhibidos por la policía y por los medios de comunicación como ‘la aristocracia de Sodoma’, para después convertirse en ‘el baile de los 41’.

En las primeras crónicas que surgieron se hablaba de 42 individuos. Sin embargo, después pasaron a ser 41. ¿La razón? Se dice que uno de ellos era Ignacio de la Torre y Mier, nada más y nada menos que el yerno de Porfirio Díaz, entonces presidente de México. 

Este episodio conocido como El baile de los 41 llegará próximamente a la pantalla grande. Una película con la que sus creadores buscarán romper los prejuicios y estigmas con los que esta agrupación secreta fue tachada luego de ser descubierta. Un hecho que conmocionó a la sociedad de esos años. 

En Homosensual platicamos con el cineasta David Pablos, director de esta producción mexicana de época con temática LGBTQ+.

Reivindicación de los ’41 maricones’

«Aquí están los maricones muy chulos y coquetones» era el encabezado de la crónica que surgió en el periódico Hoja suelta, a propósito de la redada que se había dado la noche anterior. Como ese, fueron varios los medios que se encargaron de burlarse y representar de forma caricaturesca esta noticia. 

Más adelante surgieron historias que terminaban por juzgar a los hombres de esa famosa agrupación. «Incluso en una el personaje se redime y deja de ser gay», recuerda David Pablos, quien buscó en su cinta darle la vuelta a todo eso al representarlos forma digna, lejos de la caricatura y la humillación.

Fotograma de la película El Baile de los 41. / Foto: David Pablos

Para él, lo más importante de este club no era la fiesta como tal, sino todo lo que hubo alrededor de ella. Sobre todo la forma en la que estaba constituido este grupo, uno de los antecedentes más importantes de la existencia de la comunidad LGBTQ+ en México. Pablos explicó:

«Para mí era importante mostrar en el club de los 41 las relaciones entre hombres, las relaciones de amistad. Mostrar a un grupo organizado, donde hay una familia y un amplio abanico de hombres que pueden caber dentro de este grupo clandestino».

Además de esta parte política y social para reivindicar a la comunidad del baile de los 41, el director de Las elegidas (2017) presenta una historia de amor entre dos hombres. «En esencia, en el fondo, es una historia de amor», la cual es protagonizada por el actor Alfonso Herrera.

Alfonso Herrera, un aliado de la comunidad LGBTQ+

El baile de los 41 está contada básicamente desde el punto de vista de Ignacio de la Torre y Mier. Un hombre que llevaba una doble vida al estar casado con Amada Díaz, la hija de Porfirio Díaz, y ser miembro fundamental de una sociedad secreta conformada por hombres homosexuales y travestis. 

Este papel es interpretado por el actor Alfonso Herrera, quien ha demostrado ser un aliado importante para nuestra comunidad. No sólo por interpretar a personajes queer como el de la famosa serie Sense8, sino por su activismo y defensa de los derechos LGBTQ+. David Pablos comentó:

«Alfonso es un gran aliado de la comunidad y no es algo que dice de dientes para afuera. Realmente tiene un compromiso. Al igual que yo, él veía la importancia de esta película más allá de un producto de entretenimiento: una lucha con la cual es absolutamente empático».

Alfonso Herrera interpreta a Ignacio de la Torre en El Baile de los 41. / Foto: David Pablos

El realizador destacó que el público empatizará con el protagonista de su historia al tratarse de un personaje que se puede llegar a querer. Sin embargo, aclaró que no se presenta como un mártir sino como un hombre con claroscuros que está lejos de ser perfecto. Nunca tuvo hijos, tenía una relación tormentosa y le gustaba desaparecer para irse a beber. 

Tanto Pablos como Herrera saben que la película generará controversia y es algo que esperan por el diálogo que desencadenará, como en su momento sucedió con la pintura de Emiliano Zapata expuesta en Bellas Artes.

«Estamos conscientes de la importancia de contar este tipo de historias en la pantalla grande».

Una sociedad que no ha cambiado tanto

Durante la investigación para desarrollar la película, David Pablos se aventuró a descubrir los antecedentes de la comunidad LGBTQ+ en México y en Latinoamérica. No sólo descubrió que la relación sentimental entre hombres era más cercana durante el siglo XIX, también que los escándalos mediáticos como el del baile de los 41 propiciaron que se asociara el travestismo con la sodomía. 

«Hasta antes del baile de los 41, eran comunes las fiestas de disfraces en la élite porfiriana, y solía verse a hombres (heterosexuales) vestidos de mujer. Sin embargo, esto cambió por completo después del baile de los 41 al asociarse el travestismo con sodomía».

Emilio Zurita Bach interpreta a la pareja de Alfonso Herrera. / Foto: David Pablos

Más de un siglo después, muchas de estas ideas continúan vigentes. Aunque ha habido avance en muchos temas, hemos sido testigos en las últimas semanas de la homofobia y la transfobia de algunas personas, incluso dentro de la misma comunidad LGBTQ+. 

«Muchos aspectos no ha cambiado tanto desde 1901», admite el director, quien descubrió que algo que tampoco ha cambiado del todo es la posibilidad de hacer cine con temática LGBTQ+.

Los retos de hacer cine LGBTQ+ en México

David Pablos confesó que vivió cierta dificultad a la hora de conseguir financiamiento de su película debido a que le cerraron varias puertas al saber que se trataba de una historia de amor entre dos hombres: 

«Sigue habiendo resistencia por parte de ciertas personas a que se hagan películas así, prejuicios con respecto de que hay un público para este tipo de contenidos. Pero la comunidad LGBTQ+ ha probado ser bastante solidaria y creo que también se ha visto cómo hay una necesidad de ver nuestras historias reflejadas en la pantalla».

El Baile de los 41 trata de dignificar las historias de la comunidad LGBTQ+. / Foto: David Pablos

En su percepción, son contadas las producciones nacionales que visibilicen a nuestra comunidad de manera digna y humana. En ese sentido su película es un grano de arena dentro de este camino que toca seguir abriendo y construyendo. «En México hay interés de hacer historias sobre y para la comunidad LGBTQ+ aunque sigue habiendo dificultades», concluye. 

Se espera que el estreno en cines de El baile de los 41 sea el próximo 20 de noviembre bajo la distribución de Cinépolis. Dos meses después, a principios de 2021, llegará al catálogo de Netflix, que es coproductor de la película. 

¿Qué es lo que más esperas la película LGBTQ+ El baile de los 41? Cuéntanos en los comentarios.

Con información de David Pablos

error: Alert: Ya te vimos pillín, mejor comparte.