Robert Mapplethorpe, un artista transgresor

Autorretrato de Robert Mapplethorpe. / Foto: Guggenheim Museum

Controversial y transgresora es como se suele calificar la obra fotográfica de Robert Mapplethorpe, uno de los artistas gays más importantes del siglo XX.

Robert Mapplethorpe nació el 4 de noviembre de 1946 en Nueva York dentro de una familia católica y conservadora. Pero desde su temprana juventud supo dejar las culpas y prejuicios de su formación para unirse con entusiasmo y creatividad a la revolución cultural y sexual de los años 70.

De formación autodidacta, aprendió de fotografía comprando retratos antiguos en mercadillos de segunda mano. Pronto se despertó su interés en retratar a sus conocidos, algo que continuó haciendo después, convirtiéndose en uno de los mejores retratistas de su tiempo.

Autorretrato de Robert Mapplethorpe. / Foto: Xataka Foto

 

Entre las personalidades que fotografió durante su carrera se encuentran Andy Warhol, Debbie Harry, Grace Jones, Peter Gabriel y la rockera Patti Smith. A esta última la conoció en la adolescencia y fueron pareja antes de que Mapplethorpe saliera del clóset y se adhiriera al recién surgido movimiento de liberación gay.

Fue precisamente el tema de la homosexualidad y el erotismo el que más abordó en su obra fotográfica. La mayor parte fue hecha con técnica en blanco y negro, donde su obsesión por la simetría y los desnudos inspirados en el arte grecolatino fueron su sello distintivo.

Fotografía de Patti Smith tomada por Robert Mapplethorpe. / Foto: Diario Las Américas

Portafolio X

Su obra más reconocida la realizó entre los años finales de la década de los 70 y los años 80. La mayor parte se encuentra en tres colecciones a las que llamó Portafolios: X, Y y Z.

El Portafolio X está compuesto de fotografías homoeróticas sadomasoquistas inspiradas en su conocimiento de la escena gay underground de Nueva York, de donde sacó a sus modelos. Esto fue algo que lo distinguió de otros fotógrafos que también abordaban el tema del erotismo y la sexualidad. Y es que en este portafolio nos podemos encontrar prácticas sexuales consideradas extremas. Entre ellas vemos fist fucking, lluvia dorada, a un hombre metiéndose un meñique en la uretra e incluso un autorretrato introduciéndose la empuñadura de un látigo en el ano.

Fotografía incluida en Potafolio X de Robert Mapplethorpe. / Foto: The Guardian

Con estas fotografías tan provocadoras era de esperarse que la obra de Mapplethorpe causara gran controversia. Por una parte de la sociedad estadounidense fue considerada revolucionaria, pero por otra fue vista como inmoral y pornográfica. 

Portafolio Y y Z

Todo lo contrario sucedió con el Portafolio Y, compuesto de flores y bodegones realizados tanto en blanco y negro como a color. En ellas Mapplethorpe muestra su lado más sensible a través de composiciones, que pueden considerarse elegantes y eróticas, de distintas especies de flores. Este es un trabajo que vale la pena conocer, a pesar de no haber causado ninguna controversia.

Fotografía incluida en Potafolio Y de Robert Mapplethorpe. / Foto: Pinterest

Distinto es el caso del Portafolio Z, tan polémico como el Portafolio X. Está conformado por fotografías de desnudos de hombres afroamericanos, cuyas bellezas Mapplethorpe admiraba fervientemente. Para él sus cuerpos eran como de bronce y al fotografiarlos sentía que hacía esculturas con su cámara. Sin embargo, por estas fotografías fue acusado de racista por explotar la imagen de los afroamericanos. Ante esas denuncias el artista se defendió diciendo:

«Solo fotografío lo que me gusta y a las personas con las que me gusta estar».

Fotografía incluida en Portafolio Z de Robert Mapplethorpe. / Foto: LACMA

Una trágica muerte

Robert Mapplethorpe falleció el 9 de marzo de 1989 con tan solo 42 años de edad, convirtiéndose en una de las primeras personalidades famosas en morir por causa del sida. Como era de esperarse, después de su muerte su obra siguió causando controversia entre la sociedad estadounidense.

En 1990, por ejemplo, la exposición retrospectiva Robert Mapplethorpe: The Perfect Moment, que contenía varias fotos del Portafolio X, fue censurada en Cincinatti. Este fue un escándalo de grandes proporciones que dividió al público norteamericano. Por un lado estaban los admiradores del arte de Mapplethorpe que peleaban por la libertad de expresión artística. Por el otro estaban los sectores conservadores que consideraban su trabajo como morboso, pornográfico y pervertido. Incluso el entonces presidente de Estados Unidos, George Bush padre, se involucró en el escándalo. Declaró que se sentía «profundamente ofendido por haber visto esas basuras subvencionadas con dinero público».

Fotografía de Robert Mapplethorpe incluida en la exposición del Guggenheim. / Foto: Guggenheim Museum

El legado de un artista transgresor

Al final la libertad de expresión perdió la batalla y la exposición fue censurada. El escándalo pasó a la historia como un ejemplo de lo que puede suceder cuando el trabajo de un artista es transgresor y confronta el moralismo de su época.

Sin embargo, la obra de Mapplethorpe también es un ejemplo de cómo un artista puede ser también activista. Mientras vivió y después de su muerte sus fotografías han sido utilizadas por la comunidad LGBTIQ+ en la lucha por sus derechos.

Con su trabajo artístico, Robert Mapplethorpe logró darle visibilidad a las disidencias sexuales. En especial a las distintas experiencias de la homosexualidad masculina en los tiempos más duros del sida.

Con información de LACMA, The Guardian y Diario Las Américas

error: Alert: Ya te vimos pillín, mejor comparte.