María Renée Prudencio interpretó primer personaje lésbico en telenovela mexicana

Actriz María Renée Prudencio / Foto: Net Worth Post

Casi 20 años después de interpretar al primer personaje lésbico (Soraya) en Nada personal, una telenovela mexicana, la actriz María Renée Prudencio salió del clóset como lesbiana.

Hasta 1996 ninguna telenovela mexicana había incluido a un personaje lésbico, pero ese año llegaron a la pantalla chica Nada personal y Soraya, personaje interpretado por la actriz María Renée Prudencio, quien además es lesbiana en la vida real.

Prudencio recién había comenzado su carrera en 1994 con el personaje Julia en la telenovela Jonás y la ballena rosa. Nacida en Bolivia, desde joven migró a Chile para estudiar Letras Hispánicas. Posteriormente, llegó a México, donde lanzó su carrera gracias a Nada personal, la producción de TV Azteca protagonizada por Ana Colchero y Rogelio Guerra. CONOCE A LOS HIJOS DEL ACTOR ROGELIO GUERRA.

Soraya, el primer personaje lésbico en una telenovela mexicana

Tras participar en Nada personal, María Renée Prudencio tuvo papeles en otras exitosas producciones como Pasión morena y Amor cautivo. Sin embargo, su actuación más recordada es la de Adriana, personaje de la icónica telenovela Mirada de mujer.

Asimismo, la actriz mostró su talento como guionista en producciones como Quemar las naves, El hotel de los secretos y Los adioses. Pero el papel que literalmente puso su nombre en los libros de historia fue el de Soraya en Nada personal, reconocido como el primer personaje lésbico en una telenovela mexicana de acuerdo con la Cronología Mínima de la Historia LGBTTTI en la Ciudad de México, elaborada por el Consejo para Prevenir y Eliminar la Discriminación de Ciudad de México (Copred). CONOCE A LAS PAREJAS LGBT+ MÁS FAMOSAS DE LAS TELENOVELAS MEXICANAS.

Además de actuar, Prudencio es una talentosa escritora / Foto: Debate

Su salida del clóset

Pero cuando María Renée Prudencio participó en Nada personal nadie se imaginaba que, al igual que su personaje, Soraya, ella también es lesbiana. En 2015, casi 20 años después de su famosa interpretación, la propia actriz salió del clóset de una manera muy particular. Lo hizo escribiendo un capítulo en el libro Manual de una buena lesbiana, coescrito con su mejor amiga, la actriz y actual diputada Ana Francis Mor.

El capítulo que Prudencio escribió se llama “La boda de mi mejor amiga”. En él, la actriz contó que siempre había vivido en el clóset hasta que su amiga, Ana Francis Mor, se casó con su pareja, Eugenia. Ana Francis pidió a María Renée pronunciar unas palabras en la ceremonia. Y al reflexionar al respecto, entendió la importancia de la visibilidad y la militancia en el activismo lésbico:

«[Ana Francis y Eugenia] se estaban haciendo una promesa que no sólo les competía a ellas, sino que nos competía a todas. Por eso ladeé la cabeza esa tarde en la playa y miré largamente a mi novia, de la cual estaba en esos momentos enamorándome hasta no dar más y pensé: “Pues sí, si lo sabe Dios, que lo asuma el PAN”».

Tras salir del clóset, María Renée Prudencio comenzó a hacer activismo a través de su trabajo actoral al participar, por ejemplo, en la obra de teatro Bellas atroces, donde interpretó a Eva, una lesbiana que lucha contra su deseo por otra mujer

¿Qué te pareció la historia de la actriz abiertamente lesbiana María Renée Prudencio?

Con información de la Cronología Mínima de la Historia LGBTTTI en la Ciudad de México y Noroeste