Así era la vida nocturna LGBT+ en Berlín antes de Hitler

Te contamos cómo vivían la noche las personas LGBT+ antes de que Hitler llegara al poder. / Foto: Soldiers Studies

El ascenso de Adolf Hitler al poder de Alemania fue uno de los periodos más difíciles y violentos para la población LGBT+, te enseñamos cómo era la vida nocturna en Berlín previo a 1933 y la Segunda Guerra Mundial (1939-1945).

La vida nocturna LGBT+ de Berlín fue uno de los muchos aspectos de la cotidianidad a los que afectaron la llegada de Adolf Hitler y la consolidación del Tercer Reich (Alemania nazi). Hay muchas aristas para abordar la forma en la que las, los y les sexodisidentes se expresaban artística y políticamente previo a la Segunda Guerra Mundial. Una de las primeras —y quizá la más estudiada— es la de los bares y clubs.

En este sentido, uno de los conceptos que nos ayudan a conocer la vida nocturna LGBT+ en Berlín antes de Hitler es Eldorado. Este término se utilizó para hacer referencia a la zona en la que se ubicaban espacios de entretenimiento y espectáculos a cargo de performers LGBT+ (especialmente personas trans).

Spots legendarios de Eldorado

Estos locales —se estima que fueron 5— empezaron a ser un punto de encuentro durante la República de Weimar (1918-1933). Sin embargo, los primeros públicos fueron heterosexuales.

Uno de los establecimientos de Eldorado fue Auguste Victoria-Säle. Este restaurante —que en realidad brilló por su salón para la presentación de shows drag— es uno de los lugares cuya existencia se supo a partir del libro Führer durch das lasterhafte Berlin (1931).

De acuerdo con el autor, Curt Moreck (quien recurrió al seudónimo de Konrad Haemmerling), abrió sus puertas en 1926. Al ser descrito como un spot para «el morbo y la depravación», Auguste Victoria-Säle se posicionó a la cabeza de los sitios de interés turístico.

Años antes de la popularidad de este club, casi a principios de siglo XX, Zur Katzenmutter atrajo la atención por su peculiar asistencia. El establecimiento, decorado en su mayoría por objetos alusivos a los gatos, era visitado mayoritariamente por soldados.

Pero la presencia de los militares no solo encontraba como motivo el ocio. Algunos uniformados ejercían el trabajo sexual. Años después, fueron los mismos soldados los que llevaron a cabo redadas en esta área. MIRA ESTOS SOLDADOS QUE HACÍAN DRAG.

A diferencia de Auguste Victoria-Säle, el Noster’s Restaurant zur Hütte era evitado por las y los turistas. Fundado en 1909, este pub destacaba por una decoración con fotografías de hombres racializados que posaban en boxers.

Era muy común que los fines de semana el lugar excediera —y por mucho— su capacidad. Otro de los rasgos característicos del Noster’s Restaurant zur Hütte era que casi todos los recitales de piano estaban a cargo de hombres gay.

Zona Eldorado / Foto: Wikipedia

Berlín tuvo como ícono a una mujer lesbiana

Otra de las pistas para aproximarnos a la vida nocturna de Berlín antes del periodo de Adolf Hitler es la cultura cabaret. Fue en la década de los 20 en la que la capital alemana acogió a jóvenes —y no tan jóvenes— apasionados/os por la popularización de las artes escénicas y su combinación con el cine.

No es coincidencia que durante el periodo entre guerras Berlín se haya convertido en la capital mundial del cabaret. De acuerdo con el historiador y autor de Gay Berlin: Birthplace of a Modern Identity (2014) Robert M. Beachy, uno de los nombres referentes de la vida nocturna y de cabaret LGBT+ en Berlín antes de Hitler fue Claire Waldoff

Claire fue una de las cantantes alemanas más importantes del siglo XX.  Llegó a la ciudad en 1907 y trabajó en algunos teatros. Fue una mujer lesbiana. Además de vivir con su novia, tenía un club exclusivo para personas LGBT+.

Era más que conocida por las y los espectadores no heterosexuales. Más allá de sus lazos de amistad, lo que la volvió un ícono fue la canción “There’s Only One Berlin”. CHECA LA HISTORIA DE AIMÉE Y JAGUAR, UNA PAREJA LÉSBICA EN LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL.

Ella fue Claire Waldoff. / Foto: MeisterDrucke

Lo que fue y pudo ser Berlín para la población LGBT+

Historiadores como John Broich (BBC y Case Western Reserve University) aseguran que «los nazis destruyeron el primer movimiento gay». Según expone el también colaborador de Daily Beast, a principios de 1920 Berlín contaba con al menos 100 bares y cafeterías LGBT+.

Otro de los datos que nos hacen pensar en la capital como una precursora de la revolución homosexual fue que en 1919 el sexólogo y activista Magnus Hirschfeld fundó el Institute for Sexual Research, mismo que cerró sus puertas en 1933, cuando Adolf Hitler subió al poder.

Desde su inauguración se le describió como «un símbolo del progresismo» en Berlín. Para que tengas una idea de la relevancia de esta institución privada, te pasamos el dato de que fueron sus investigadores los que empezaron a acuñar el término ‘transexual’. CONOCE EL AMOR SECRETO DE ESTOS SOLDADOS GAY DE LA SEGUNDA GUERRA MUNDIAL.

¿Ya conocías estos datos sobre la vida nocturna LGBT+ en Berlín antes de Hitler?

Con información de Fresh Air (NPR), Happy In Berlin, The Conversation y The Advocate