Cómo era ser gay en Berlín Este antes de caída del Muro

Te compartimos algunos datos para que te aproximes a cómo era ser gay en la RDA antes de la caída del Muro de Berlín. / Foto: Junior Scholastic

Tras el final de la Segunda Guerra Mundial, Berlín Este fue una fuente de inspiración y estudio para el pintor Jürgen Wittdorf, quien a través de su obra dio un acercamiento a lo que implicaba ser gay en el bloque comunista.

Jürgen Wittdorf (25 de julio de 1932-2 de diciembre de 2018) fue uno de los artistas gráficos que retrató la cotidianidad de los hombres gay que vivían en Berlín Este/Oriental (Ostberlin), capital de la República Democrática Alemana (Deutsche Demokratische Republik, RDA).

Nacida el 9 de octubre de 1949, la RDA fue parte de un proyecto sociopolítico y territorial que representó el orden bipolar durante la Guerra Fría. Es decir: la pugna entre el bloque conformado por Estados Unidos, Reino Unido y Francia y el de la Unión Soviética (URSS).

La mayor expresión del conflicto ‘de baja intensidad’ —a través de la llamada política de distensión— fue el Muro (13 de agosto de 1961-9 de noviembre de 1989). ASÍ ERA LA VIDA NOCTURNA LGBT+ EN BERLÍN ANTES DEL TERCER REICH.

Bajo dichas estrategias de carácter económico y cultural, Berlín Este quedó dividido en 11 distritos y con un alcalde como autoridad política local. Las transiciones se concentraron en 2 facciones: Partido Socialista Unificado de Alemania y Partido Socialdemócrata de Alemania.

¿Cómo era ser gay o LGBT+ en el Berlín del Este, antes del derrumbe del Muro?

La latencia del movimiento LGBT+ como lo conocemos hoy en día se dio a la par de la Guerra Fría. Sin embargo, no significó que los gobiernos y los grupos activistas tuvieran una relación del todo armoniosa.

Lo que sí se documentó desde universidades como Oxford es que la RDA tuvo «una situación legal más liberal» que la República Federal de Alemania (RFA, Alemania Occidental o del Oeste). Una particularidad es que el bloque del Este avanzó primero en ciertos temas de la agenda sexodiversa. Ejemplo de ello fue la despenalización de las relaciones entre personas del mismo sexo/género en 1968. Pero ocupó dicha vanguardia para ignorar las demandas de este sector por más de 2 décadas.

Para entender las implicaciones de ser gay en el Este durante los 70 es imprescindible recordar el rol del Grupo de Interés Homosexual de Berlín (Homosexuelle Interessengemeinschaft Berlin, HIB). Esta organización de 1973 desató la discusión entre activistas para que se involucraran en la lucha por una reunificación.

Además de una temprana demanda para derribar el Muro, la petición que condujo al HIB fue contar con un canal de comunicación propio. Como era de esperarse, la solicitud quedó en el limbo y, en consecuencia, fue motivo de sanciones por parte de los mandatarios. MIRA LO QUE IMPLICABA SER LGBT+ EN LA DÉCADA DE LOS 70.

El activismo del VIH en Berlín Este

Para los 80, el activismo gay en particular, y LGBT+ en general, del Berlín Este pasó por una etapa de complejidad. En paralelo con el surgimiento de grupos que se involucraron en la defensa de los derechos de la población que vivía con VIH, las organizaciones evangélicas comenzaron a ganar más terreno en la política del bloque.

Esa fue una de las razones por las que 1985 es recordado como uno de los años en los que se recrudeció la discriminación en razón de orientación sexual e identidad de género. En esta década conocida como la de la crisis del VIH, activistas sexodisidentes se refugiaron y buscaron alianzas con grupos de diversidad de los países nórdicos.

Otro rasgo específico para entender la genealogía del activismo LGBT+ y gay en Berlín Este es que, para muchas de sus organizaciones, el origen estuvo en las reuniones de la Iglesia protestante. Empero, el vínculo con el ámbito religioso dio mayor facilidad a que los gobiernos tuvieran infiltrados en las sesiones.

De acuerdo con especialistas como la doctora Christina Schenk, el tema de las sexualidades diversas en Alemania Oriental ha estado permeado por la ambigüedad. A los puntos expuestos se suma un rasgo de la política que buscaban las organizaciones LGBT+. Si bien pretendían integrarse al proyecto del bloque, rara vez hicieron una crítica a las dinámicas sociales.

Experiencias a través del arte

Otra de las vías para aproximarse a la cotidianidad gay y LGBT+ en Berlín Este fue la gráfica de Jürgen Wittdorf. Desde sus primeras ilustraciones fue perceptible una similitud entre su estilo y el de Tom of Finland. No obstante, la desobediencia sexual no fue su motor inicial. En un principio, el artista colaboró con el Gobierno de Alemania Oriental para promover el deporte entre las juventudes.

Con el paso de los años, el público encontró en sus ilustraciones un canal para expresar su disgusto por los tabúes y prejuicios respecto a quienes daban la espalda a la cisheterosexualidad. Se sabe que las parejas de chicas lesbianas y hombres gay no gozaban de total libertad en los espacios públicos. Además, entre los 60 y 70 fueron populares las campañas para clausurar los clubes eróticos.

Frente a estas políticas restrictivas, el arte de Jürgen Wittdorf fue un oasis para la población gay —y LGBT+ en general— que vivía en Berlín Este. La gráfica fue una de las expresiones artísticas desde la cual se mantuvo una fascinación por los cuerpos desnudos y el homoerotismo.

Una de las ilustraciones más famosas de Jürgen Wittdorf / Imagen: Schwules Museum Berlin

Contexto frente a la caída del Muro de Berlín

En esta etapa, las y los fotógrafos también jugaron un papel radical. Muchas colecciones estuvieron conformadas por capturas de adolescentes besándose en los callejones o viajando en moto.  Aunque nunca —al menos no de manera textual— se reveló contra el sistema, Jürgen Wittdorf ofreció talleres de dibujo a chicos gay y mujeres LBT+ de Berlín Este.

Las respuestas de las juventudes no fueron del todo agradables para la población veterana. A los ojos de algunos devotos del proyecto socialista, el ejercicio de la sexualidad era una exportación de Occidente. El malestar no quedó entre los muros de los hogares. Se organizaron y mandaron cartas colectivas a los diarios de mayor circulación.

Pero, como en otras épocas, el movimiento sexodisidente se mantuvo firme en sus demandas. Algunas organizaciones centraron su energía en integrarse a una promesa política, social, económica y territorial que empezó a desmoronarse el 9 de noviembre de 1989 y que se derrumbó con la independencia de las 15 naciones de la URSS entre marzo de 1990 y diciembre de 1990. Para otros sectores, la reunificación de Alemania fue una oportunidad para pensar en un nuevo orden. CONOCE LA HISTORIA DEL BESO SOVIÉTICO GAY EN EL MURO DE BERLÍN.

Pareja gay en mural intervenido de “Dios mío, ayúdame a sobrevivir a este amor mortal” / Foto: LGBTI México

¿Alguna vez habías visto la gráfica de Jürgen Wittdorf o te habías puesto a pensar cómo era ser gay en Berlín Este antes de 1989?

Con información de Oxford Encyclopedia of Politics, Slavic Review (Vol. 49, No. 4, 1990), Gender Politics and Post-Communism (1993) y The Guardian