Andy Warhol, ícono gay y del arte pop

Nat Finkelstein Bob Dylan, Andy Warhol, and Elvis silkscreen, 1965. Foto: Fundación Jumex

Andy Warhol fue un artista de los más influyentes del siglo XX y ha pasado a la historia como un indiscutible ícono gay y del arte pop.

El artista Andy Warhol es un ícono gay que ha destacado en la escena del arte pop del siglo pasado. Sin embargo, pese a su fama, son poco conocidos algunos detalles y momentos clave que marcaron a este personaje.

Infancia y adolescencia

El artista Andy Warhol nació en 1928 en Pittsburgh, Pennsylvania, en un pequeño departamento de un barrio de clase trabajadora. Sus padres, dos inmigrantes eslovacos llamados Andrej y Julia Warhola, lo registraron como Andrew Warhola.

Durante su infancia y adolescencia, Andy Warhol sufrió una enfermedad neurológica llamada corea de Sydenham, que se caracteriza por provocar movimientos involuntarios y problemas de pigmentación en la piel. Esto le trajo muchas burlas de sus compañeros de clase, además debía quedarse en cama por largas temporadas.

Sin embargo, ese tiempo en casa lo aprovechaba para leer cómics y tener sus primeros acercamientos con el arte. Tiempo después estudió diseño artístico en el Carneige Institute of Technology, de donde se graduó en 1949.

Primeros años en Nueva York

Al graduarse decidió irse a Nueva York, donde vivió el resto de su vida. Ahí el artista comenzó a hacerse llamar Andy Warhol y se convirtió en un exitoso diseñador gráfico e ilustrador. Trabajó para marcas importantes como las revistas Glamour y Vogue, además de Columbia Records y la joyería Tiffany.

Pero a Andy Warhol le interesaba continuar con su desarrollo artístico. En 1952 tuvo su primera exposición en la Hugo Gallery. Desde entonces su obra ya se caracterizaba por la experimentación, pues en sus dibujos incorporaba distintas técnicas fotográficas que aprendió en el mundo publicitario.

Cabe destacar que, desde esos años y el resto de su vida, el artista Andy Warhol vivió abiertamente su homosexualidad, algo que se vio reflejado en muchas de sus obras de arte. Esta apertura fue algo complicada, puesto que en los años 50 la homosexualidad estaba criminalizada en Estados Unidos y la homofobia se vivía, incluso en el mundo del arte.

The Factory

A partir de 1960, el artista Andy Warhol se interesó en el movimiento del arte pop, el cual había iniciado en Inglaterra a mediados de los años 50. La cultura popular comenzó a ser su inspiración, en especial los productos comerciales de la vida diaria. Su objetivo se volvió producir arte con las mismas técnicas de los productos comerciales, es decir, como si salieran de una fábrica.

Por esta razón, el artista llamó a su estudió de arte The Factoryla fábrica–, el cual inauguró en 1962 y mantuvo abierto hasta 1984 después de haber tenido tres sedes. Durante los años 60 y 70, Andy Warhol creó ahí la mayoría de sus obras más emblemáticas.

Campbell’s Soup Cans (1962). MoMA, Nueva York. / Foto: Store house of memory

Las esculturas de cajas Brillo, las series de latas de sopa Campbell’s y los retratos de celebridades como Marilyn Monroe y Elvis Presley son solo unos ejemplos. También ahí rodó cientos de sus filmes experimentales, como Sleep (1963), Blow Job (1964) y The Chelsea Girls (1966). Esas películas, muchas de ellas homoeróticas, hoy en día son consideradas joyas del cine de vanguardia y el arte pop.

Los dibujos de Andy Warhol incorporaban distintas técnicas fotográficas que aprendió en el mundo publicitario. / Foto: alejandradeargos.com

The Factory fue un centro creativo para la experimentación artística, pero también para las fiestas y el consumo de todo tipo de drogas. Su popularidad creció muy rápido y atrajo a una gran variedad de artistas y celebridades, muchos de los cuales posaron para retratos y cortometrajes de Andy Warhol. Por las paredes plateadas del estudio pasaron personajes importantes de la cultura popular, como David Bowie, Mick Jagger, Edie Sedgwick, Bob Dylan y Truman Capote, entre muchos otros.

Pero The Factory fue también lugar para la tragedia. En 1968, la escritora y feminista radical Valerie Solanas entró al estudio y le disparó a Warhol, dañándole ocho órganos y dejándole cicatrices en el estómago y el torso. Este incidente dejó física y emocionalmente marcado al artista y alteró sus prácticas experimentales colaborativas, pues se volvió más reservado.

Últimos años con vida

La producción artística de Andy Warhol en la década de 1980 es considerada por muchos críticos como la más seria y personal del artista. Sus obras reflejaban de manera más consciente y clara a la sociedad de consumo y el papel de la publicidad en la vida diaria.

También en esos años Andy Warhol volvió a pintar con pincel, algo que había dejado de hacer en los años 60, cuando comenzó a usar la serigrafía como técnica principal. Además, colaboró con los artistas jóvenes más importantes de los 80, como Keith Haring, Francesco Clemente y Jean-Michel Basquiat, a quienes también lo unió una estrecha amistad.

El 22 de febrero de 1987, Andy Warhol murió en el Hospital de Nueva York en Manhattan debido a las complicaciones posteriores a una cirugía para extirpar su vesícula biliar. Su cuerpo fue enterrado junto a sus padres en su natal Pittsburgh.

Ícono gay y del arte pop

Muchas de las obras de Andy Warhol hoy valen millones de dólares y forman parte de las colecciones de arte más importantes, tanto privadas como de museos de arte contemporáneo. También se han seguido montando exposiciones retrospectivas, como la titulada “Andy Warhol: Estrella Oscura”, que se exhibió en 2018 en el Museo Jumex, en Ciudad de México.

Estas exposiciones y el valor de sus obras han consolidado a Andy Warhol como uno de los artistas pop más importantes del siglo XX. Además, su estilo de vida y abierta homosexualidad lo han convertido en uno gran ícono gay.

Con información de Warhol.org, Fundación Jumex y Alejandra de Árgos

error: Alert: Ya te vimos pillín, mejor comparte.