InicioBienestar4 señales de que podrías padecer vigorexia

4 señales de que podrías padecer vigorexia

-

La vigorexia podría estarte afectando y tú no saberlo, mantente atento a estas 4 señales que podrían indicarla.

Acuñado en 1993 por el psiquiatra Harrison G. Pope, el término ‘vigorexia’ (del cual estamos por abordar sus señales) podría definirse, grosso modo, como la adicción al ejercicio físico. Inicialmente identificada como ‘anorexia inversa’, la vigorexia está marcada por la obsesión por ganar músculo y definir el cuerpo.

La vigorexia se considera un trastorno de dismorfia corporal (TDC). Según el Instituto Superior de Estudios Psicológicos (ISEP), existen algunos patrones de comportamiento que podrían considerarse como signos de alerta.

Es importante que sepas que si presentas una o más de estas señales no significa que tengas en automático este problema de salud mental. Sin embargo, esta guía puede ayudarte a identificarlo.

Constante sensación de angustia por no tener suficientes músculos

Una de las primeras señales de que podrías padecer vigorexia es que estás constantemente preocupado por no tener un cuerpo musculoso. Aunque esto podría ser hasta cierto punto normal, sobre todo debido a los estándares hegemónicos de belleza a los que todos estamos expuestos.

Sin embargo, cuando estos sentimientos están presentes todo el tiempo y te causan angustia, es momento de preguntarte si no podrías padecer este trastorno. MIRA CÓMO AFECTA A LOS GAYS EL IDEAL DE LOS CUERPOS PERFECTOS.

vigorexia-salud-metal-dismorfia
¿Angustiado porque crees que no tienes suficientes músculos? / Foto: Veracruz News

Aislamiento social por entrenar en exceso: una de las posibles señales de vigorexia

Ir al gimnasio o realizar actividades físicas es algo bueno para tu salud, siempre y cuando esto no obstaculice otros aspectos de tu vida. Si has notado que por practicar ejercicio has dejado de frecuentar a tus amigos, familia, pareja o trabajo, es una probable señal de vigorexia.

Procura mantener un equilibrio saludable entre tu intención de tener un cuerpo sano y tus relaciones humanas, así como otras áreas que son igualmente importantes.

Excesiva dedicación temporal al ejercicio

Esta probable señal de vigorexia está directamente relacionada con el punto anterior. Si has notado que pasas demasiado tiempo en el gimnasio, corriendo o haciendo actividad física, es momento de cuestionarte las razones por las que lo haces.

Por supuesto, hay personas que se dedican profesionalmente a esto, como deportistas de alto rendimiento. Pero si ese no es tu caso e inviertes demasiado tiempo ejercitándote, esto puede ser una probable señal de vigorexia. MIRA CÓMO LA DISMORFIA PUEDE AFECTAR A HOMBRES HOMOSEXUALES.

Abuso de sustancias para mejorar tu apariencia física

Una de las señales de vigorexia es sentir que el músculo ganado nunca es suficiente. Esto puede llevar a recurrir al uso y abuso de sustancias, tales como suplementos alimenticios. Algunas personas también optan por el uso de anabólicos.

Siempre será mejor consultar con un especialista antes de comenzar a utilizarlos. En el caso de personas que viven con VIH, por ejemplo, algunos médicos aconsejan que las proteínas para ganar músculo provengan de tu alimentación diaria. LEE ESTOS CONSEJOS SOBRE LA TOMA DE ANTIRRETROVIRALES Y NUTRICIÓN.

Recuerda que introducir sustancias a tu organismo sin la debida información puede resultar contraproducente.

obesión-muscular
La obsesión por los músculos puede resultar cara. / Foto: QueSalud

Es importante no autodiagnosticarte, pues estas señales no son un diagnóstico de vigorexia

Según señala el mismo sitio del ISEP, estos son solo algunos puntos para que una persona reflexione sobre si podría padecer vigorexia. Pero esto no significa que porque caigas en uno o más de ellos automáticamente padezcas este problema de salud mental. CHECA ESTOS 5 DATOS SOBRE LA SALUD MENTAL DE LOS JÓVENES LGBT+.

«Es fundamental recordar que se trata de un trastorno complejo, multicausal y que probablemente arrastre otros déficits y no debemos sobresimplificarlo. Se debe realizar una valoración global y recurrir siempre al juicio clínico profesional», mencionan en su sitio.

Si tú crees que puedes padecer este trastorno, no dudes en acudir a un profesional para que conozca tu historial a fondo. Recuerda que tu salud mental es muy importante.

¿Conocías qué es la vigorexia y las señales ante las que debes estar atento?

Con información del Instituto Superior de Estudios Psicológicos (ISEP)

Pável Gaona
Comunicólogo por formación, escritor por convicción y DJ de música kitsch por diversión. Vivo públicamente con VIH y he asumido como misión que otros también lo hagan con responsabilidad, información y sin ser discriminados. Apasionado defensor de las identidades trans.
error: Alert: Ya te vimos pillín, mejor comparte.