Aprueban en Oaxaca ley contra trans y muxes ‘cachirules’

muxes y trans de Oaxaca denuncian usurpación de identidad de género
Muxes y trans de Oaxaca denunciaron que hombres usurparon identidad de género para beneficiarse de la regla de paridad en la elección de 2018

En Oaxaca, se castigará a quienes se hagan pasar por muxes o personas trans para aprovechar la regla de la paridad de género en elecciones.

El Congreso de Oaxaca aprobó una reforma para proteger los derechos políticos y electorales de muxes y personas trans ante las artimañas de sujetos que usurpan este tipo de identidades para obtener candidaturas a cargos públicos.

La reforma modifica la Ley de Instituciones y Procedimientos Electorales para incluir el delito de usurpación de identidad de género. El concepto quedará definido de la siguiente manera en el artículo 2 de dicho ordenamiento:

«Usurpación de identidad de género, es el acto mediante el cual un ciudadano o persona se autoadscribe de manera mendaz a género diverso al propio, con el fin de beneficiarse de las acciones afirmativas para cumplir con el requisito de paridad de género y alternancia».

Contra ‘cachirules’

En entrevista para Proceso, la diputada Laura Estrada, promovente de la iniciativa, aseguró que la reforma es resultado de la exigencia de las comunidades muxe y trans de hacer respetar la paridad de género sin simulaciones.

Y es que el estado ya cuenta con antecedentes de personas que se hacen pasar por muxes o trans ‘cachirules’ para obtener beneficios electorales.

La diputada Laura Estrada promueve la iniciativa que busca proteger los derechos electorales de muxes y personas trans en Oaxaca.

Caba recordar que legalmente los partidos políticos tienen la obligación de cumplir con una cuota de género en sus candidaturas. Es decir, deben postular a 50 por ciento de hombres y 50 por ciento de mujeres en sus fórmulas a cargos de elección popular. Además, debido a la importancia de la cultura muxe, Oaxaca cuenta con una regla adicional. Esta indica que las personas tienen el derecho de registrar las candidaturas bajo el género al que ellas mismas se autoadscriban.

Aprovechando estas reglas, 17 hombres se hicieron pasar por muxes o trans para beneficiarse de las cuotas de género en el pasado proceso electoral de Oaxaca. Por fortuna, sus candidaturas se anularon cuando las autoridades comprobaron que los ‘cachirules’ vivían como hombres cisgénero.

¿Arma de doble filo?

Si bien esta iniciativa busca proteger los derechos de muxes y personas trans en Oaxaca, también podría convertirse en un arma de doble filo.

En Ciudad de México, la diputada de Morena, Donají Olivera, también presentó en junio una iniciativa para tipificar como delito electoral la usurpación de identidad de género. Sin embargo, colectivos de mujeres trans advirtieron que lo anterior podría terminar por vulnerar sus derechos.

Jessica Marjane, coordinadora de la Red de Juventudes Trans, advirtió en entrevista para Reporte Índigo que en algunos estados las mujeres trans pueden tener complicaciones para cambiar su identidad de género. Por ende, la propuesta podría dificultarles más el acceso a candidaturas:

«En Ciudad de México ya es un trámite administrativo. Pero hay muchas personas de la comunidad, compañeras que viven y tienen participación política aquí, pero nacieron en otros estados, donde aún no se legaliza el cambio de género y no pueden acreditar su identidad».

La buena noticia es que los derechos de muxes y trans ya están presentes en la agenda política de Oaxaca y Ciudad de México. Ahora, es importante que se consideren las circunstancias particulares de cada estado para hacer valer los derechos de estas poblaciones.

Con información de Proceso y Reporte Índigo

error: Alert: Ya te vimos pillín, mejor comparte.