VIH

¿Por qué los hombres gay siguen adquiriendo VIH?

Hombres gay VIH
Te damos información sobre por qué entre los hombres gay se siguen presentando nuevos casos de adquisición del VIH. / Foto: Adobe Stock

Hablamos con el doctor Jezer Iván Lezama Mora de la Clínica Especializada Condesa para saber por qué los hombres gay siguen teniendo más probabilidad de adquirir VIH.

Aunque hoy el VIH ya no es sinónimo de muerte, los hombres gay siguen presentando nuevos casos de adquisición del virus. ¿Por qué?

Era el 5 de diciembre de 1981 cuando el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) emitió un boletín que cambió la historia. En ese documento describían que 5 hombres gay presentaban un tipo de neumonía «rara».

Sin saberlo, estaban documentando los primeros casos de personas que vivían con VIH y que habían llegado a fase sida. A partir de entonces, según datos ofrecidos por el Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH y el sida (UNAIDS, por sus siglas en inglés), más de 34 millones de personas han muerto por causas asociadas al sida.

Según datos del mismo UNAIDS, mientras que a nivel mundial los nuevos casos de adquisición de VIH se han reducido en 23% entre 2010 y 2019, la historia no es igual para los hombres gay. Los hombres homosexuales, bisexuales y otros HSH (hombres que tienen sexo con otros hombres) han presentado un incremento del 25% en nuevos casos.

Hombres gay y HSH tienen de 10 a 50 veces más probabilidades de adquirir VIH

Para conocer más acerca de por qué los hombres gay siguen teniendo más probabilidad de adquirir VIH, charlamos con el doctor Jezer Iván Lezama Mora, médico tratante de VIH e ITS en la Clínica Especializada Condesa.

A decir de este especialista, aunque los hombres gay y otros HSH sí son una población de mayor riesgo, esto no es así en el mundo entero. «En realidad, dos tercios de las infecciones globales están concentradas en un área que llamamos África subsahariana, en donde el tipo de transmisión que predomina es entre parejas heterosexuales», apunta.

Sin embargo, fuera de ese territorio sí son los hombres gay, HSH y otros grupos los que presentan mayor riesgo de adquirir VIH.

«En el resto del mundo la pandemia se enfoca en grupos denominados clave que por situaciones de vulnerabilidad, acceso a los servicios de salud y factores de riesgo están especialmente predispuestos a adquirir VIH. Entre ellos están los hombres que tienen sexo con hombres, la población trans, trabajadores sexuales y usuarios de drogas. Estos grupos tienen de 10 a 50 veces más riesgo de adquirir VIH respecto a otras poblaciones de adultos».

El sexo receptivo: una clave para entender por qué los hombres gay y HSH somos una población en riesgo

Una de las razones que nos llevarían a entender por qué los hombres gay y otros HSH somos una población de riesgo estaría en el sexo receptivo por vía anal. Esta práctica resultaría de un riesgo mayor según números ofrecidos por el doctor Lezama.

«Dentro de las prácticas sexuales no protegidas que se relacionan a riesgo de transmisión de VIH existen 3 de especial interés: sexo anal receptivo (riesgo 138/10 000 exposiciones) y sexo anal insertivo (con 11/10 000 exposiciones), así como sexo receptivo vaginal (riesgo 8/10 000 exposiciones)».

Poniéndolo en números, el practicar sexo anal como pasivo, a partir de los datos ofrecidos por este especialista, sería 10 veces más riesgoso. Es por eso que las prácticas de sexo anal receptivo (ser pasivo) son consideradas de alto riesgo cuando no se usa condón. ENTÉRATE DE QUÉ ES EL BAREBACK Y CUÁLES SON SUS RIESGOS.

«El resto se catalogan como ‘riesgo documentado de infección’: sexo anal insertivo sin protección, sexo insertivo vaginal sin protección y sexo oral no protegido».

La protección es fundamental. / Foto: Adobe Stock

¿Los hombres gay han dejado de ‘temerle’ al VIH?

A decir del doctor Lezama, otra de las razones que podría estar impactando en nuevos casos de adquisición del VIH entre hombres gay es que ha cambiado el discurso alrededor del virus.

«Hemos difundido, con fines de evitar estigmas, que la infección por VIH no es sinónimo de muerte. Hoy se considera una enfermedad crónica controlable, similar a la diabetes e hipertensión. Y es probable que, por ello, los pacientes concluyan que “solo es cuestión de tomar medicamentos de por vida”, pero no es tan sencillo».

A decir de este especialista, aunque la esperanza de vida de las personas que viven con VIH ha mejorado mucho, existen otras cosas que hay que considerar. MIRA CUÁNTOS AÑOS VIVE UNA PERSONA CON VIH.

«Es conocido que el envejecimiento inicia antes en pacientes que viven con VIH aun estando indetectables (por lo general, un paciente con VIH de 50 años ya se considera de la tercera edad para fines médicos). Y la única manera de que el virus no desencadene procesos inflamatorios que provocan enfermedades a largo plazo es iniciar rápidamente el tratamiento una vez adquirida la infección. Aunque lo ideal es prevenir nuevas infecciones y ese debe ser el objetivo de todos los países del mundo».

Uso de drogas entre gays y HSH: otra posible causal de nuevas adquisiciones del virus

Al preguntarle acerca de la correlación entre el uso de drogas recreativas entre los hombres gay y nuevos casos de adquisición de VIH, nuestro entrevistado menciona que es un punto importante a considerar. CONOCE MÁS PRÁCTICAS DE RIESGO Y NO RIESGO DE TRANSMICIÓN DE VIH.

«Las drogas facilitan la transmisión de diversas ITS, incluyendo el VIH. El objetivo de usar drogas durante el sexo es incrementar el placer y desinhibir al individuo. Eso provoca olvidos en uso de métodos de barrera, toma de PrEP o antirretrovirales que son necesarios para mantener la supresión virológica. La desinhibición provoca prácticas de mucho riesgo como sexo con múltiples parejas que incrementan el daño de la mucosa rectal, por lo cual hay mayor posibilidad de adquirir ITS. Además, el uso de drogas inyectadas (slamming) aumenta el riesgo de hepatitis C por compartir jeringas».

¿Qué hacer para evitar nuevos casos de adquisición de VIH entre hombres gay?

Hoy sabemos que se puede tener una vida plena viviendo con VIH. Y que es importante quitar el estigma de VIH o sida = muerte. Sin embargo, sí es necesario evitar nuevos casos de adquisición del virus. El doctor Lezama rescata el valor de la prevención como una clave necesaria para lograrlo. Y en esto habría varios sectores involucrados.

«La prevención del VIH debe ser un esfuerzo conjunto entre el servicio médico del sistema de salud, colaborando con ONG o sociedades civiles. Esto a través de servicios de detección de ITS, consejería, proporción de condones, PrEP y, ojalá en un futuro cercano, vacuna para prevenir el VIH. Estas estrategias deben trabajarse para prevenir nuevas infecciones y lograr la anhelada eliminación del VIH».

Finalmente, el doctor Lezama hace un llamamiento doble: centrarse en esfuerzos como la accesibilidad a la PrEP y, sobre todo, informarse con gente profesional. LEE ESTA EXPERIENCIA DE UN USUARIO DE PREP EN MÉXICO.

«La PrEP es lo que ha provocado la tasa de incidencia más baja de infecciones por VIH en muchos países que ya lo implementaron. México está por empezar ese camino. Es importante informarse con gente experta y difundir que hay formas de prevención que son útiles y cortan cadenas de transmisión».

¿Conocías las razones por las cuales los hombres gay siguen adquiriendo VIH?

error: Alert: Ya te vimos pillín, mejor comparte.