VIH

Así es el amor en parejas serodiscordantes y seroconcordantes

Víctor Horacio parejas serodiscordantes
Las parejas serodiscordantes existen y también pueden ser felices. / Foto: Cortesía Alaín Pinzón

Las parejas serodiscordantes y las seroconcordantes son más comunes de lo que crees, aquí te explicamos qué son y cómo viven su amor. ¡Basta de ideas equivocadas! ¡No más estigma!

Hay relaciones en las que hay parejas serodiscordantes, así como parejas seroconcordantes. En muchas ocasiones, cuando recibimos nuestro diagnóstico de VIH, una de las primeras preguntas que nos hacemos es: ¿podré tener pareja? ¿Qué pasará con mi vida sexual? Esos son solo algunos de los pensamientos que rondan por nuestra mente en medio del estigma constante que vivimos las personas con VIH.

Me di a la tarea de platicar con Luis Manuel Arellano, periodista, analista y especialista social en VIH, para que nos contara de qué van las parejas serodiscordantes y las seroconcordantes, qué implican y qué significan.

¿Qué son las parejas serodiscordantes?

En el contexto del VIH, las parejas o relaciones serodiscordantes se refieren al vínculo entre una persona con VIH y una persona que no lo tiene.

Siempre he pensado que las personas que nos aman y nos quieren en sus vidas nos van a aceptar tal como seamos y con lo que tengamos. Pero ¿qué implica estar en una relación serodiscordante?

Primero, conocer el diagnóstico de VIH y la aceptación del mismo por parte de la persona que no tiene el virus. Segundo, que el diagnóstico de VIH no distraiga a la pareja sobre alguna otra infección o enfermedad en ambas personas. Y por último, tener en cuenta que la infección o reinfección puede estar presente, pero se puede evitar exitosamente. LEE MÁS SOBRE AMOR SERODISCORDANTE: ESTE HOMBRE GAY VIVE CON VIH PERO SU ESPOSO NO.

Personalmente, creo que las personas que vivimos con VIH tenemos una sola responsabilidad: procurar y lograr que nuestro seguimiento médico no se vea interrumpido y tomar todos los días nuestro tratamiento. Solo así podremos lograr la indetectabilidad y por consiguiente la no transmisión del VIH.

¿Qué son las parejas seroconcordantes?

Por el contrario, una pareja seroconcordante es entre dos personas con VIH.

Ya sea que estés en una relación serodiscordante o seroconcordante, Luis Manuel Arellano tiene algunos consejos para tu vida sexual.

Una feliz pareja seroconcordante / Foto: Cortesía Alaín Pinzón

¿Cómo es la vida sexual de las parejas serodiscordantes y las seroconcordantes?

Arellano lleva tiempo trabajando con un grupo de apoyo comunitario para personas con VIH. Además, se desempeña como subdirector de área en la Clínica Especializada Condesa. Algo que él ha encontrado son historias que le han dejado aprendizajes; historias tanto de parejas que se conocieron en el grupo y ahora ya están comprometidas, hasta de chicos que sin ser del mismo estado iniciaron una relación. DESCUBRE SI DEBES MENCIONAR TU ESTATUS DE VIH EN APPS DE LIGUE.

Por eso nos dio algunos consejos para parejas serodiscordantes y seroconcordantes que aquí te compartimos. Según él, «lo primero que no hay que perder de vista es el testeo continuo de otras ITS».

«El VIH puede ser el menor de los males si olvidamos que hay otras ITS. El sexo seguro fortalece el ejercicio de la sexualidad. Hablemos de erotismo, que no nos dé miedo ni pena. Y lo más importante: el uso o no uso del condón es una decisión compartida de pareja».

En grupos de apoyo para personas con VIH incluso hasta puedes encontrar al amor de tu vida. / Foto: Cortesía Alaín Pinzón

¿Y qué hay de las parejas serodiscordantes o seroconcordantes que se casaron y ahora tienen una relación abierta?

En estos casos, Luis Manuel Arellano recomienda a las parejas que «el eje de la relación que tengan sea el vínculo, no la satisfacción sexual».

«Deben crear un proyecto en común, de vida, incluso. En relaciones serodiscordantes y seroconcordantes siempre [hay que] integrar a su proyecto de vida los tiempos destinados al tratamiento y al servicio especializado».

Asimismo, Arellano asegura que «para quien vive con VIH, saberse amadx genera condiciones de seguridad».

«Como parte de mi experiencia les puedo decir que no rechacen el amor por sus miedos y autoestigmas. Después del VIH es posible amar y encontrar quién nos ame, tener planes a futuro con alguien. No se castiguen. Dejen las culpas. Ámense ustedes, procúrense ustedes, y así solito va a llegar el amor de otras personas. Vivan el amor libres».

¡Cuéntanos tu experiencia en los comentarios!

error: Alert: Ya te vimos pillín, mejor comparte.