«De la cintura para abajo»: trabajo sexual masculino en tiempos de COVID-19

Así es como los trabajadores sexuales 'adaptan' sus servicios ante la pandemia de la COVID-19 (IMAGEN ILUSTRATIVA). / Foto: Taringa

Por la COVID-19, el trabajo sexual masculino incluye «videollamadas calientes por cuarentena», «precios especiales», y fotos y videos reales en HD.

Ante la pandemia de la COVID-19 y las medidas sanitarias recomendadas por las autoridades de Salud, quienes se dedican al trabajo sexual masculino en Ciudad de México han enfrentado la falta de empleo. Y aunque hay trabajadores sexuales y escorts que deciden no salir de casa, otros han decidido trabajar «con precaución». E incluso algunos ofrecen «precio especial por cuarentena». 

Un trabajador sexual de Zona Rosa en Ciudad de México —que decidió mantener el anonimato— refirió que tuvo que salir a talonear porque es a lo único que se dedica. Y reconoció que «sí puede ser algo negligente». Esto explicó en exclusiva para Homosensual, mientras esperaba solitario en una calle de la colonia Juárez, donde habitualmente había más trabajadores. 

«Ufff, esta semana no he trabajado nada. Ha bajado (los clientes) bien cabrón».

-Trabajador sexual de CDMX

Insistente en que no se puede abrazar ni besar a quienes solicitan el servicio de trabajo sexual masculinio, declaró que todos los chicos de la zona se pusieron de acuerdo para no infectarse ellos «ni infectar a los clientes». 

«No lo abrazo, solo me dejo de la cintura para abajo. No hay abrazo, no hay besos. Cuando se para el carro nosotros le decimos: “No damos la mano. No te abrazamos. No hay cachondeo por ahora. Ya tú sabes para qué es, es para prevenirnos los dos”».

-Trabajador sexual de CDMX

El trabajador sexual nos contó que ante la advertencia de «no besos y no abrazos», un cliente aceptó las condiciones. Pero en el momento de estar en el hotel, lo quería abrazar. 


«”Nel”, le digo, “¿cómo crees? No se puede eso”. Se enojó. Me mandó a la verga. Me pagó. Me dio el dinero y me dijo: “Entonces vete”. Se enojan. Y pues sí yo no me quiero morir. Estoy joven. La vida es bonita».

Ante la falta de ingresos económicos por falta de clientes, entre ellos mismos de ayudan económicamente. 

«El que trabaja se aliviana con otro. Ha estado bien jodido, bien cabrón. Si tú trabajas, dices: “Ten, te regalo dos varos”».

Asimismo, este trabajador sexual agregó que así como autoridades del Gobierno de Ciudad de México y organizaciones no gubernamentales han ayudado a trabajadoras sexuales con despensas y apoyos económicos, a los trabajadores sexuales les han brindado asistencia, pero instituciones privadas. CONOCE LOS SECRETOS DE UN TRABAJADOR SEXUAL DE CDMX.

No usan cubrebocas porque tienen que «dejarse ver»


El trabajador sexual contó que entre todos acordaron cargar con gel antibacterial para lavarse las manos. Pero el uso de cubrebocas, apuntó, no es prioritario porque tienen que «dejarse ver».
«También nos respetamos la distancia», indicó. 

Algunos trabajadores sexuales no usan cubrebocas porque consideran que deben «dejarse ver». / Foto: Su Médico

Aunque hay hoteles que cerraron sus puertas ante la contingencia por COVID-19, el trabajador sexual señaló que los que están abiertos adoptaron medidas. Entre ellas están dar gel antibacterial, desinfectar con cloro las habitaciones y el pago solo con tarjeta electrónica para evitar los billetes y monedas. «Ojalá que ya pase todo este pedo para recuperar», dijo. 

«Estoy desesperado, no hay clientes».

‘Manuel’, trabajador sexual de la zona centro, señaló en entrevista con Homosensual que ofrecía sus servicios en la Alameda Central y alrededor del Palacio de Bellas Artes. Pero en días pasados, las autoridades capitalinas restringieron el acceso para evitar la conglomeración de personas y evitar la propagación de coronavirus.

Ante la medida, se trasladó a la Ciudadela. Ahí tuvo problemas con otros trabajadores sexuales, quienes le reclamaron su presencia ante la nula presencia de clientes. 

«No agarré nada. Me vino a dar en la madre. La neta, de por sí no hay gente. Ahora menos».

-‘Manuel’, trabajador sexual de CDMX

«Videollamadas calientes en tiempo real».

A través de WhatsApp, ‘Charly’ concretó un servicio en el Centro. Accedió a «cachondeo» con besos y abrazos, pero el único inconveniente con el cliente es que no tenía lugar porque «los hoteles están cerrados».

Con 25 años de edad, un escort extranjero promociona sus servicios sexuales a través de internet pese a la pandemia por coronavirus: «En esta cuarentena no te quedes solo en casa, llámame».

Por su lado, Raúl, quien decidió ponerse en cuarentena, no ofrece trabajo sexual. Sin embargo, sí pone a disposición de sus clientes videos y fotos de él «para pasar un rato agradable», «todo real y en HD». ÉL ES CAPITÁN GRINDR, EL SUPERHÉROE QUE PROTEGE TUS NUDES.

Las «videollamadas calientes en tiempo real» durante la emergencia sanitaria son ofrecidas por los escorts ante la contingencia por coronavirus. Mientras que otro escort «solo activo» promociona una hora de placer con un «precio especial por cuarentena».

Emiten recomendaciones

La Asociación Mexicana de Trabajadoras Sexuales emitió una serie de recomendaciones para evitar la propagación de coronavirus. Una de ellas es evitar atender clientes que presenten síntomas como gripe, tos y fiebre. Asimismo, mantener distancia durante la negociación del servicio, utilizar gel antibacterial cada media hora, lavarse las manos y utilizar condón, incluso para sexo oral. ESTOS SON OTROS RIESGOS SE HACER SEXO ORAL SIN CONDÓN.

Otra recomendación fue solo hacer la posición ‘de perrito’, mandar al cliente a bañar, y evitar tocarse los ojos, nariz y boca. Y también indicaron que, en caso de sospecha, se acerquen a las autoridades de Ciudad de México o enviar un mensaje de texto al 51515 con la palabra ‘COVID19’. 

El comportamiento sexual y COVID-19

De acuerdo con Jorge Baruch Díaz, vocero e integrante de la Comisión para Atención de la Emergencia de Coronavirus de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), hay dos cuestiones respecto al sexo: el comportamiento y el acto sexual. 

«Hasta el momento desconocemos la cantidad de partículas virales que se pudieran llegar a secretar a través de los fluidos corporales […] Todavía no se ha establecido una asociación formal entre las relaciones sexuales, la exposición a estos fluidos corporales y el contagio a través de este mecanismo».

El especialista también señaló en el programa La ciencia que somos, de la UNAM, que «no se sabe exactamente si el virus se transmite a través del parto como tal, por ejemplo, o a través de la placenta hacia el feto. Y añadió que «este tipo de preguntas, cuando se puedan llegar a resolver, nos van a dar mucha luz sobre el tipo del acto sexual, si se puede transmitir o no».

Jorge Baruch Díaz agregó que, hasta el momento, «el comportamiento o el contexto donde se desarrollan estas relaciones sexuales o el parto, la interacción entre los humanos y todo lo que gira en torno a la atención del parto, es el desencadenante de que se contagien los bebés, los recién nacidos, o que se contagien las personas cuando tienen relaciones sexuales». TRAS 5 MUERTOS POR COVID-19 QUE TENÍAN VIH, PIDEN A POBLACIÓN HACERSE LA PRUEBA GRATUITA PARA SABER SI VIVEN CON EL VIRUS.

La idea, dijo, debe ir dirigida en este momento hacia donde hay más evidencia, que es el comportamiento. 

«En este sentido, el comportamiento en torno a obtener una relación sexual es el mecanismo más importante de transmisión […] Y esta cercanía, este contacto directo entre dos personas, puede desencadenar el contagio a través de las vías respiratorias, del beso de la saliva, de las partículas virales que se encuentran en la saliva y que normalmente, cuando estamos en contacto directo con alguien, las transmitimos hablando, besándonos».

-Jorge Baruch Díaz

Según Baruch, son estas partículas virales las que transmitimos —o nos puede transmitir alguien más— «a través de las mucosas como los ojos, la nariz y la boca».

¿Qué opinas de cómo se vive el trabajo sexual masculino en tiempos de COVID-19?