¿Puedo tener sexo si tengo hemorroides?

Tener sexo vs. hemorroides: ¿es posible? ¡Vemos! / Foto: Getty Images

Si eres pasivo, seguro te has preguntado si es posible tener sexo mientras lidias con las molestas hemorroides. Aquí te daremos la respuesta.

Antes de adentrarnos a lo escabroso que es tener sexo por Detroit, es necesario que primero dejemos en claro qué son las hemorroides. Aunque es un padecimiento muy habitual y que puede afectar a cualquiera, sigue siendo un tema tabú.

Se forman debido a que el tejido del recto que ayuda a controlar el esfínter se inflama debido a un exceso de presión. Las razones más comunes por las que surgen las hemorroides son el estreñimiento, la diarrea o por estar sentados durante mucho tiempo.

Las hemorroides pueden ser internas o externas y debido a la inflamación, pueden ser muy molestas e incluso venir acompañadas de sangrado.

Si tienes hemorroides, ve a que te revise tu médico. / Foto: Giphy

¿Se puede tener relaciones sexuales con hemorroides?

Ahora que tenemos claro qué son las hemorroides y qué tan habituales son, pasemos al tema que en verdad te interesa. Debido a las molestias que pueden generar las malditas hemorroides, el mete-saca puede ser bastante incómodo y hasta doloroso.

Si tus hemorroides son internas, tal vez no sepas que las tienes. Así que si estás ‘echando patada’, lo más probable es que la fricción de la penetración llegue a provocar sangrado. También es muy importante el uso del condón para evitar cualquier tipo de ITS. La sexóloga y psicóloga, María Ramos, comentó para Antena 3 que es importante hablar de manera clara con la pareja.

«La comunicación con la pareja será imprescindible, pues es importante, como en todo, avisar no solo de los que nos gusta, sino también de lo que nos incomoda».

Si tienes hemorroides y te duele tener sexo, dile a tu pareja que pare. / Foto: Giphy

Si por otro lado, tienes hemorroides externas, seguramente ya estás al tanto de tu situación. Lo que puedes hacer es utilizar muchísimo lubricante o, mejor aún, cerrar ese acceso por ‘remodelación’. Ramos firma que:

«Puede ser muy incómodo por la hinchazón que producen. Por eso es importante ampliar el catálogo de prácticas eróticas y disfrutar así de la sexualidad más allá de las prácticas genitales».

¿Existe alguna alternativa?

Claro que existen muchas alternativas si tomas en cuenta que estos momentos de intimidad no deben limitarse solamente a la penetración. Hay una amplia gama de prácticas placenteras que pueden realizar tú y tu pareja sin hacerse daño.

El objetivo del sexo anal es que tanto el pasivo como el activo sientan placer, pero si esto se ve afectado por las hemorroides, no estás obligado a hacerlo. No sientas que tienes un compromiso o deber. Aunque si sientes que de plano vives para la penetración, y que sin esa práctica el sexo no tiene ‘chiste’, el proctólogo gay, Evan Goldstein, tiene algunas recomendaciones para ti:

«Tener una dieta rica en fibra para que no te estriñas cuando vayas al baño; evitar estar sentado de manera prolongada; aprender bien a agacharte en el gimnasio; y usar plugs anales para ayudar a relajarse durante el sexo».

Goldstein afirma que la gran mayoría de los pacientes con problemas de hemorroides sanan una vez que comienzan la dieta e incrementan la cantidad de agua que toman.

Sorprende a tu activo cuando tus hemorroides hayan sanado. / Foto: Giphy

Es de suma importancia que acudas con un especialista para que te haga una valoración y pueda darte instrucciones más precisas sobre qué medidas tomar para tus hemorroides. Recuerda que cada cuerpo se manifiesta de forma distinta.

Que tus ganas de tener sexo no se vean afectadas por las hemorroides. ¡Siempre hay mucho más qué hacer!

Con información de Antena 3 y Hornet

error: Alert: Ya te vimos pillín, mejor comparte.