Padecimientos del ano provocados por ITS

padecimientos ano its
Estos son algunos padecimientos en el ano provocados por ITS. / Foto: Adobe Stock

Al abordar el tema de las infecciones de transmisión sexual (ITS) no podemos ignorar los padecimientos que pueden provocar en el ano.

Al hablar de infecciones de transmisión sexual (ITS), un tema que por lo general queda en segundo plano son los padecimientos que se pueden presentar en el ano. La poca información que se da al respecto se debe a diversos factores. Uno de ellos es que el tema continúa siendo tabú. Por tal motivo, en el siguiente texto te mencionaremos algunos padecimientos en el ano provocados por ITS.

Antes de que continúes con la lectura: te recordamos que este artículo únicamente tiene fines informativos. Para contar con algún diagnóstico y, en dado caso, la prescripción de un tratamiento debes consultar a un/a especialista.

Condilomas anales

Provocados por el virus del papiloma humano (VPH), los condilomas anales «son lesiones verrucosas indoloras en el margen anal». El aspecto de los condilomas también puede ser plano o sobrelevado. Esto permite que estén en el conducto anal.

Al respecto, es fundamental mencionar que las lesiones aumentan de tamaño y, a su vez, adoptan un aspecto carnoso. Cuando estas afecciones se encuentran en una etapa avanzada pueden convertirse en carcinoma epidermoide. Es decir: «cáncer que empieza en las células escamosas de órganos huecos, vías respiratorias y tubo digestivo».

Algunos de los padecimientos con los que se pueden confundir los condilomas anales son los plicomas hemorroidales (pliegues engrosados), papilas anales hipertróficas, granulomas y cáncer de ano. Por esta razón, es primordial recibir la asistencia de expertos en temas de salud sexual y dedicados a esta parte del cuerpo. El área de la medicina que se dedica al estudio de las enfermedades del colón, recto y ano se llama coloproctología.

Aunque el VPH cursa en forma asintomática, especialistas de la Facultad de Medicina de la Universidad de la República de Uruguay expresan que las personas con condilomas anales pueden presentar algunos síntomas como lo son el prurito anal (picazón), sensación de ano húmedo o rectorragia. Este último término se refiere a la pérdida de sangre a través del ano. Lo más común es que este signo se presente al momento de defecar.

El tratamiento de los condilomas anales puede ser de 4 tipos: químico, inmunológico, físico y quirúrgico.

Proctitis

La proctitis es otro de los padecimientos en el ano que pueden ser provocados por las ITS. De acuerdo con expertos de la Unidad de Enfermedad Inflamatoria Intestinal (Hospital Universitario de Burgos, España), la proctitis es «una inflamación de la mucosa rectal».

Como causales de esta afección anal podemos mencionar la experimentación de enfermedades intestinales infecciosas, colitis ulcerosa, el síndrome de Behcet y la exposición a la radiación. No obstante, un considerable número de casos de proctitis se debe a ITS como la gonorrea, clamidia y herpes. CONOCE CUÁLES SON LAS 5 ITS QUE SON CURABLES.

En este punto cabe destacar que la proctitis encuentra como causa los traumas ano-rectales, mismos que pueden ser provocados por la introducción de sustancias químicas como los enemas. La proctitis también puede ser experimentada por pacientes que viven con VIH.

La sintomatología de la proctitis se caracteriza por la presentación de hilos de sangre en las heces, sangrado rectal, moco con materia fecal, dolor anal (médicamente conocido como proctalgia) y sensación de recto ocupado. Conforme a una investigación realizada por integrantes de la Sociedad Argentina de Coloproctología se sabe que otros signos característicos de este padecimiento son el pujo y tenesmo (ganas frecuentes de orinar y defecar), secreción purulenta, alteración del ritmo evacuatorio y pérdida de peso.

En caso de no tratarse, la proctitis presentará severas complicaciones. Entre ellas encontramos el sangrado crónico (cuyo mayor riesgo es la anemia), úlceras rectales y fístulas ano-rectales.

Fístulas perianales

De acuerdo con especialistas del Hospital Clínico de la Universidad de Chile, las fístulas perianales son «comunicaciones anormales entre el epitelio del canal anal y la piel alrededor del ano». Las fístulas pueden ser simples o complejas. Esto está sujeto a factores como la ubicación, orificios externos y la presentación de abscesos. Existen 6 tipos de fístulas.

Según expone la Sociedad Americana de Cirujanos Rectales y de Colon (ASCRS, por sus siglas en inglés), las fístulas son provocadas por un absceso anal. En otras palabras: son el resultado de una cavidad del ano o recto que está infectada y llena de pus. Según estimaciones, el 50% de las personas que tienen un absceso pueden desarrollar una fístula.

¿Pero por qué ocurre esto?

Los abscesos y, por tanto, las fístulas tienen como origen la obstrucción y eventual infección de las glándulas del ano. Dicha obstrucción puede ser causada por la presencia de bacterias y otro tipo de patógenos.

Representación gráfica de las fístulas rectales / Imagen: Coloproctología Integral

Al contrario de otras afecciones en el ano, los abscesos y fístulas presentan una sintomatología desde el principio. Entre las señales podemos mencionar el dolor, enrojecimiento e hinchazón del ano. También las y los pacientes llegan a experimentar cansancio, fiebre y escalofríos. Si la persona tiene una fístula, esta sintomatología se presenta a lo largo de varias semanas.

En este sentido, es pertinente decir que las fístulas perianales son un padecimiento en el ano provocado por ITS como la gonorrea, herpes, sífilis, clamidia y VPH. Por esta razón, profesionales de la salud las reconocen como infecciones de transmisión sexual coloproctológicas.

Asimismo, las y los especialistas expresan que las fístulas perianales son un padecimiento frecuente en personas que viven con VIH. Conforme a investigaciones de representantes del sistema público de salud mexicano, el 15% de las y los pacientes de VIH pueden presentar este tipo de patología anorrectal.

Úlceras, entre los padecimientos en el ano provocados por las infecciones de transmisión sexual (ITS)

Las úlceras son otro de los padecimientos en el ano provocados por las ITS. Tanto el herpes genital como la sífilis pueden causar este tipo de lesión. Como lo mencionamos en párrafos anteriores, las úlceras en el ano también se pueden deber a la complicación de los condilomas anales que aparecen con el VPH. Lo que caracteriza a las úlceras derivadas de estas ITS es que aumentan considerablemente el riesgo de la transmisión del VIH.

Para llevar a cabo el diagnóstico de las úlceras se necesita recurrir a métodos bacteriológicos, clínicos y sereológicos. A la fecha, no se tiene gran certeza del cuadro de síntomas que permiten a las y los pacientes intuir que tienen alguna úlcera. Sin embargo, como signos de esta afección pueden considerarse el dolor, la sensación de ano húmedo, supuración o sangrado.

¿Te fue útil esta información sobre los padecimientos del ano provocados por infecciones de transmisión sexual (ITS)?

Con información de Clínica Las Condes, Instituto Nacional del Cáncer, Grupo Gamma. Red Integrada de Salud, Revista Argentina de Coloproctología, Revista Acta Gastroenterológica Latinoamericana, Revista de Gastroenterología de México. Vol. 63 (1998), Facultad de Medicina de la Universidad de la República de Uruguay, Redacción Médica, Grupo Español de Trabajo en Enfermedad de Crohn y Colitis Ulcerosa y American Society of Colon & Rectal Surgeons

error: Alert: Ya te vimos pillín, mejor comparte.