¿Cómo presentar a tu pareja gay con tus papás?

Sigue estos consejos para presentarle tu pareja gay a tus papás. / Foto: YouTube

A veces nuestra familia no quiere tanto a la persona que amamos. Si quieres presentar a tu pareja gay con tus papás, te dejo estos consejos.

Entiendo lo difícil que puede ser presentar a tu pareja gay con tus papás, especialmente cuando tu familia apenas se está acostumbrando a tu orientación sexual. Para hacer ese momento lo menos incómodo posible, te doy estos consejos basados en mis propias experiencias.

Déjame darte un poquito de contexto. La primera vez que le dije a mi mamá que me gustaban las mujeres, me castigó por un mes. Fue hasta que terminó ese lapso que llevé a mi pareja a conocer a mi familia. Fuera de pedirnos que «no nos abrazáramos tanto», la experiencia no fue terrible.

Con el paso del tiempo, fue cada vez más sencillo ir a mi casa con ella. Y aunque mi familia no fuera fan de mi pareja, sí fue menos hostil. Espero que estos tips te ayuden a ti también.

Háblalo antes

Este consejo es clave porque las personas necesitan tiempo para procesar. Para asegurar que las cosas sean lo menos incómodas posibles, no vayas a llegar con tu pareja a la casa sin haber hablado antes con tus papás. Y asegúrate de que tu novio o novia se sienta cómodo o cómoda conociendo a tu familia.

Durante esta plática ayuda mucho que expreses tus miedos y expectativas. Cuando hables con tus papás, reitérales lo importante que es tu pareja para ti, para que sean lo más empáticos posible. Yo aprendí que también ayuda contestar sus preguntas, para que todos estén en sintonía. SIGUE ESTOS CONSEJOS PARA LIDIAR CON UN FAMILIAR HOMOFÓBICO.

¡Habla las cosas antes! / Foto: El Siglo de Torreón

Que sea casual

Intenta que la primera vez que se junten todos sea lo más relajada posible. Pueden ir por un café o un desayuno, siempre algo sencillo. También ayuda que sea en un lugar público para que nadie haga una escena.

Vayan a un lugar sencillo. / Foto: Dinastía 12

Ten un plan de escape

‘Tenemos un compromiso al rato’ es una frase imprescindible. Por si las cosas se ponen incómodas, prepárate para despedirte e irte en cualquier momento. Estos encuentros empiezan siendo muy cortos para que las personas se vayan conociendo y poco a poco puedes proponer planes más largos.

via GIPHY

Consigue un amortiguador

No, no de coche. Invita a una persona que pueda calmar las cosas. Puede ser un amigo tuyo, algún primo buena onda o quién tú quieras. Esta persona será la encargada de llenar los espacios incómodos y tratar de iniciar conversación. Invitarla también ayuda a que toda la atención no esté sobre ti y tu pareja. Pero claro, solo haz esto si tú, tu pareja y tus papás están de acuerdo.

via GIPHY

Platica de cosas triviales

Este es el momento de hablar del clima y los pasatiempos. Te recomiendo evitar que la conversación sea sobre política o religión, pues generalmente son temas conflictivos que pueden generar más roces entre tu familia y tu pareja.

¡Evita los temas controversiales! / Foto: Aleteia

Sé afectuoso, pero no sexual

No se trata de sentarse en extremos separados del sillón. Por ejemplo, limiten los besos de lengua y cualquier cosa pasional. En lugar de eso, pueden tomarse de la mano. Algo que me ayudaba mucho era seguir los pasos de las otras parejas. Si el novio de mi hermana la tomaba de la cintura, yo sabía que podía hacer lo mismo con mi pareja sin que eso fuera ‘pasarme de la raya’.

No hagan cosas sexuales en frente de tus padres. / Foto: PS I love you

Tu pareja es tu prioridad

Si vas a llevar a tu pareja a conocer a tu familia –y sabes que tal vez haya un poco de hostilidad de su parte– asegúrate de que tu novio o novia no se sienta incómodo o incómoda. Incluye a tu pareja en la conversación y no la dejes sola. Si en algún momento se quiere ir, tal vez sea momento de usar el plan de escape.

¡No descuides a tu pareja! / Foto: Maya Lagos

Pregunta al final

Después de cada reunión, pregúntale a todos cómo se sintieron. Así vas a poder ver qué cosas trabajar y tantear las aguas para la siguiente vez. Toma en cuenta que si fuerzas la situación, el resultado puede no ser agradable. Así que sé paciente y ve con calma.

via GIPHY

Presentarle tu pareja a tu familia puede ser un proceso estresante y difícil. Pero con el tiempo se vuelve más sencillo. CONOCE A LAS FAMILIAS GAYS MÁS TIERNAS Y HERMOSAS.

¿Se te ocurre algún otro consejo para presentar a tu pareja gay a tus papás?

error: Alert: Ya te vimos pillín, mejor comparte.