Lo que debes saber antes de quitarte un tatuaje con láser

Te decimos todo lo que tienes que considerar antes de quitarte un tatuaje con láser. / Foto: Healthline

¿Quieres eliminar uno de tus tatuajes con láser? ¡Perfecto! Solo que antes de hacerlo debes saber algunas cosillas.

Quitarte un tatuaje con láser es una gran decisión. Y es que no es ‘enchílame esta’. Son muchas las cosas que hay que considerar antes de aventarnos a hacerlo. Lo digo por experiencia, ¿eh?

Amo mis tatuajes. Unos más que otros, claro está. Es más, amo tanto los tatuajes que me convertí en aprendiz y ahora puedo decir que soy tatuadora. Estoy segura de que no soy la única persona tatuadísima que no está muy conforme que digamos con uno de sus tattoos. Y es que me lo hice en un momento de mi vida en que me pareció buena idea y, tristemente, el resultado no fue ni cercano a lo que tenía en mente. Por ello, casi 15 años después decidí quitarme dicho tatuaje con láser.

La verdad es que se me presentó la oportunidad de hacerlo gratis en el estudio donde mis tattoo teachers me enseñaron a tatuar. Y también fui una especie de ‘conejillo de indias’ porque queríamos estrenar la nueva máquina de eliminación de tatuajes a través de láser.

¿Cómo funciona la eliminación de un tatuaje con láser?

Ya sabemos que los tatuajes —a menos de que te salgan en una bolsa de frituras o que sean de henna— son permanentes. Pero afortunadamente hoy en día podemos eliminar la tinta que ya no queremos en nuestro cuerpo. La eliminación de tatuajes con láser es un procedimiento cada vez más popular porque los resultados son, en su mayoría, magníficos.

Algunos colores son más fáciles de remover. Y también influye el tiempo del tattoo. Los tatuajes viejos responden mejor al láser, mientras que los más recientes —o coloridos— suelen ser más complicados de quitar. ESTO ES LO QUE DEBES SABER ANTES DE HACERTE UN TATUAJE AHÍ ABAJO.

Lo que el láser hace es desintegrar las partículas de tinta por debajo de la piel. Es decir, pulveriza y fragmenta los pigmentos en la piel, mismos que con el paso del tiempo se van eliminando a través del sistema linfático.

El láser desintegra las partículas de pigmentos en la piel. / Foto: Especial

Aquí te van algunas de las cosas que debes saber antes de quitarte un tatuaje con láser.

1. Es caro

El precio de la eliminación de un tatuaje con láser varía mucho, pues depende de distintos factores. Nunca será el mismo precio si se trata de un tattoo de 5 centímetros que si se trata de uno de 30, obviamente. También depende del establecimiento al que elijas ir. Por lo general, muchos dermatólogos certificados ofrecen este procedimiento. El rango de precios puede ir desde 2000 pesos mexicanos por sesión hasta 10 000 pesos. Ahora, multiplica eso por (mínimo) 4 o 5 sesiones.

2. Duele mucho

Mucho. Muchísimo. Y es que, literalmente, lo que el láser hace es quemar la piel. Achicharrarla. La intensidad del láser también dependerá de la cantidad de tinta y el tamaño del tatuaje, así como de cuántos años lleva en tu piel.

3. Son varias sesiones

El tiempo y la cantidad de sesiones que se necesitarán para eliminar un tatuaje completamente dependerán de muchísimos factores. Desde el tamaño del tattoo hasta el tipo de tinta que se utilizó o tu tipo de piel. Por lo general, se requieren al menos 4 o 5 sesiones y hay que dejar pasar un lapso de 4 a 6 semanas entre cada sesión. A veces hasta más.

4. El tiempo de recuperación es largo

Algunas personas suelen dejar que su piel se recupere en un lapso de 1 o 2 meses. Yo tardé alrededor de 3 meses en sanar completamente y que mi piel estuviera lista para volver a ser achicharrada. De hecho, como se cruzó la pandemia, no tuve otra sesión de eliminación de tatuaje con láser sino hasta 1 año después de la primera.

Inevitablemente, la recuperación también será dolorosa. En mi caso, primero se me formaron ámpulas que poco a poco se fueron convirtiendo en costras. Tuve que tener mucha paciencia porque ¡las costras pican! Definitivamente no es un proceso cómodo.

En mi caso, primero se me formaron ámpulas que después se fueron convirtiendo en costras. Ew! / Foto: Especial

5. Puedes hacer cover up, pero debes esperar un buen rato

Afortunadamente, en mi caso 2 sesiones fueron suficientes como para que mi tatuaje se desvaneciera lo necesario y poder hacer un cover up. Todavía podría someterme a 2 o 3 sesiones más para que se borre por completo, pero… ¿honestamente? No quiero. Y miren que mi umbral del dolor es muy grande, pero definitivamente no estoy dispuesta a volver a sentir tanto dolor. Todavía no me hacen mi cover up, pero ya pronto. A VER, HAZ ESTE QUIZ PARA VER SI LOGRAS IDENTIFICAR A ESTOS FAMOSOS LGBT+ POR SUS TATUAJES.

Así se ve hoy el tatuaje que empecé a borrar con láser. Listo para un cover up. / Foto: Especial

Últimos tips

Mi recomendación es que, si el tatuaje que quieres quitarte es un diseño que puede desaparecer con un buen cover up, entonces no hay necesidad de que recurras al láser. En serio.

Ahora, si se trata de un tattoo con mucha tinta, muy grande y que de plano no ves manera de deshacerte de él… la eliminación con láser es una buena opción. Solo no pierdas de vista todo lo que mencioné en este post y mentalízate a que será un proceso largo, doloroso y caro. Por ejemplo, no le recomendaría a Ricky Martin quitarse el tatuaje que sus fans odiaron.

Un último tip: no te tatúes el nombre de tu pareja actual… ¡jamás! Porque la mayoría de las eliminaciones de tatuajes con láser son cosas que tienen que ver con les exes.

Con información de Healthline y Dónde ir