«¿Y tú qué?»: ginecólogos del IMSS denigran a hombre trans

Samuelm un hombre trans, denunció discriminación en un hospital del IMSS en Aguascalientes

Un hombre trans expuso a través de su testimonio la discriminación que sufren pacientes transgénero al interior de un hospital del IMSS.

El testimonio de Samuel, un hombre trans de Aguascalientes, expuso la discriminación de la que son víctimas los pacientes transgénero en un hospital del IMSS de la entidad.

Objeción de conciencia, negación del servicio y desconocimiento de su identidad de género son los obstáculos con los que Samuel se enfrentó al recibir atención en el IMSS. Sin embargo, lo más grave es que no se trata de un caso aislado. El problema es tan grave que muchos pacientes transgénero prefieren atenderse con médicos privados antes que ejercer sus derechos en el IMSS.

Ignorancia

El testimonio de Samuel, recogido en una entrevista publicada por La Jornada Aguascalientes, retrata la ignorancia que existe incluso entre el personal médico respecto a la situación de las personas trans.

Samuel comentó que su primera experiencia negativa en un hospital del IMSS ocurrió cuando, al acudir al ginecólogo, tuvo que explicarle al médico qué es un hombre trans.

En aquella ocasión, Samuel acudió a atenderse un problema de fibrosis en las mamas que le causaba mucho dolor. Pero cuando pasó con el ginecólogo, este le cuestionó: «¿Y tú qué? ¿Qué te voy a hacer?». Posteriormente, el médico se limitó a recetarle un gel para disminuir la inflamación y a recomendarle que se sometiera a una operación. Sin embargo, le dijo que no podían atenderlo en el IMSS.

Objeción de conciencia

A partir de esa experiencia, el hombre trans decidió evitar en la medida de lo posible los hospitales del IMSS. En cambio, buscó atención en clínicas privadas. Sin embargo, una emergencia médica lo  obligó a regresar. En esa ocasión, un médico se negó a atenderlo:

«Tuve que ir porque traía un problema. Fui a urgencias de ginecología. El primer médico que me atiende me dice: “¿Sabes qué? Yo no te voy a ver. Deja ver si mi compañera está libre y te quiere ver”».

Clínica 1 del IMSS en Aguascalientes, donde Samuel sufrió un trato discriminatorio

Por fortuna, una doctora aceptó atender a Samuel. Sin embargo, esta situación muestra los problemas que pueden enfrentar las personas LGBT+ a raíz de la objeción de conciencia.

Cabe recordar que en mayo de 2018 el Congreso de la Unión aprobó una reforma a la Ley General de Salud en la que se establece que los médicos y enfermeros pueden excusarse de participar en la prestación de servicios. Esto representa un potencial riesgo de discriminación para personas LGBT+, mujeres que buscan interrumpir su embarazo o poblaciones indígenas.

Desconocimiento de la identidad de género

Por desgracia, estas no son las únicas experiencias negativas de Samuel. El hombre trans también contó que se vio forzado a volver a un hospital del IMSS por fuertes cólicos y un sangrado abundante. En esa ocasión, el médico desconoció su identidad de género masculina a pesar de que legalmente él ya tiene documentos que así lo acreditan:

«En ese entonces mis documentos estaban como Samuel, masculino. Entonces el médico volteaba con los internos y decía: “La paciente esto, y la paciente esto”. Yo estaba incómodo, tenía mi identificador frente a él, con mi nombre masculino. El hecho de que tenga vulva y me estés atendiendo por un problema ginecológico no significa que tengas el derecho a contrarrestar algo que está ya incluso en la ley. Porque mi nombre es este, mi género por ley es ese, y es lo que se debe de respetar como personal de salud».

Violación de sus derechos

De acuerdo con el testimonio de Samuel, recogido por La Jornada Aguascalientes, él no es el único hombre trans que evita atenderse en el hospital del IMSS.

«En la comunidad trans ha habido compañeros que igual me dicen que prefieren no ir a revisarse o ahorrar hasta que puedan ir con un médico privado».

Lo anterior es síntoma de una grave falla en el sistema de salud. Como todo derechohabiente, los integrantes de la comunidad LGBT+ y sus familiares pagan cuotas para tener derecho a atenderse en clínicas del IMSS. Por eso, es intolerable el trato discriminatorio a quienes cumplen con sus obligaciones y merecen una atención digna.

Ojalá que este caso llegue a oídos de las autoridades y se tomen cartas en el asunto para garantizar la atención digna a cualquier hombre o mujer trans en todo hospital del IMSS.

Con información de La Jornada Aguascalientes

error: Alert: Ya te vimos pillín, mejor comparte.