¿Qué es la disforia de género en las personas trans?

Disforia de género/ Foto: Mind-U.cat

Para entender los procesos que atraviesan las personas trans y los apoyos que necesitan, hay que conocer el concepto de disforia de género.

¿Sabías que disforia de género es el nombre formal con el que la Organización Mundial de la Salud (OMS) se refiere a la condición de las personas trans?

La Clasificación Internacional de Enfermedades (CIE) de la OMS es el documento que contiene los códigos con los que se identifican todos los traumatismos, enfermedades y causas de muerte que existen. Desde 1992 y hasta 2018, este documento consideró la transexualidad como un trastorno psiquiátrico.  De hecho, existía una etiqueta específica para la condición de las personas trans: ‘trastorno de identidad de género’.

Sin embargo, hoy en día esa concepción es obsoleta. En 2018, la OMS actualizó la CIE y dejó de considerar la transexualidad como un trastorno, redefiniéndola como disforia de género.

Representación gráfica de la disforia de género / Foto: El Comercio

 Nada que curar

La transexualidad no es una enfermedad. Tampoco se trata de un trastorno. Si bien la disforia de género permanece dentro del documento de la OMS que define y clasifica las enfermedades, esto tiene una razón de ser.

La OMS mantiene la disforia de género en la CIE porque reconoce que las personas trans pueden requerir del acceso a algunos servicios médicos durante su proceso de transición. De este modo, mantener la condición dentro del catálogo obedece a la necesidad de orientar a los estados miembros de la OMS para que sus sistemas de salud proporcionen ese acompañamiento.

Entonces, ¿qué es la disforia de género?

Para entender la disforia de género, antes es necesario abordar el concepto de identidad de género. De acuerdo con la Guía de referencia para profesionales de la salud mental en el combate a las Ecosig, elaborado por la ONU, especialistas de la UNAM, Copred y la organización Yaaj México, la identidad de género se define de la siguiente forma:

«Vivencia interna e individual del género, tal como cada persona la siente, misma que puede corresponder o no con el sexo asignado al nacer».

De este modo, la disforia de género en las personas trans se presenta cuando no se identifican con el género que se les asignó al nacer. Así, es posible distinguir entre otros dos conceptos: cisgénero y transgénero:

«Cuando una persona experimenta coincidencia entre el sexo y el género asignado al nacer, se hace referencia a una persona cisgénero. Mientras que cuando una persona experimenta una identidad de género no coincidente al sexo y/o al género asignado, estamos hablando de una persona trans».

De acuerdo con la citada guía, el concepto de disforia implica que no se trata de un trastorno que requiera diagnosticarse. Por el contrario, se enfatiza en que es una condición que produce angustia por la discordancia entre la identidad autopercibida y el género socialmente asignado. Además, se reconoce que esto expone a las personas trans a prejuicios y discriminación, por lo que puede requerirse un acompañamiento médico o psicológico.

Apoyo y acompañamiento

Si eres una persona trans o buscas apoyar a alguien con disforia de género, hay algunos datos de debes conocer.

Como ya se mencionó, la identidad de género es una vivencia personal. Por ello, puede o no incluir la sensación de que es necesario modificar la apariencia corporal a través de tratamientos hormonales o quirúrgicos. Cada persona trans decide qué es lo que necesita para ajustar su apariencia con su identidad de género:

«Generalmente, las personas transgénero optan solo por una reasignación hormonal sin llegar a la intervención quirúrgica de los órganos pélvicos sexuales internos y externos, mientras que las personas transexuales han optado por una intervención médica para adecuar su apariencia física y corporalidad a su realidad psíquica, emocional y social».

Por último, es importante remarcar que la disforia de género y la identidad de las personas trans no determinan su orientación sexual.  Una persona trans puede sentir atracción por personas de su mismo sexo, del sexo opuesto, de ambos sexos. En consecuencia, puede ser heterosexual. gay, lesbiana bisexual, pansexual o asexual.

Esperamos que si eres una persona trans o buscar apoyar a alguien con disforia de género, esta información te sea de utilidad para entender tus sensaciones o el proceso por el que pasa tu familiar o amigue.

error: Alert: Ya te vimos pillín, mejor comparte.