Sheinbaum dice «no» a corredor turístico en Zona Rosa

La jefa de Gobierno de CDMX y la alcaldesa de Cuauhtémoc sostienen opiniones contrarias sobre el proyecto en Zona Rosa (imagen ilustrativa). / Foto: Milenio

En medio de la lucha política entre Sandra Cuevas y Claudia Sheinbaum por el Corredor Turístico y Tecnológico en Zona Rosa, las necesidades de la comunidad LGBT+ siguen siendo ignoradas.

La jefa de Gobierno de CDMX, Claudia Sheinbaum, descartó la posibilidad de destinar recursos a la construcción del Corredor Turístico y Tecnológico en Zona Rosa, proyecto propuesto por la alcaldesa de Cuauhtémoc, Sandra Cuevas.

Ambas políticas sostienen puntos de vista contrarios sobre la forma en que Zona Rosa puede atraer turismo. Sin embargo, ninguna de las 2 parece tomar en cuenta que también se trata de un espacio de resistencia para la comunidad LGBT+.

«No es Las Vegas»: Claudia Sheinbaum

El 30 de octubre de 2021, Claudia Sheinbaum descartó apoyar el Corredor Turístico y Tecnológico que Sandra Cuevas propuso construir en Zona Rosa. A pregunta expresa sobre el tema, la mandataria aseguró que la capital del país es «la capital cultural de América Latina». En ese sentido, criticó a la alcaldesa de Cuauhtémoc por pretender convertir a Zona Rosa en Las Vegas:

«Quiso traer Las Vegas a la ciudad y yo creo que la ciudad es más rica que eso. No voy a entrar en debate […] la Zona Rosa no es Las Vegas, es mucho más. La Ciudad de México es la capital cultural de América Latina».

Antes de las declaraciones de Sheinbaum, Cuevas efectivamente dijo que el Corredor Turístico de Zona Rosa buscaba recrear la experiencia de Fremont Street, calle ubicada en Las Vegas. El proyecto consiste en construir un ‘túnel audiovisual’ en la calle de Génova con pantallas de luces LED tanto en el techo como en las columnas.

Así se vería el corredor turístico anunciado por Sandra Cuevas. / Foto: Política Expansión

Al anunciar la construcción del corredor, la alcaldesa dijo que beneficiará a 700 establecimientos, duplicando el flujo de personas que transitan por la zona. Asimismo, comentó que para llevar a cabo la obra se requieren 300 millones de pesos. Dijo que de esa cantidad ya cuenta con 150 millones de pesos provenientes de la iniciativa privada. No obstante, solicitó los recursos faltantes a la jefa de Gobierno, quien al parecer no le dará el apoyo esperado.

El lado oscuro del corredor turístico

Al explicar su rechazo a apoyar el Corredor Turístico y Tecnológico, Claudia Sheinbaum dijo que los permisos que tendrían que tramitarse no coinciden con el tipo de uso de suelo de Zona Rosa. Sin embargo, este proyecto lleno de luces LED también tiene un lado oscuro que afecta a la comunidad LGBT+.

Para llevar a cabo la obra, Sandra Cuevas propone ‘recuperar’ la Glorieta de los Insurgentes a través de la ‘reubicación’ de quienes ejercen el comercio en la vía pública. Lo anterior no es más que un eufemismo para el desplazamiento forzado de La Tianguis Disidente. La colectiva ha hecho de la Glorieta su espacio de protesta y forma de sustento desde el inicio de la pandemia. Además, otro aspecto que se mantiene en la opacidad es el origen de los recursos obtenidos por la alcaldesa y provenientes de la iniciativa privada. Sandra Cuevas no realizó licitación pública sobre el proyecto, por lo que no se sabe quiénes invierten en él ni cómo se van a beneficiar. ¿Quién va a lucrar económicamente con el espacio? MIRA NUESTRA ENTREVISTA CON LA TIANGUIS DISIDENTE ACERCA DEL PROYECYO DE SANDRA CUEVAS.

Disidencias sexuales, en medio de batalla política

Para entender el rechazo de Claudia Sheinbaum al proyecto del Corredor Turístico y Tecnológico en Zona Rosa hay que revisar el contexto político de CDMX. Y es que Sandra Cuevas llegó a la alcaldía Cuauhtémoc como candidata de una coalición opositora al partido de la jefa de Gobierno.

El problema es que ninguno de los bandos se preocupa por las problemáticas que enfrenta la comunidad LGBT+. Por el contrario, ambas partes luchan por Zona Rosa como si se tratara de un botín político. Sandra Cuevas propone un proyecto que desplazaría a La Tianguis Disidente de su espacio de resistencia. Por su parte, lejos de proteger a la comunidad de las agresiones que sufre por parte de comerciantes, la Policía de Claudia Sheinbaum reprime sus protestas en contra de la violencia.

Por lo pronto, las declaraciones de Claudia Sheinbaum indican que el proyecto del Corredor Turístico y Tecnológico en Zona Rosa se quedará en el papel.

Con información de La Lista