Por un voto, sepultan matrimonio igualitario en Baja California

Activistas LGBTQ+ concentrados afuera del Congreso de Baja california / Foto: Semanario Contraseña.

En una segunda votación, el Congreso del estado no logró los votos necesarios y sepultó la iniciativa sobre matrimonio igualitario en Baja California.

En su segunda oportunidad, el Congreso de Baja California sepultó la iniciativa sobre matrimonio igualitario. Con 16 votos a favor, 6 en contra y 3 abstenciones, los legisladores locales volvieron a rechazar el dictamen de la iniciativa propuesta la diputada Miriam Cano.

La propuesta planteaba modificaciones a la Constitución estatal y al Código Civil local. Para aprobar una reforma Constitucional se requieren al menos dos terceras partes de los votos de los diputados; en este caso 17. Así, el matrimonio igualitario se quedó a un voto de ser legal en Baja California.

Tras la votación, la diputada Cano sugirió aprobar sólo las modificaciones referentes al Código Civil, dado que para reformar dicho ordenamiento se requieren sólo 13 votos. Sin embargo, su petición se rechazó debido a que el dictamen incluye también las reformas a la Constitución del estado.

Vuelven a defraudar

La votación que sepultó el matrimonio igualitario en Baja California estuvo precedida por otro intento fallido. Apenas el pasado 16 de junio, el Congreso rechazó la iniciativa en el Pleno. En aquella ocasión se emitieron 15 votos a favor, 3 en contra y 7 abstenciones. Pero debido al alto número de abstenciones, el dictamen se devolvió a la Comisión de Gobernación, Legislación y Puntos Constitucionales. Allí se aprobó con 5 votos a favor el pasado 24 de julio. Sin embargo, este jueves se quedó a un voto de su aprobación en el Pleno.

Sesión del Congreso de Baja California, 30 de julio de 2020 / Captura de pantalla

Cabe recordar que desde 2015 la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) determinó que restringir el matrimonio a la unión entre un hombre y una mujer resulta inconstitucional y discriminatorio. 

En ese sentido, el pasado 20 de julio, el ministro Arturo Zaldívar recordó que las legislaturas y gobiernos locales deben acatar sus fallos y jurisprudencias. Es decir, que están obligados a ajustar las leyes de sus estados para permitir el matrimonio igualitario. Sin embargo, los legisladores de Baja California hicieron caso omiso.

Al rechazar la iniciativa por segunda ocasión, el Congreso de Baja California sepultó la posibilidad de que el matrimonio igualitario se apruebe en esta legislatura, al menos en un corto plazo.

error: Alert: Ya te vimos pillín, mejor comparte.