10 problemas que todo LGBT+ religioso entiende

Si eres una persona LGBT+ religiosa vas a entender estos problemas a la perfección. / Foto: Playbuzz

Una persona LGBT+ religiosa puede enfrentar varios problemas en su vida. Si tú eres una de ellas, seguro vas a entender de lo que hablamos en esta nota.

Si tú eres una persona LGBT+ religiosa y has intentado hace que estas dos cuestiones converjan en su vida de forma armoniosa, puede que hayas vivido alguna de estas situaciones y te hayas enfrentado a ciertos obstáculos. Lamentablemente, el mundo religioso y las personas LGBT+ han tenido muchos problemas desde hace tiempo. 

Tu fe te provoca un conflicto interno

Ser una persona LGBT+ religiosa supone un choque de creencias. Por un lado está lo que te han inculcado desde pequeño y en lo que tienes fe. Pero por el otro estás tú y tus sentimientos. Ambos aspectos están ahí peleando por ver quién tiene la razón. ESTE ES EL TESTIMONIO DE UN PASTOR GAY CRISTIANO.

Sientes culpa

La mayoría de las religiones condenan la homosexualidad. Es normal que alguien religioso con una orientación sexual distinta a la heterosexual se sienta culpable por ofender a sus creencias. Lo único que debes saber es que no hay nada malo contigo. MIRA QUÉ RELIGIONES RECHAZAN MÁS LA HOMOSEXUALIDAD.

Vía GIPHY

Te alejas de tu familia

Uy, esto es bien triste, pero a veces es necesario. Hay parientes que llevan la religión muy adentro. Su apego a la fe es tanto que prefieren distanciarse de las personas que ‘atentan’ contra alguna divinidad por su orientación sexual. No te preocupes, no necesitas a gente que no te valora. ESTAS SON ALGUNAS FRASES BÍBLICAS QUE PUEDES USAR CONTRA LA HOMOFOBIA.

Estás en el clóset de forma obligada

Salir del clóset a veces no es una opción cuando se vive en un ambiente plagado de homofobia e intolerancia. No estamos generalizando, pero usualmente los religiosos no respetan a las personas LGBT+. Y aquellos que practican la fe y son parte de la diversidad prefieren mantenerse ocultos. CON ESTA CARTA PUEDES SALIR DEL CLÓSET CON TUS PAPÁS.

Algunas personas optan por no salir del clóset con su familia. / Imagen: egoCity

No puedes integrar a tu pareja en tu entorno

Suele ser complicado que alguien religioso acepte a un individuo LGBT+. Y es todavía más difícil que acepte a una pareja lésbica u homosexual. Lamentablemente, más de una persona LGBT+ religiosa no puede combinar de forma exitosa su vida familiar y de pareja.

Enfrentas ataques de los más cercanos a ti

Este es quizá uno de los problemas más comunes que vive una persona LGBT+ religiosa. Antes de encontrar aceptación y tolerancia, se encuentra con el rechazo y los ataques verbales, a veces incluso físicos. CONOCE QUÉ RELIGIONES ACEPTAN LA HOMOSEXUALIDAD.

Debes lidiar con las mal llamadas ‘terapias de conversión’

No hay manera de modificar la orientación sexual de una persona, simplemente no existe. Tristemente, muchos religiosos creen que esto sí es posible y obligan a las y los chicos LGBT+ a acudir a estas torturas. ENTÉRATE DE QUÉ ESTADOS DE MÉXICO PROHÍBEN LAS ‘TERAPIAS DE CONVERSIÓN’.

Pierdes amigos

Sí, a veces hay amigos que debido a sus creencias religiosas no pueden convivir sanamente con alguien LGBT+. Cuando alguna amistad se aleja por este motivo debes alegrarte y no entristecerte, no necesitas a alguien así de negativo. ESTAS SEÑALES INDICAN QUE TIENES UNA AMISTAD TÓXICA.

Vía GIPHY

No te puedes expresar libremente

Si estás en el clóset debido a tus creencias religiosas es normal que te sientas atado. Cuando enfrentas un entorno homofóbico muchas veces te limitas a decir solo lo necesario para no sufrir algún ataque o reprimenda de la gente que te rodea.

Vía GIPHY

Debes elegir entre tus creencias y ser tú mismo

Llega un punto donde tienes que decidir entre seguir ocultándote o abrirte y ser tú mismo. Hacer esto no es fácil. Para tomar la decisión de abandonar tus creencias y seguir tu camino en libertad se necesita mucho, mucho, valor.

Seguramente, muchas personas que leyeron esto han vivido alguna de estas situaciones. Si es tu caso debes saber que en el mundo hay gente que te apoya y te aprecia por lo que eres. Nosotros te queremos y no vamos a juzgarte.

Ser una persona LGBT+ religiosa a veces no es sencillo. ¿Te has enfrentado a alguno de estos problemas?