Lizbeth Hernández: periodista lesbiana, feminista y coordinadora de Kaja Negra

Lizbeth Hernández
Lizbeth Hernández es fundadora y coordinadora de Kaja Negra. / Foto: Kaja Negra

Lizbeth Hernández es una periodista orgullosamente lesbiana que coordina Kaja Negra, un proyecto editorial especializado en feminismo.

Lizbeth Hernández es fundadora y coordinadora de Kaja Negra, un proyecto subversivo ante los cánones del periodismo moderno. Frente a la premura y la inmediatez que caracterizan a la industria editorial, apuestan por la creatividad, la imaginación y los trabajos a largo plazo. Y frente a los modelos de negocio que tienden a la precarización laboral, apuestan por esquemas basados en el eje de los cuidados y la economía solidaria.

Además, desde esos valores, dan cobertura al feminismo, las disidencias contra el patriarcado y el machismo, la diversidad sexual y el racismo. No en vano, el pasado 28 de septiembre realizaron la cobertura más completa de las movilizaciones del Día de la Acción Global por el Aborto Legal, reportando desde el encapsulamiento de las manifestantes.

Sobre el tema, Homosensual platicó con la periodista Lizbeth Hernández, quien relató la historia detrás de Kaja Negra.

Una alternativa periodística

Kaja Negra surgió en 2010. De acuerdo con Lizbeth, en sus inicios se trató de un proyecto fundado junto con sus compañeros de universidad como respuesta a la falta de espacios mediáticos alternativos:

«Tenía muchas inquietudes respecto a que varias de las opciones que había de medios no me convencían. Me parecía que no había algo que me motivara a estar en un lugar y tenía la ambición de hacer un proyecto de periodismo cultural».

Logo Kaja Negra / Foto: Kaja Negra

Hernández cuenta que, desde sus inicios, el proyecto surgió como una plataforma enfocada al periodismo «de largo aliento, como se suele llamar a las historias más amplias». Comenzaron publicando crónicas, entrevistas largas y reportajes. Sin embargo, con el paso del tiempo el proyecto evolucionó.

La evolución de Kaja Negra

Hoy en día, Kaja Negra es más que un medio de comunicación. Es también una editorial y un espacio para el aprendizaje. Pero para ello tuvieron que pasar por varios cambios.

En 2014, la Kaja inició un proceso de profesionalización, Renovó a su equipo y estableció alianzas con medios de diversos estados, así como de otros países: Bolivia, Guatemala y España, entre otros. A través de esas alianzas, realizaron la cobertura más completa de las movilizaciones por el Día Internacional por la Eliminación de las Violencias hacia las Mujeres en noviembre de ese año.

Luego, en 2018, el proyecto dio un paso del periodismo hacia el mundo editorial. Ese año, Kaja Negra publicó el libro Casas vacías de la escritora Brenda Navarro. Tras el éxito de la publicación, empezaron a armar una red de mujeres creadoras con el objetivo de potenciar el talento de escritoras. Establecieron alianzas con Casa Octavia y Enjambre Literario. CONOCE 6 JOYAS DE LA LITERATURA LÉSBICA.

Finalmente, este año Kaja Negra fundó su Área de Aprendizaje e Imaginación. A través de ella se imparten diversos talleres de economía feminista en el contexto de la pandemia y se fomenta el intercambio de experiencias culturales.

Feminismo y diversidad: el periodismo de Lizbeth Hernández

Pero el rasgo que atraviesa las múltiples facetas de Kaja Negra y del trabajo de la periodista Lizbeth Hernández es el feminismo. Desde 2016, el medio se asume como enemigo de la violencia machista. Lizbeth cubre las movilizaciones de las mujeres y sus demandas de justicia en la capital del país y en Estado de México. También presta atención al tema de los feminicidios y da voz a distintas mujeres:

«Cubrimos historias de mujeres diversas, mujeres de distintos contextos. Las mujeres no conforman un bloque homogéneo. Tienen particularidades a las que hay que poner atención».

Lizbeth Hernández es una periodista lesbiana y feminista. / Foto: mexico.frontinline.freelance.com

Por supuesto, esa diversidad incluye la sexual y la racial. Lizbeth Hernández es una periodista abierta y orgullosamente lesbiana. En consecuencia, su trabajo incorpora la agenda de la comunidad LGBT+, con énfasis en la L, la B, la T y lo no binario. SIGUE A ESTAS MUJERES LGBT+ QUE PARTICIPAN EN LA POLÍTICA.

«Incluimos historias de mujeres lesbianas, trans y personas no binarias que están sufriendo violencia, pero también están generando otras discusiones sobre derechos sexuales y reproductivos, y otros ámbitos de la vida y la economía, como el trabajo sexual. Sabemos que hay múltiples disensos, ejes incluyentes y excluyentes. Pero nuestro eje rector es la escucha. Apostar a que podemos encontrar espacios para dialogar. Nos interesa contar la mayor cantidad de historias de la mayor cantidad de mujeres».

Publicación de Lizbeth Hernández sobre la marcha del 28 de septiembre de 2020 / Foto: Twitter (@abismada)

En la experiencia de Lizbeth, las movilizaciones feministas responden a demandas de justicia en el contexto de la agudización de problemas como los feminicidios y el acoso sexual en la vía pública, los espacios de trabajo y el hogar.

«Hay una interpelación al Estado, a los gobiernos locales y al Gobierno federal no solo de esta administración, sino también de las pasadas, donde ha prevalecido la negligencia, la omisión e incluso una indiferencia. Las movilizaciones se dan porque hay algo que no está pasando, que es la justicia, que es un alto a la violencia feminicida, los casos de acoso».

La kaja que habita

Finalmente, la periodista Lizbeth Hernández comenta que los 10 años que lleva en Kaja Negra han sido para ella un proceso de transición tanto laboral como personal. Por ello, asegura que «la kaja es una kaja que se habita»:

«Partimos de un eje de los cuidados. Pensamos, más que en modelos de negocio, en nutrirnos de idas a partir de la economía feminista y de las economías solidarias; de una perspectiva que apunte a la búsqueda de una sostenibilidad no solo del proyecto, sino también de nuestras vidas. Somos conscientes de la precarización en la llamada industria editorial. No queremos reproducir esos esquemas sino explorar otras opciones. Imaginar, arriesgar, tratando de alejarnos de esas prácticas de premura, de velocidad, de que no nos desespere cuánta gente da clic a nuestro sitio o cuántos seguidores tenemos en redes. Si bien eso dice algo, no es nuestra obsesión, porque buscamos otra manera de compartir con quienes se asoman a la kaja».

Asómate a Kaja Negra y conoce el trabajo de la periodista Lizbeth Hernández.

error: Alert: Ya te vimos pillín, mejor comparte.