Encarcelan a lesbiana por defenderse de agresión en CDMX

Lesbiana Carolina Hidalgo termina en la cárcel por defenderse de agresión en CDMX
En lugar de ayudar a la víctima a presentar una denuncia, los policías la llevaron al juzgado cívico (imagen ilustrativa). / Foto: El Financiero

Tras recibir insultos relacionados con su orientación sexual y una agresión física, una mujer lesbiana de CDMX se defendió de su atacante. Sin embargo, terminó siendo arrestada.

Carolina Hidalgo, una veterinaria abiertamente lesbiana, terminó en la cárcel por defenderse de una agresión física y verbal que recibió debido a su orientación sexual el 8 de septiembre de 2021 en la alcaldía Cuauhtémoc de CDMX.

Los hechos ocurrieron alrededor de las 8:00 a. m. en una farmacia ubicada en dicha demarcación. De acuerdo con una detallada reconstrucción de los hechos elaborada por la periodista Andrea Vega de Animal Político, Carolina solicitó ayuda del personal de seguridad del establecimiento tras ser atacada por un cliente. Sin embargo, nadie la auxilió. Posteriormente, la víctima pidió el apoyo de la Policía de CDMX, que terminó revictimizándola y arrestándola por defenderse de la agresión. CONOCE EL CASO DE LOS POLICÍAS QUE GOLPEARON A UNA PAREJA GAY EN EL METRO DE CDMX.

«Machorra, lesbiana y feminazi», insultos lesbofóbicos

De acuerdo con el testimonio que Carolina Hidalgo dio a Animal Político, la agresión comentó cuando un hombre la llamó «machorra, lesbiana y feminazi» ante la indiferencia del personal de la farmacia en la que se encontraba comprando en CDMX. Carolina estaba en la caja pagando los productos que iba a comprar cuando un sujeto de 1.90 metros de estatura ingresó a la farmacia. Sin respetar su turno, el hombre se acercó a la caja para comprar cubrebocas. La cajera decidió atenderlo, por lo que Carolina pidió que se respetaran los turnos. Fue entonces cuando el agresor explotó. Carolina relató:

«Empezó a decirme que soy una lencha que quiere que todo el mundo le atienda siempre, una pinche vieja, una machorra, lesbiana y feminazi […] Me dice que me calle, que me va a partir mi madre, que sabe dónde vivo, me avienta y alega que es más cliente que yo».

Ante la agresión, la mujer lesbiana solicitó el apoyo del personal de seguridad de la farmacia, pero al no obtener ayuda llamó a la Policía de CDMX. Mientras llegaba la Policía, Carolina Hidalgo intentó grabar a su agresor con su teléfono celular. Sin embargo, este le lanzó un golpe y el aparato salió volando. Fue entonces cuando ella intentó defenderse:

«Le solté una patada y traté de detenerlo porque él se quería dar a la fuga. Entonces me da una patada en la rodilla izquierda. Yo grité pidiendo ayuda, pero a pesar de estar rodeada de gente, nadie intervino».

Un acto de discriminación

Carolina Hidalgo también contó a Animal Político que cuando la Policía de CDMX finalmente llegó al lugar terminó discriminándola por ser lesbiana, hecho que incluso provocó que pasara algunas horas en la cárcel. ENTÉRATE DEL CASO DE LOS POLICÍAS QUE ROBAN A USUARIOS DEL ÚLTIMO VAGÓN DEL METRO.

Carolina contó que su agresor dijo a la Policía que ella había sido quien lo atacó a él. Por su parte, Carolina dijo a la Policía que quería presentar una denuncia por discriminación en contra del sujeto. Sin embargo, en lugar de llevarla al Ministerio Público para denunciar, los uniformados los remitieron a ambos a un juzgado cívico.

Carolina fue llevada al Juzgado Cívico CUH-02 de la alcaldía Cuauhtémoc. / Foto: Foursquare

Al referirse a lo anterior, Carolina consideró que la Policía de CDMX no la trató como la víctima de la agresión debido a un acto de discriminación por ser lesbiana. Dijo que ella tiene el cabello corto, no utiliza maquillaje y no encaja en el estereotipo que se tiene tradicionalmente de la feminidad:

«A mí me empezaron a tratar como si yo fuera quien hubiera cometido un delito. no me dejaban salir del juzgado cívico ni a fumarme un cigarro, mientras mi agresor sí podía estar afuera, Yo tenía hasta a una policía escolta que me custodió todo el tiempo».

Negligencia

De acuerdo con Fabiola Higareda, abogada de Carolina Hidalgo, la Policía y las autoridades de CDMX actuaron negligentemente en el caso de la agresión hacia la joven lesbiana. En primer lugar, no debieron llevarla al juez cívico, sino al Ministerio Público para denunciar el acto de discriminación del que fue víctima. Y, en segundo lugar, no le proporcionaron información ni atención médica adecuada.

Una vez en el juzgado cívico, un médico evaluó las lesiones de Carolina y de su agresor. Carolina requirió que le enyesaran una pierna, pero no le proporcionaron medicamentos para el dolor. Como su agresor también presentaba lesiones, se le dijo que tendría que ser arrestada o pagar una multa a menos de que ambos acordaran otorgarse el perdón mutuo. CHECA EL VIDEO DEL POLICÍA QUE AMENAZÓ A UNA PAREJA GAY EN TORREÓN.

Termina en la cárcel

Finalmente, Carolina terminó en la cárcel de CDMX para que la agresión que sufrió por ser lesbiana no quedara sin castigo. En un primer momento, Carolina había accedido a otorgar el perdón a su agresor. Sin embargo, posteriormente este empezó a tomarle fotografías ante la complacencia de los policías. Más tarde, la esposa de Carolina y algunas de sus amistades que pertenecen a la comunidad LGBT+ llegaron al lugar y el sujeto también las agredió. Finalmente, a pregunta del juez cívico, Carolina decidió no conciliar con tal de que los hechos no quedaran impunes:

«Le contesté que si la única manera de que mi agresor tuviera alguna consecuencia era quedándome yo también detenida, entonces eso iba a hacer».

Pese a ser la víctima de la agresión, la joven lesbiana terminó pasando la noche en la cárcel debido a la negligencia de las autoridades de CDMX. Un día después salió libre y se asesoró con la abogada Fabiola Higareda, quien le ayudó a interponer una denuncia ante el área de la Fiscalía General de Justicia encargada de la investigación de delitos cometidos contra grupos de atención prioritaria. La víctima dijo a Animal Político que espera que no solo se castigue a su agresor, sino también a las autoridades que actuaron de forma negligente y discriminatoria.

Sin duda, el hecho de que una mujer lesbiana como Carolina Hidalgo haya terminado en la cárcel por defenderse de una agresión revela la falta de capacitación y sensibilización por parte de las autoridades de CDMX.

Con información de Animal Político

error: Alert: Ya te vimos pillín, mejor comparte.