Cosas que nos hubiera gustado saber cuando éramos lenchas bebés

Si tan solo hubiéramos sabido estas 5 cosas cuando éramos lenchas bebés... / Foto: Film Affinity

Si tan solo hubiéramos sabido estas 5 cosas cuando éramos lenchas bebés nos hubiéramos ahorrado mucho drama. Pero bueno, prueba y error.

El lesbian awakening o despertar lésbico es un proceso diferente para todas, pero una vez que nuestro kilometraje aumenta, es inevitable voltear atrás y darnos cuenta de que ojalá hubiéramos sabido ciertas cosas antes, cuando éramos lenchas bebés.

Claro que todas las experiencias, tanto buenas como malas, son parte de la vida. ¡Así es como aprendimos y —eventualmente— nos convertimos en las honorables lesbianas que hoy somos!

Eso de ‘prueba y error’ es muy cierto e inevitable. Aunque la verdad es que sí nos hubiera gustado tener algún tipo de disclaimer o guía para sobrellevar nuestros primeros años como lenchas.

En lo personal, a mí me hubiera encantado tener conocimiento específicamente de estas 5 cosas.

Eventualmente una amiga tuya saldrá con tu ex y tal vez tú harás lo mismo

Sí pasa y mucho. De verdad es muy común que en los grupitos de lenchas se acaben rotando, a veces descaradamente, por lo que obviamente se empiezan a hacer ‘equipos’. O eres team amiga traicionera o team amiga a la que traicionaron.

Claro que existen reglas universales que aplican para cualquier grupito de amigxs. Y el salir con la ex de una amiga es una de ellas. Desafortunadamente, esta regla se viola con mucha, pero muuucha frecuencia. 

Nos hubiera servido mucho saber esto cuando éramos lenchas bebés para evitarlo (en la medida en la que se pueda, jaja).

¡Aguas con tener sexo con tus amigas!

Esto también pasa muchísimo. Y aunque algunas solo lo hacen una vez o se convierten en fuck buddies de confianza, pocas lo logran con éxito. 

Eso de agarrarte con tus amigas en la peda o lo que sea, generalmente viene acompañado de drama, mucho drama. Porque, lesbi honest… rara vez podemos dejarlo como one night stand.

Y si decidimos repetirlo, eventualmente, una (o las dos) se pueden llegar a clavar. Y entonces se convierte en un desmadre.

Las lenchas (bebés o veteranas) también pueden ser misóginas y machistas

Pues sí. Además de que a veces podemos ser bastante intensas, las lesbianas también llegamos a tener actitudes machistas y misóginas, ¿eh?

Eso de pensar que la ‘más masculina’ debe pagar todo o que si una —por lo general es activa— no le gusta que se la cojan, son actitudes que muchas lenchas llegan a tener.

Datear mujeres no siempre es fácil

Otra cosa que nos hubiera gustado saber cuando éramos lenchas bebés es que salir con mujeres no es una walk at the park.

O sea, amamos ser lesbianas y toda la cosa, pero neta que salir con mujeres puede llegar a ser sumamente difícil. Y claro que con el paso del tiempo vamos dominando ciertas cosas, pero siempre hay sorpresitas. Nunca dejamos de aprender. 

Eso del ‘U-hauling’ no aplica para ti… hasta que sí

Ay, cómo me burlaba de mis amigas cuando se mudaban —tan rápido— con sus novias en turno. Obvio pensé que eso cero me pasaría… hasta que me pasó.

Bueno, en mi defensa, no fue taaan rápido. Fue después de un año de relación. Pero neta que dejé mi vida entera en CDMX para mudarme a Guadalajara.

¡O sea! Claro que en ese entonces juraba que ella era el amor de mi vida, no doubt about it. Y pues, nada… ya no vivo en Guadalajara, ¿ok?

De ninguna manera me arrepiento, ¿eh? Al contrario. Pero obviamente quedé como estúpida por haberme burlado en el pasado. 

Lenchas bebés: NO hay prisa, chill the fuck out! Con amor, las lenchas con más kilometraje

Neta no hay rush. A veces nos emocionamos muy rápido (sobre todo cuando somos lenchas bebés) y creemos que estamos enamoradísimas. Pero suele pasar que, en realidad, se trata de nuestra constante necesidad de tener una conexión con alguien.

Es importante tomarnos el tiempo para detenernos a pensar un poquito más allá de nuestra infatuación y —aparente— enamoramiento. Si es the one, she’s not going anywhere, ¿ok?

En conclusión, si eres lencha bebé, de nada. Si eres lencha veterana… I salute you! Probablemente no supiste todo esto hasta que lo viviste, y estoy muy orgullosa de ti por haberte levantado. Ahora puedes ayudar a una baby lesbian y coachearla como se debe.

Y a ti ¿qué cosas te hubiera gustado saber cuando eras lencha bebé?

error: Alert: Ya te vimos pillín, mejor comparte.