InicioLGBTQ+LesbianasCómo es una lesbiana soltera vs. una lesbiana con novia

Cómo es una lesbiana soltera vs. una lesbiana con novia

-

Tener pareja hace que tu mundo se ponga de cabeza y todo se reacomode. Estas son 5 diferencias entre una lesbiana con novia y una soltera.

Una relación lo cambia todo. No importa cuánto te resistas, es imposible que tu ritmo y estilo de vida de cuando eres soltera sea el mismo a cuando estás en pareja. Estas son 5 diferencias abismales entre una lesbiana soltera y una lesbiana con novia. ¿TIENES DUDAS DE SI ERES LESBIANA O NO? HAZ ESTE QUIZ Y DEJA TUS DUDAS ATRÁS.

Las fiestas

Una lesbiana soltera tiene todo el tiempo disponible y las ganas de ir a cada fiesta que la invitan. No se va hasta que dejen de poner sus canciones favoritas, ni hasta que sus piernas no la puedan sostener por el cansancio o por la borrachera.

En cambio, una lesbiana con novia cada vez va a menos de esos eventos. Y no es porque no le den permiso, sino porque prefiere quedarse en su casa y ver películas (o no) con su pareja. Ya no le interesa la emoción de la fiesta, no si al fin tiene todo lo que alguna vez podría pedir en una sola persona. ESTAS SON 10 SERIES EN DONDE ENCONTRARÁS AL MENOS UNA PAREJA LÉSBICA.

via GIPHY

Las amiguitas

¿Qué lesbiana soltera se niega a tener al menos una ‘amiguita’ especial? Esas que no son completas desconocidas, pero que tampoco representan nada serio.

No obstante, justamente porque estas amigas no representan nada serio, desaparecen una vez que una lesbiana consigue novia. Porque toda la diversión que podría tener con esas amiguitas, ahora la puede tener y disfrutar al máximo con una sola persona que la vuelve loca.

via GIPHY

Las uñas

Una lesbiana soltera puede dejarse crecer las uñas una semana o dos, o incluso un mes. Y, aun si no se las quiere dejar largas, se las puede pintar o arreglar como a ella mejor le plazca.

Una lencha con novia, por otro lado, tiene que mantener un régimen. Especialmente si ella es la activa en su relación. Se corta las uñas diligentemente cada una o dos semanas y nunca las trae pintadas porque, de todas maneras, el esmalte siempre se cae demasiado rápido.

via GIPHY

Los planes a futuro

Toda lesbiana soltera es fuerte, independiente y no necesita a ningún hombre o mujer para alcanzar sus objetivos. Todos sus sueños solo la contemplan a ella, a sus amigas y a sus mascotas.

Sin embargo, cuando consigue novia, estos sueños se modifican radicalmente. Gracias a la intensidad que la invade una vez que se enamora, de repente empieza a soñar algo que quizá nunca quiso: una vida hogareña y llena de mascotas (o hijos, si es una lencha muy aventada). TE DECIMOS 5 MANERAS EN LAS QUE LAS LESBIANAS SOMOS BIEN INTENSAS.

via GIPHY

El clóset

Seamos honestas: no importa si estás soltera o en pareja, es imposible tener el clóset ordenado a la perfección. No obstante, durante la soltería sabes exactamente dónde está todo lo que te pones normalmente y conoces en qué parte de tu caos se encuentra cada cosa. Pero cuando eres una lesbiana con novia tienes que aceptar que tu clóset se ha salido de control.

Puedes acomodar tus cosas preferidas en un lugar, pero tarde o temprano tu novia las encontrará y escogerá cuál de todas le queda mejor para ese día. El armario de las dos es mucho más caótico, sí, pero también tiene sus ventajas. De tanta variedad que hay, una vez que se junta la ropa de las dos, se puede decir que el clóset de una lesbiana con novia de verdad tiene ropa para toda ocasión.

via GIPHY

Cuando una lesbiana se enamora, toda su vida cambia. Se vuelve mucho más intensa pero, curiosamente, su espíritu fiestero se va calmando y se hace mucho más hogareño. Y si tú nunca has sufrido ninguno de estos 5 cambios radicales, deberías de preguntarte si alguna vez te has entregado por completo a un amor.

¿Existirá alguna lesbiana que no sufre alguno de estos 5 cambios cuando pasa de ser soltera a estar con novia? ¿Conoces una criatura mítica así? ¡Etiquétala en los comentarios!

Yet Akatzin Almazán
Literata, volátil, y distraída, todo al mismo tiempo. Toco el bajo en mis ratos libres y soy malabarista cuando no hay dinero. Escribo cuentitos a veces. Tengo una morrita bien chida y por eso la presumo. Las ganas de darle un buen futuro a nuestros 11 gatos es lo que (a veces) me levanta en las mañanas.
error: Alert: Ya te vimos pillín, mejor comparte.