Todo lo que está mal con las gender reveals

Las gender reveals tienen muchos problemas graves. / Twitter

Aparte de provocar varios accidentes innecesarios, las gender reveals o fiestas de revelación de género de los bebés tienen muchas cosas mal.

Si no estás familiarizado con el concepto de las gender reveals o fiestas de revelación de género, no te preocupes, es muy sencillo de entender.

Se trata de fiestas o eventos en los que una pareja, generalmente heterosexual, comparte de manera pública cuál será el ‘sexo’ de su futuro bebé. 

Sin embargo, existen muchas confusiones respecto al género y al sexo, por lo que han levantado mucha controversia y críticas. Sin mencionar que las acciones para hacerlo suelen ser consideradas bastante tontas y peligrosas.

Ejemplo de una gender reveal

¿Por qué tanto éxito?

Las gender reveals o fiestas de revelación de género son una tradición más o menos nueva dentro de la cultura popular y normalmente forman parte del baby shower.

Comenzaron como prácticas más o menos inocentes y lo usual era tener un pastel con rellenos de diferentes colores. Azul si era niño y rosa si era niña, fin de la historia.

No obstante, las redes sociales han hecho que las personas quieran hacer de este evento una situación original y creativa que pueda impactar tanto a sus invitados como a sus seguidores.

Es así como hemos terminado con grandes espectáculos de pirotecnias, shows de luces y hasta peleas de botargas volviéndose virales en las diferentes plataformas en línea.

Sin embargo, el éxito de estas fiestas también tiene que ver con cómo la discusión acerca del género ha avanzado dentro de la opinión pública. En entrevista para Vox, Gayatri Gopinath, investigador del Centro para el Estudio del Género y la Sexualidad de la Universidad de Nueva York, comentó:

«No creo que sea una coincidencia que, en este momento en el que el sistema de género binario está siendo desafiado con más intensidad que nunca, veamos eventos de revelaciones de género volverse más y más estrafalarios y exagerados».

Pastel de gender reveal

El género es una construcción social

La afirmación de Gopinath sobre las gender reveals o fiestas de revelación de género no viene de la nada. La lucha de la comunidad trans, el reconocimiento del género no binario, así como el uso del lenguaje inclusivo han amenazado la idea de que solo existen ‘hombres’ y ‘mujeres’ cisgénero.

Sobre todo hay una gran confusión respecto a la definición de conceptos como identidad de género y sexo biológico. Como hemos explicado antes en Homosensual, el género es una construcción social que, impuesta de esta manera, puede ser sumamente dañina.

De acuerdo con Alexandra Salomon, profesora de la Universidad de Northwestern, las gender reveals son modelos rígidos que imponen un solo concepto de masculinidad y femineidad, de lo que se espera que sea un hombre y una mujer. Vestigios de tradiciones que no reflejan la gran diversidad que existe en el mundo de hoy.

Al respecto la investigadora puntualizó:

«Lo que nos estamos perdiendo es la oportunidad de tener una conversación más grande respecto a cómo los hombres se crean para sí mismos una masculinidad bastante robusta que es a la vez dura y suave, que es a la vez fuerte y protectora».

Personas que hicieron una gender reveal con gallos de pelea. Twitter @hernan_n1

No a los gender reveals 

Además del gran impacto social que tienen las gender reveals o fiestas de revelación de género, las locas peripecias de la gente han traído consecuencias graves.

A principios de septiembre de 2020, se reportó un terrible incendio en El Dorado, California, que fue provocado por pirotecnia que se salió de control en uno de estos eventos.

Las razones son muchas y amenazan tanto a la equidad social, como a nuestra seguridad inmediata. Por eso, en lugar de hacer virales este tipo de contenidos, habría que ponerlos en el ojo del huracán y destacar cómo dañan enormemente los esfuerzos por promover la diversidad.

¿Qué opinas de las gender reveals? ¿Son benéficos de algún modo para nuestra sociedad?

Con información de El Siglo de Torreón y Vox.