Gay

Sebastián Vega, el basquetbolista gay que ‘traicionó’ a la heterosexualidad

Sebastián Vega basquetbolista gay
Sebastián Vega / Foto: El Clarín

El basquetbolista Sebastián Vega es uno de los pocos atletas que se han declarado abiertamente gay en el deporte latinoamericano.

Antes de declararse gay, el basquetbolista Sebastián Vega pensó en retirarse. Quería tener un empleo que le permitiera llevar una vida más privada. E incluso creía que al salir del clóset perdería su trabajo. Sin embargo, cuando en realidad decidió dar el paso, la realidad fue muy distinta. Lo que que encontró fue apoyo y aceptación. Pero eso no quiere decir que su camino a la aceptación no haya sido doloroso.

Sebastián Vega en partido de la liga aegentina de básquet / Foto: El Doce

Leonardo Gudiño, periodista del portal argentino Página 12, describió a Sebastián como una persona que vivió «una guerra íntima por haber ‘traicionado la heterosexualidad’ obligatoria del deporte». Y la descripción no podría ser más adecuada.

La verdad y la libertad

El basquetbolista argentino salió del clóset el 10 de marzo a través de una carta publicada en su cuenta de Twitter. Pero antes de ello, recorrió un largo camino que relató en el texto titulado La verdad nos hace libres:

«Me acuerdo del momento con exactitud: yo tirado en la cama, absolutamente a oscuras, mirando el techo en silencio, sin saber qué hacer, sin querer asumir, con la cabeza explotada. Acababa de estar con un hombre por primera vez y no lo podía aceptar. Aquella noche fue una de las peores que recuerde. Me debatía entre mis deseos de estar con otro hombre y todo lo demás».

Sebastián Vega durante partido de la liga argentina de básquetbol / Foto: Telam

Sebastián Vega / Foto: Xtasis

En la carta, Sebastián relata que primero negó su homosexualidad. Intentó llevar una vida heterosexual, e incluso tuvo novia. Pero cuando no pudo más con el silencio, se aceptó a sí mismo como gay. Primero se lo contó a su familia, luego a sus amigos, después al entrenador y al capitán del equipo, y finalmente al resto de sus compañeros. Después publicaría la carta que, para su sorpresa, trajo en su mayoría reacciones de apoyo y solidaridad.

Un club con compromiso LGBTQ+

De acuerdo con el propio jugador, las reacciones a su carta fueron de empatía. Pero quizá el fenómeno que Sebastián suscitó en el deporte argentino no habría sido posible sin la solidaridad de su club.  Entrevistado por Página 12, Vega describió así el apoyo de su equipo, Gimnasia y Esgrima de Comodoro:

«Fue todo muy fluido, con todas las personas con las que fui hablando: el club, el presidente, el entrenador, mis compañeros, mi representante, todos me brindaron su apoyo. Uno de mis grandes miedos era quedarme sin trabajo. Para mí fue de mucha confianza que el club me haya renovado para este año. Pude romper con los miedos que yo tenía, realmente fueron muchos años en lo que pensé en retirarme. Por eso empecé a estudiar, no podía con esa situación. El club donde estoy ahora tiene mucho compromiso con lo LGBT».

¿Cuántos basquetbolistas abiertamente gay habrían si el medio del deporte fuera tolerante como el equipo de Sebastián Vega?

Con información de Página 12

error: Alert: Ya te vimos pillín, mejor comparte.