San Aelredo A.C., la organización LGBT que se separó de la iglesia

CElebración de la organización LGBT San Aelredo
Integrantes de la organización LGBT San Aelredo junto con el obispo de Saltillo Raúl Vera

La organización San Aelredo A.C. nació como parte de la diócesis de Saltillo, pero se separó de ella para defender los derechos LGBT.

La organización LGBT San Aelredo se constituyó como Asociación Civil en 2007. En sus inicios, surgió como un grupo juvenil vinculado a la diócesis de Saltillo. Hoy, más de una década después, es referente del activismo por los derechos de la diversidad sexual en Coahuila.

Sin embargo, en el camino la organización tuvo que enfrentar varios desafíos. Luchó contra los prejuicios al interior de la iglesia, rompió con parte de la jerarquía católica y enfrentó hasta una campaña mediática. Al final, logró demostrar que la diversidad sexual y los valores religiosos no tienen por qué estar peleados.

Los orígenes

Noé Ruiz Malacara, presidente de San Aelredo A.C., contó en 2016 durante una entrevista con Vanguardia que el nacimiento de la organización se logró pese a las voces que al interior de la diócesis de Saltillo afirmaban que la población LGBT no podía llevar una vida cristiana.

El obispo Raúl Vera apoyó el surgimiento de la organización LGBT San Aelredo A.C.

Sin embargo, el proyecto contó con el apoyo del obispo Raúl Vera y del sacerdote Robert Cogan. Y pronto, San Aelredo se ganó el reconocimiento de la población en general gracias a su labor. La organización impulsó retiros espirituales, foros de diversidad sexual y eventos culturales como proyecciones de cine LGBTQ+.

San Aelredo incluso logró participar en mesas de diálogo con autoridades para exigir el reconocimiento de las uniones entre personas del mismo sexo. Y también participó en programas televisivos, promoviendo la inclusión de la comunidad LGBT.

Rompimiento con la diócesis

Sin embargo, el rechazo a los derechos LGBT y a la labor de la organización San Aelredo siempre estuvo presente dentro de la iglesia. 

Una nota del portal Zócalo fechada el 1 de agosto de 2011 registró los motivos del rompimiento entre la ONG y la diócesis.

Noé Ruiz Malacara explicó en aquel momento que San Aelredo abandonó la diócesis de forma voluntaria. Agregó que la organización lo hizo con el fin de seguir luchando para que las personas LGBT tuvieran los mismos derechos que los heterosexuales. E incluso comentó que lo anterior no era del agrado del Vaticano.

Integrantes de la organización LGBT San Aelredo siguen realizando misas con el obispo Raúl Vera.

San Aelredo también enfrentó una campaña negativa de la Agencia Católica de Informaciones (ACI-Prensa) que, de acuerdo con Ruiz Malacara, provocó que el Vaticano llamara a rendir cuentas al obispo Raúl Vera.

Años, después, en enero de 2020, Vera reveló que, en efecto, existieron presiones para actuar contra la organización LGBT San Aelredo:

«Fue allá, en el Vaticano, donde me dijeron que desbaratara el grupo, que hiciera barbaridad y media».

En pie de lucha

Pero a pesar de las dificultades, San Aelredo A.C. se consolidó gracias a su trabajo como agrupación referente del activismo LGBT en Coahuila. Apoyan a la comunidad, denuncian injusticias y organizan eventos culturales.

Además, lograron lo anterior sin alejarse de los valores que les dieron origen. Pese a sus diferencias con parte de la iglesia, San Aelredo mantiene una buena relación con el obispo Vera. De hecho, el prelado ha realizado misas en honor a la organización y a la comunidad LGBTQ+ y apoya abiertamente la diversidad sexual.

Toda esta trayectoria convierte a San Aelredo en una organización ejemplar, demostrando que el activismo LGBT puede tener múltiples caras.

Con información de Vanguardia, Zócalo y La Jornada

error: Alert: Ya te vimos pillín, mejor comparte.