Renuncia obispo mexicano que recibió insultos por defender derechos LGBTQ+

obispo derechos LGBTQ+
Obispo Raúl Vera en misa con la comunidad LGBTQ+/ Foto: GM Noticias

El apoyo de este obispo a los derechos de la comunidad LGBTQ+ lo convirtió en objeto de insultos y señalamientos de la prensa católica.

En Saltillo, uno de los más activos defensores de los derechos de la comunidad LGBTQ+ es el obispo Raúl Vera. Conocido por oficiar misas en honor de organizaciones que promueven el respeto a la diversidad sexual, el prelado envió este 2 de junio su carta de renuncia al Vaticano.

El hecho se debe a que, de acuerdo con las normas del Derecho Canónico, los obispos deben presentar su renuncia al papa al cumplir 75 años de edad. Por el momento, Vera Jiménez ya cumplió con el procedimiento, pero su dimisión todavía no es aceptada por el pontífice. Y mientras tanto, Vera Jiménez continúa siendo una voz incómoda para algunos sectores de la Iglesia.

Voz disidente

Pese a su jerarquía, Raúl Vera es una de las voces más críticas frente a algunas de las actitudes más homófobas de la iglesia. El obispo colabora con la asociación San Aelredo A.C., grupo que se dedica a promover los derechos de la comunidad LGBTQ+ y que, en su momento, formó parte de la diócesis de Saltillo, pero posteriormente fue expulsado tras recibir cuestionamientos desde el Vaticano.

En su momento, Vera López reveló que desde la sede papal se le pidió «desbaratar al grupo». Sin embargo, el prelado hizo todo lo contrario. En enero de 2019 ofreció una misa para integrantes de la comunidad LGBTQ+ y les pidió seguir luchando por sus derechos:

«Deben defenderse, como grupo que la sociedad lo quiere mantener aislado, condenado a la clandestinidad, a la no identificación, porque eso es lo que quisieran muchas familias, que ‘no existas, porque nos daña que existas’».

Asimismo, el religioso expresó su solidaridad con Krzysztof Charamsa, teólogo polaco que en 2015 se declaró abiertamente homosexual y reveló que mantenía una relación con otro hombre. Posteriormente,la Iglesia católica expulsó a Charamsa.

Víctima de la homofobia

Por su trabajo a favor de los derechos de la comunidad LGBTQ+, el obispo se convirtió en una víctima indirecta de la homofobia. En 2019, tras la misa que ofreció para a comunidad católica homosexual, recibió insultos:

«Hace días aquí había una escandalera porque recibí a personas LGBT+ y les dije que tenían mucho que hacer por la iglesia. Tenemos que dejar los prejuicios por lo que hemos leído, dejar de tacharlos de perversos. Recibí cartas insultantes, de odio hacia mí».

Asimismo, recibió críticas por parte de la prensa católica. En uno de sus artículos, la Agencia Católica de Informaciones (ACI-Prensa) lo señaló por su cercanía con la organización pro derechos LGBTQ+ San Aelredo A.C.:

«Vera presidió la Santa Misa en el 18º aniversario de la asociación San Aelredo A.C., que promueve el mal llamado “matrimonio” gay y el cambio de identidad de transexuales en el país».

ACI también criticó a Vera por transmitir a través de las redes sociales foros en los que se discuten temas relacionados con la diversidad sexual.

Sin embargo, pese a las críticas, el obispo sostiene que «la iglesia no puede ponerse del lado de las fobias» y continúa defendiendo los derechos de la comunidad LGBTQ+.

Con información de El Heraldo de Tabasco y La Jornada

error: Alert: Ya te vimos pillín, mejor comparte.