Activista lesbiana se suicida y deja emotiva carta

activista lesbiana sarah hegazi suicidio
Sarah Hegazi, activista lesbiana, sostiene una bandera LGBTQ+ durante un concierto en El Cairo / Foto: Twotter @bahirairl

La activista lesbiana Sarah Hegazi explicó su suicidio con una emotiva carta en la que asegura que el mundo fue «extremadamente cruel».

El activismo es sinónimo de lucha. Sin embargo, la lucha de Sarah Hegazi terminó este domingo. Ella no solo fue encarcelada por defender los derechos de la comunidad LGBTQ+, también fue víctima de tortura. Y, tras verse obligada a escapar de su país, la activista lesbiana optó por el suicidio porque —según sus propias palabras— «la experiencia fue muy dura». 

La activista egipcia de 30 años se encontraba asilada en Canadá. Antes de quitarse la vida, dejó una nota en la que explica los motivos de su suicidio y pide perdón a sus amigos y familiares. Además, otorga su perdón a quienes fueron crueles con ella:

«A mis hermanos: traté de encontrar la redención y fallé, perdónenme. A mis amigos: la experiencia fue muy dura y yo demasiado débil para resistirla, perdónenme. Al mundo: fuiste extremadamente cruel, pero te perdono».

Nota de suicidio de la activista lesbiana Sarah Hegazi / Foto: Reddit

«Para ellos, yo era una criminal»: activista Sarah Hegazi

El suicidio de esta activista lesbiana, admirada a nivel mundial por su valentía, estuvo precedido de una vida trágica.

Sarah se hizo conocida a nivel mundial en 2017. Aquel año, la activista acudió al concierto de la banda libanesa de indie rock Mashrou Leila en El Cairo y levantó una bandera con los colores del arcoíris. Ese simple acto y su adhesión a las causas en pro de los derechos de la comunidad LGBTQ+ le costaron su libertad. El Gobierno egipcio la acusó de «pertenecer a un grupo ilegal», además de «promover la desviación sexual y el libertinaje».

Posteriormente, en una entrevista con la cadena estadounidense NPR, Hegazi explicaría los motivos de sus acciones, así como las repercusiones que tuvieron:

«Fue un acto de solidaridad con todos aquellos que son oprimidos. Estábamos orgullosos de sostener la bandera. No imaginamos la reacción de la sociedad y del Estado egipcio. Para ellos yo era una criminal, alguien que estaba atentando contra la estructura moral de la sociedad».

Tras el encierro, Sarah se vio obligada a dejar su país. En 2018 encontró asilo en Canadá. Sin embargo, su paso por la cárcel la cambió para siempre. Sufrió tortura a través de electrochoques, trauma que jamás superaría.

«La prisión me mató»: SH

El que finalmente acabó con la vida de la activista lesbiana Sarah Hegazi no fue su primer intento de suicidio. En 2018, durante su entrevista con NPR, ella misma admitió que ya había intentado cometer suicidio a través de una sobredosis. Y no sólo eso: advirtió públicamente que lo intentaría de nuevo: «La prisión me mató, me destruyó», afirmó al referirse al tema.

Lamentablemente, su caso no es único. El arresto de Hegazi en 2017 formó parte de la mayor campaña del Gobierno egipcio contra la comunidad LGBTQ+ en la historia reciente. En total, fueron encarceladas 56 personas, de entre las cuáles ella era la única mujer. Sin embargo, no fue la única que intentó suicidarse tras su paso por la cárcel. El activista Ahmed Alaa también intentó hacerlo sin éxito.

«El cielo es mejor que la tierra»: SH

Además de su nota escrita a mano, Sarah dejó un mensaje de despedida en sus redes sociales. Horas antes de quitarse la vida, publicó una foto en su cuenta de Instagram en la que se le observa sonriente: «El cielo es mejor que la tierra», dice el mensaje que acompaña una fotografía suya tendida sobre el césped, con una hermosa vista de las nubes.

Que descanse en paz Sarah Hegazi, la activista lesbiana cuyo suicidio recuerda que el mundo puede ser «extremadamente cruel» con los «diferentes».

Con información de Egypt Today, Reddit y Middle East Monittor

error: Alert: Ya te vimos pillín, mejor comparte.